Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Miér Sep 13, 2017 3:33 pm por Misogi Kumagawa

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Miér Sep 13, 2017 3:13 pm por Silver / Albert Froste

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.lessBálderook University
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Hero Time: The secret warlock [Piv. Noel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hero Time: The secret warlock [Piv. Noel]

Mensaje por Nicolas Green el Jue Jul 21, 2016 11:28 am

El ajetreo de los días soleados siempre era el mismo, durante todo el año Nicolás buscaba el sol como lo que más le alimentaba a su ser, el calor, la luz del día, a diferencia de la gran mayoría que amaba el color gris de las nubes en el cielo, él amaba los colores azules, las nubes blancas y esponjosas, adoraba esa época donde todo lo que veía se iluminaba, donde su cuerpo estaba sudoroso, las ropas que usaba solían ser holgadas y su cabello siempre estaba seco. Pero claro, no todo podía ser como uno lo deseaba. Porque aquel mismo día las nubes grises se arremolinaban en su cabeza mientras él estaba sentado en aquella banca como si nada.

Aquel día había decido salir por su cuenta, a diferencia de los días anteriores donde se lo había pasado en compañía de N todo el tiempo, aquel día no sería lo mismo, después de todo sabía que su amigo también necesitaba de su espacio de vez en cuando. Así que había decidido salir de casa por un momento, aunque finalmente nunca decidió a donde ir del todo por lo que ahora estaba en aquella plaza comercial con una bufanda rodeándole el cuello, y un abrigo sencillo. A veces considerándolo bien, N parecía más como una mama que un amigo, pues había sido el mismo chico quien le prohibiera salir sin la bufanda ya que llevaba un abrigo tan ligero. Así que debido al respeto que tenía por su amigo había decidido hacer lo que le pedía. Y ahora estaba ahí sintiendo el aire frio que corría por las calles haciendo que todos decidieran hacer sus compras de forma rápida y huir después. El por otro lado estaba ahí de pie esperando porque alguien le salvara de su aburrición, y como si sus suplicas hubieran sido escuchadas observo como un hombre arrancaba el bolso de una mujer huyendo con el mismo.

Nicolás no tardo demasiado tiempo en ponerse de pie y comenzar a correr detrás del ladrón, quien al parecer era un hombre de armas a tomar pues corría mucho más rápido de lo que parecía y no solo eso, esquivaba de una manera sumamente increíble. Por un momento pensó en tomar su forma animal con la cual sería mucho más rápido, pero sabía que si lo hacía se metería en demasiados problemas no solo con N, si no que probablemente sería perseguido por un montón de técnicos al momento, después de todo estaba en la ciudad de los muertos. El lugar donde lo único que querían todos era cazar a los brujos que a diferencia de él iban por ahí creando experimentos con las personas y todas esas cosas malas que N le había contado, y aunque Nicolás no era malo, sino que además de todo era un héroe, dudaba mucho que fuera escuchado por los demás para después dictarle una sentencia, así que por su propio bien lo mejor sería simplemente correr a su velocidad normal en aquel cuerpo que muchas veces le resultaba incómodo.

Corrió por mucho tiempo, chocando con algunas personas que salían de la nada, pasando entre las calles y callejones de la ciudad, dejando muy atrás la zona comercial, corrió hasta llegar al final de aquel desierto internándose en aquel bosque artificial donde solía pasar una gran parte de su tiempo, observo como el ladrón seguía corriendo, pero ahí ya no habría testigos, ya nadie lo vigilaba, así que sin pensarlo salto tomando su forma animal. Y comenzando a correr con una velocidad mayor a la del ladrón salto sobre este atacando a su pierna mordiéndola con ferocidad y haciéndose con el bolso, rápidamente tomo su forma original y después se alejó de él avanzando con el objeto robado con la única intención de entregarlo, mas antes de salir del bosque escucho un claro crujido como ramas que eran pisadas. – ¿Quién está ahí? –Pregunto levantando la vista hacia donde el sonido había nacido.
avatar
Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 30/07/2014
Puntos : 110
Localización : Cerca del arroyo
Ver perfil de usuario

Nicolas Green
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Hero Time: The secret warlock [Piv. Noel]

Mensaje por Noelle Beaumont el Mar Jul 26, 2016 12:26 am

¿Qué podía hacer el espíritu de una persona muerta hace ya varias décadas en un día nublado, en el desierto de Nevada? Realmente, era una pregunta muy extraña, la cual navegaba en la mente de Noelle constantemente ese día, y bueno, no solo ese día, sino casi todo el tiempo que llevaba ahí. No le apetecía asustar a alguna persona desprevenida que se encontrara, tampoco explorar lugares aparentemente prohibidos sin meterse en problemas, ese día se sentía completamente aburrida. Ni siquiera sentía tristeza por el hecho de tener que permanecer con ese estilo de vida por todo lo que tuviera que estar condenada a quedarse en ese mundo, directamente se sentía de mal humor por el hecho de no tener nada que hacer. Simplemente se encontraba flotando por ahí, en mitad del aire, sin rumbo alguno.

Salir de la ciudad fue una de sus ideas, explorar el entorno del exterior, pasando por el caluroso desierto que rodeaba a Death City, cosa que no podía sentir, pero que en vida sí que le habría molestado bastante, después de todo prefería sentir el agua fresca que una temperatura sofocante sobre ella. Con la transparencia al máximo, previniendo cualquier cosa, se desplazó sin tener un destino predeterminado hasta dar con un bosque, lo que le parecía completamente ilógico, pero poco le debía importar. Sin ser relevante para ella, se internó en dicho lugar para explorarlo un poco, quizás encontraría algo de diversión, cualquier cosa que pudiera llamar su atención y distraerla por algo de tiempo antes de volver a su aburrimiento.

. . .

Nada, simplemente flora creciendo por todas partes y animales comunes corriendo por ahí, haciendo sus rutinas normales. Lo único que consideró bueno para olvidarse de todas las cosas negativas que llegaba a pensar a veces, fue el observar atentamente a cualquier animalito que se encontrara, después de todo, ella solo conocía en profundidad a los peces, pero poco se dedicó a ver animales terrestres cuando aún vivía en Francia. Un suspiro de resignación provenía de ella mientras miraba, cerca de un árbol, a un grupo de aves en su nido, específicamente una madre y sus pequeños. Se habría quedado así, admirando la naturaleza todo el tiempo que pudiera permanecer sin desconcentrarse de ello, si no fuera por un ruido que definitivamente le hizo dirigir su vista hacia donde podía escuchar pisadas. Como aún permanecía sin ser vista, completamente invisible, no se preocupó por esconderse de lo que fuera que viniera.

Según lo que podía oír, alguien corría y se estaba acercando, pronto pudo ver que se trataba de un hombre, viéndose desesperado por seguir avanzando, era obvio que huía de algo o que simplemente tenía mucha prisa. La primera deducción se cumplió al ver como, detrás de él, venía una especie de perro gigante, atigrado. Sí, los animales terrestres no eran su fuerte, pero tampoco creía no conocerlos lo suficiente como para darse cuenta de que eso no era nada común. - Qué demonios... - Susurró para sí misma, impresionada de lo que estaba ocurriendo, sin llegar a hacer nada pues no tenía intención de involucrarse. Se quedó con esa expresión en el rostro, observando el ataque, y luego la transformación que le dio a entender que esa criatura no era un animal normal, como sospechaba.

Al ver que la persona tomaba el bolso y se disponía a alejarse del otro sujeto, Noelle le siguió, sin mostrarse aún. Lo único que podría hacerle notar su presencia, en ese momento, sería su propia voz, pero no hizo falta eso para que el chico sospechara que alguien más se encontraba por el lugar. Una ardilla se encontraba merodeando sobre unas ramas, las cuales hicieron su característico crujido, lo cual le habría delatado de no ser porque se trataba de un espíritu que simplemente podría esfumarse de ahí. Sin embargo, no iba a escapar, no podía desaprovechar la oportunidad de ocupar su día en algo nuevo, algo que no fuera lo mismo de siempre, algo que le divirtiera en serio. Supuso que esta persona había cometido un crimen, atacar a alguien y robar era, claramente, algo malo, ella tampoco era una guerrera de la justicia, mas planeó algo para asustarle por lo que había hecho.

Se acercó al chico de ojos verdes, sin hacerse visible aún, sino que volviéndose poco a poco menos transparente mientras permanecía frente a él, mostrando un rostro serio y tratando de ser lo más tétrica posible. - Recibirás un castigo por lo que has hecho... - Mencionó como si se tratara de un fantasma lanzando una maldición, esperando para ver si lograba sacarle un buen susto, había puesto el tono de voz más temible que pudo emitir. Se le ocurrió echar un vistazo al bolso que llevaba, por su diseño podría decirse que le pertenecía a una mujer y... ¿entonces por qué demonios lo portaba el otro tipo que había sido atacado? Fue ahí cuando se dio cuenta, de que probablemente había cometido un error de deducción, aun así, no dejaría lo que estaba haciendo, tenía mucho orgullo como para disculparse en ese instante.


Última edición por Noelle Beaumont el Jue Dic 29, 2016 3:24 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 24/06/2016
Puntos : 80
Localización : Bajo tu cama
Ver perfil de usuario

Noelle Beaumont
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Hero Time: The secret warlock [Piv. Noel]

Mensaje por Nicolas Green el Miér Ago 03, 2016 12:08 pm

Escucho  la voz con atención, aunque no sabía de donde provenía el sonido hasta que la observo, sus ojos se entornaron hacia la chica que poco a poco se iba haciendo más visible. ¿Un fantasma? -¡AAAAAAAAAAAAAH! –Soltó un grito y se aferró al bolso lanzándose detrás de un árbol mientras volvía a tomar su forma canina tratando de meterse en las raíces de un árbol. “¿Qué haces Nicolás? Un héroe no debe de temerle a nada, ni a los fantasmas.” Se reprendió mentalmente y comenzó a salir de su escondite tomando nuevamente su forma humana mientras comenzaba a acercarse de nuevo a donde la fantasma se encontraba. –se-se-señorita fa-fan-tta-sma. –trato de hablar pero el estúpido tartamudeo no se lo permitía, claro eso hasta que noto el rostro de la chica. De hecho ella no era aterradora como los fantasmas de las películas, hasta cierto punto resultaban adorable, como una niña pequeña. Aquello fue todo lo que necesito para tener confianza y comenzar a hablar con más facilidad.

Señora fantasma –su nueva resolución había hecho que inclusive el tartamudeo desapareciera. ¡Genial! –Usted no da miedo observándola bien. –más se arrepintió de esas palabras al momento ya que recordó que los fantasmas podían cambiar sus formas para verse malvados después. Esperaba que esa señorita no hiciera eso. –Yo no he hecho nada malo, de hecho estaba salvando el bolso de otra señorita a quien ese hombre trato de robar. –alego en su defensa mientras mostraba el objeto recuperado. Y ahora que lo pensaba él tenía que correr a entregarlo, por lo cual sin pensarlo salió corriendo de ahí. Pero se detuvo en un golpe al recordar a la señorita fantasma por lo que regreso con la misma velocidad que se había alejado. –Acompáñeme para que lo vea por usted misma. –dijo sonriéndole amablemente aunque aún con algo de temor porque fuese a tomar una forma terrorífica diferente a la actual.

Mientras la observaba recordó la forma que se necesitaba para llegar a ser un fantasma, por lo que sintió nervios. Ella se veía como alguien joven, no más de unos dieciséis años y si no mal recordaba una vez que una persona moría su cuerpo se desintegraba dando lugar a una esfera de color azul en el caso de los humanos que representaba el alma y la esencia de las personas, pero en cambio un fantasma. – ¿Cómo es que conservaste tu esencia? –pregunto sin notarlo, para después llevarse ambas manos a la boca. –No, no, era mi intención ser insolente señorita fantasma, pero es que es realmente curioso el cómo es que puedas materializarte frente a mí. –comento con total curiosidad, siendo esta por un momento más grande que su propio miedo. Porque las cosas que despertaban su curiosidad aunque eran pocas podían mantener muy interesado a Nicolás.

Por cierto, soy Nicolás pero puedes llamarme Nico. –dicho esto una sonrisa ilumino su rostro, ya que debido a la curiosidad su miedo se había esfumado por completo dejando ver al chico amable que solía ser todo el tiempo.
avatar
Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 30/07/2014
Puntos : 110
Localización : Cerca del arroyo
Ver perfil de usuario

Nicolas Green
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Hero Time: The secret warlock [Piv. Noel]

Mensaje por Noelle Beaumont el Jue Dic 29, 2016 4:25 pm

La primera reacción ante su intento de susto fue un tremendo grito que definitivamente emocionó a Noelle, su plan había funcionado hasta el momento, claro que no lo demostró pues debía seguir en su papel de espíritu tétrico. Justo frente a ella vio como el chico se transformaba nuevamente en un animal, escondiéndose detrás de lo primero que encontró para tratar de huir de ella. En lo que él trataba de ocultarse, la aparentemente joven marinera se puso a reflexionar; los únicos seres capaces de transformarse en animales que conocía eran los brujos, a los cuales, casualmente, les tenía algo de rencor. Sin embargo, este caso parecía ser mucho menos peligroso de los que ha enfrentado en el pasado. Se perdió en sus pensamientos sin moverse de su posición, reaccionando luego al ver como aquella persona volvía hacia ella, otra vez en su forma humana. Tartamudeaba al querer pronunciar sus palabras, Noelle lo analizó, notando que estaba obviamente asustado y nervioso, lo cual ya sabía nada más escuchar su grito.

- ¿Qué quieres? - Respondió en un tono más o menos neutral, dejando ya su actuación del típico fantasma, más que nada porque se sentía algo confundida sobre qué actitud tomar al saber que estaba la posibilidad de que aquella persona fuera un brujo. De un momento a otro, la expresión del contrario había cambiado, parecía más calmado y sus siguientes palabras le indicaron la razón. La chica solo abrió los ojos con algo de sorpresa, por lo que decía, su apariencia no daba miedo y bueno, no es que ella misma intimide mucho la verdad. Pero ¿no era el hecho de que fuera un fantasma suficiente motivo para salir corriendo? Le extrañaba un poco, mas no pronunció palabra alguna mientras escuchaba lo que tenía que decirle. Poco a poco su rostro fue demostrando la leve vergüenza que sentía al haberse equivocado, era verdad que el otro tipo había robado ese bolso.

- Yo... bueno, lamento... - Intentaba disculparse, aunque era difícil, siendo bastante orgullosa le costaría pronunciar toda la frase en pocos segundos. A pesar de todo, no logró terminarla por motivos ajenos a su voluntad ya que el chico había salido corriendo, probablemente a regresar lo que le pertenecía a alguien más. Noelle lo siguió con la mirada, sin poder hacer mucho más, no sabía cómo reaccionar en ese momento. Increíblemente él  volvió, dejando aun más perpleja a la espíritu, quien dejó que el otro hablara para luego pensar durante un momento su propuesta. Ya le creía, no hacía falta que le probara que el bolso le pertenecía a una señora, además le ponía un tanto nerviosa acompañar a lo que supuestamente era un brujo. Pero viendo que se trataba de un joven amigable y con un buen sentido de la justicia, decidió acompañarlo, después de todo no tenía nada que hacer, quién sabe con qué se encontraría más adelante.

- Te acompañaré, pero al acercarme a la ciudad no dejaré que alguien me vea. - Podía hacerse pasar por una humana común y corriente, mas no quería tener que estar cuidando de que alguien la tocara por accidente y descubriera que es un fantasma y se armara un escándalo que, aunque podía llegar a ser divertido, no le apetecía en el momento. Ser un espíritu es más complejo de lo que parece. Permaneció flotando junto a él a una altura conveniente, no dijo ni una palabra por más ganas que tuviera de preguntarle si de verdad era un brujo, hasta que escuchó la pregunta que le había hecho, haciendo que Noelle le mirara durante un momento. Sí, no era un tema sencillo de tratar, pero tampoco le haría un escándalo por eso, incluso si él se estaba disculpando por haber hecho una pregunta como esa. - No, tranquilo... no hay problema. - "No es de tu incumbencia" hubiera sido una respuesta que le quedara mejor a su personalidad, la cual decidió evitar por varias razones.

- Mi muerte no fue nada común... bueno, se podría incluso decir que no morí. - Comenzó con su explicación relatando lo que su mente iba recordando de a poco, esa noche, el lugar en el que sucedió todo, el momento en el que despertó dándose cuenta de lo que había sucedido. Dudó en si seguir contándole o inventarse otra historia, no tenía mucha confianza como para ir desvelando su pasado a un ser mágico, aun así, pensándolo mejor, si de verdad era un brujo y una buena persona, podría ser capaz de sacar algún beneficio de todo eso. - Una bruja puso una maldición en mí y, según lo que entendí de sus palabras, mi espíritu vagará aquí por siempre. Mi cuerpo... bueno, no sé en qué lugar está. - Concluyó, esta vez con más seguridad que antes, poniendo un rostro un tanto triste para intentar darle más tristeza al asunto. Sabía que no era bueno aprovecharse de nadie, no era su real intención, pero si podía lograr algo, no perdía nada con probar.

- Yo soy Noelle... - No iba a darle un apodo para que pudiera dirigirse a ella, hasta que vio la sonrisa que él tenía en el rostro, haciendo que, sin darse cuenta, ella sonriera también. - Puedes decirme Noe, si quieres. - No escuchaba ese apodo desde que estaba viva, solo sus padres le llegaron a llamar así, en su escuela se referían a ella por su nombre completo, sin cortes. Al sentir que ya no había tanta tensión en el ambiente, la chica comenzó por emitir algunas palabras, con algo de cuidado. - Esto... de casualidad... ¿eres un brujo? - Después de la historia que le contó, no sabría si le respondería con sinceridad o no, tampoco cómo reaccionaría. Aun así le preguntó, tenía la duda desde hace un buen rato y quería quitársela ya de una vez.
avatar
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 24/06/2016
Puntos : 80
Localización : Bajo tu cama
Ver perfil de usuario

Noelle Beaumont
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Hero Time: The secret warlock [Piv. Noel]

Mensaje por Nicolas Green el Dom Feb 12, 2017 9:07 pm

Escucho lo de no dejar que nadie la viera por lo que sonrío emocionado —¡Se hará invisible! ¡eso es increíble! Debería de ser bastante interesante poder hacerlo, más bien debe de ser conveniente.  Como héroe eso me ayudaría un montón. —comentó sin detenerse más observando un pequeño manojo de raíces que antes hubieran sido un puñado de flores que ahora se habían secado por la falta de cuidado ¿y es que quien se pondría a cuidar las flores o más bien la fauna en un lugar como aquel? —Espere un momento.

Se detuvo colocando el bolso en el suelo y sacando de su propio morral un pequeño saco con polvos de color dorado que dejó caer sobre las plantas las cuales de inmediato comenzaron a florecer nuevamente dejando ver lo hermosas que eran. —Listo. Sigamos. —Y sin más comenzó a andar nuevamente con una enorme sonrisa en el rostro, desde siempre había sido bueno creando fórmulas, ungüentos o fertilizantes para curar las plantas, tenía la esperanza de algún día poder manejar la magia de las plantas al igual que N, había aprendido algunos trucos de el pero no podía tener un control sobre este elemento, a veces incluso sentía como si el mismo le rechazara, aunque nunca diría nada, el era un héroe y podría salir de esa sin problemas.

Al escuchar la explicación sobre su estado actual su mirada se ensombreció, había escuchado de los aldeanos que los brujos que estaban por el mundo de hecho no eran del todo buenos, todos aquellos eran malos e iban por ahí maldiciendo a la gente y esas cosas, Nicolás no entendía porque hacían todo aquello pudiendo vivir todos en armonía como en su aldea, sin necesidad de ser cazados u odiados de forma indiscriminada. Incluso el que no sabía nada del mundo estaba al tanto de que los de su raza eran odiados y no solo eso ellos eran cazados para finalmente dar más poder a aquellos que eran armas. —Lo siento... —dijo finalmente mientras apretaba más contra si el bolso —No todos los brujos son malos. —Fueron sus palabras. El mejor que nadie lo sabía, ahí fuera de lo que todos conocían había una aldea con un montón de buenas personas que practicaban la magia con el único propósito de cuidar a la tierra.

Sonrío al escuchar cómo podría llamarla sintiéndose un poco más en confianza pero tensándose inmediatamente... —Si lo soy. —Comentó mirándola fijamente con el rostro un tanto serio sin dejar de apretar la bolsa —. Pero no soy uno malo como otros, soy... bueno soy un protector de gaia y toda la vida sobre el. Mi intención es algún día poder ayudar a otros a hacer lo mismo y dejar de lado esa absurda guerra. —Comentó en serio tono mientras volvía a sonreír. — Hasta podríamos ayudarte a ti, creo que conozco a un médico de pociones que puede revertir encantamientos... aunque no es seguro ya que según él depende de la fuerza de, encantamiento. No estoy del todo informado... debí haber puesto más atención en clase —Dijo agachando la mirada sintiéndose culpable por no ser de mucha ayuda.
avatar
Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 30/07/2014
Puntos : 110
Localización : Cerca del arroyo
Ver perfil de usuario

Nicolas Green
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Hero Time: The secret warlock [Piv. Noel]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.