Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Hoy a las 5:08 am por Corvo Attano

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Hoy a las 4:44 am por naicol

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.less
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Night Shift [Priv. Noelle]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Night Shift [Priv. Noelle]

Mensaje por Jace Fox el Vie Feb 17, 2017 9:58 am

Podía decir, con absoluta certeza, que los domingos eran el día más pesado de la semana. O al menos en la rutina del pelirrojo, así lo parecían. Y es que en su momento le había parecido una excelente idea; si no tenía que asistir a clases podía optar por el turno completo aquel día, después de todo a nadie le caía mal un poco de dinero extra y no era como si tuviese más cosas que hacer. El problema, sin embargo, residía en la cantidad de gente que recibían precisamente los domingos, claro, ¿A quién no le apetecía salir a pasear y tomarse algo los domingos? No se malentienda, no le desagradaba su trabajo, simplemente resultaba… agotador, y la idea de las clases a la mañana siguiente no le alentaba demasiado a llegar al final del día.

Fue imposible negar el alivio que sintió cuando, finalmente, la puerta de la entrada mostraba el letrero de “cerrado” en el cristal. Lo único que ocupaba lugar en su mente a esas alturas era un baño caliente y su cama. Una sonrisa pequeña se dibujó en su rostro mientras avanzaba hacia el pequeño cuarto de empleados para buscar sus cosas y, de una vez por todas, retirarse por ese día. Se dio el lujo de estirarse ampliamente, pero antes de que lograse terminar de hacerlo una mano en su hombro lo hizo tensarse de nuevo. Por sobre su hombro encontró su mirada con la del gerente y un escalofrió lo recorrió, tragó en seco, temeroso de lo que seguía.

“Fox, puedes cerrar hoy tu ¿cierto? Quisiera que limpies un poco la barra y la cocina…”

Con una sonrisa claramente forzada había intentado negarse, pero la presión sobre su hombro aumento levemente, haciéndole saber, de forma sutil, que realmente no le estaba preguntando al respecto-P-Por supuesto…-Fue su respuesta, aun con aquella sonrisa obviamente falsa. En el fondo quería soltar un par de maldiciones, pero se quedó educadamente callado, aceptando su triste destino con resignación. La campanilla de la puerta sonó por última vez, dejándolo solo en la cafetería.

Dio un largo y cansado suspiro-Yo solo quería irme temprano…-Se quejó en lo que salió casi como un pequeño lloriqueo y que, en cierta parte, lo era. Echó un vistazo a su alrededor y luego al reloj, iban a dar las once de la noche dentro de nada. Soltó otro suspiro igual o aún más pesado que el anterior y comenzó con la limpieza, con la única motivación de que entre más pronto terminase, más pronto podría regresar a su dormitorio.

El tiempo le parecía pasar de forma lenta y tediosa. No se puede decir que estuviese haciendo todo de buena gana, pero tampoco lo estaba haciendo mal, en lo absoluto, no quería perder el trabajo o que le regañasen el lunes, así que hacía la limpieza como era debido con cara de obvio fastidio. El silenció en el local y la oscuridad que lo envolvía por fuera le daban al ambiente un aire de tranquilidad totalmente opuesto al que tenía el lugar por las tardes, y si bien Jace llegaba a agradecerlo, también potenciaba sus ganas de irse a casa y dormir de una vez por todas. Apoyado sobre el mango del trapeador, los ojos verdes del joven se posaron en el reloj una vez más; 11:30 p.m. bostezó sin mucho ánimo y continuo su trabajo.

Pasó cuando tuvo que sacar un par de bolsas de basura fuera del local por la puerta de servicio, ubicada detrás del mismo. Cargaba con algo de dificultad la bolsa no por su peso, si no por su volumen un tanto incómodo para moverla, el callejón en completo silencio y oscuridad se vio perturbado por un sonido seco de algo cayendo. El pelirrojo se tensó de inmediato, dejando la bolsa con cuidado en el suelo y mirando a su alrededor con atención, incapaz de ver nada, pero seguro de lo que había escuchado. Se apresuró a sacar conclusiones ¿Algún ladrón? ¿Tal vez solo un malviviente hurgando por el callejón? O tal vez… ¿Un fantasma? Negó de inmediato con la cabeza ante esta idea “No seas ridículo” se reprendió mentalmente mientras trataba de desechar por completo la idea, pero los cotilleos de las cosas extrañas que sucedían en la ciudad por las noches o incluso durante el día, aquellos que alcanzaba a escuchar muchas veces en la escuela o en la misma cafetería hacían un eco molesto en sus pensamientos.

-¿Quién… quien anda ahí?-Preguntó, con voz firme, lo ojos verdes bien abiertos y atentos al menor movimiento. Maldijo por lo bajo el ser incapaz de sentir las almas ajenas como algunos de sus compañeros y simplemente se aventuró a dar un paso hacia el frente-¿Quién anda a-?- A mitad de repetir la pregunta un estruendo metálico lo hizo dar un leve salto en su lugar.

Unos ojos amarillos y brillantes, pupilas delgadas como rendijas lo miraban con atención. Un gato negro como la oscuridad del callejón le vigilaba atentamente. Dio un suspiro de alivio, claro, un felino tendría que haber sido su primera opción, tan solo había saltado y tirado uno de los botes. Le sonrió al animalito mientras se agachaba con tranquilidad y acercaba lentamente su mano, el gato le olfateo unos segundos antes de restregar su cabecita contra la mano del pelirrojo, casi exigiendo un mimo que el arma no dudo en darle-Me sacaste un buen susto, pequeño-Le dijo riendo levemente, sin dejar de acariciarle-Por supuesto que tenías que ser tú, después de todo, no es como si los fantasmas en verdad existieran-Soltó una risita suave y calmada, aun con la sensación de alivio presente en su cuerpo.
avatar
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 08/02/2017
Puntos : 70
Ver perfil de usuario

Jace Fox
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.