Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Miér Jul 05, 2017 10:12 am por Misogi Kumagawa

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Miér Jul 05, 2017 10:03 am por Silver / Albert Froste

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

» Llamarada [ Misión ]
Jue Jun 08, 2017 8:53 am por Rugi

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.lessBálderook University
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Entre Letras y Tonadas {Priv Evan}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre Letras y Tonadas {Priv Evan}

Mensaje por Sasha Clownlay el Dom Jul 17, 2016 10:16 am


El día fue un poco cansado para la pelirosa, entre sus ensayos y arreglar unos cuantos pendientes que tenia se le paso casi toda la mañana y eran pasadas las 4 de la tarde, no recordaba si había comido bien o no entre tantos quehaceres, más la nueva tarea que debía hacer era escribir un par de canciones nuevas tal y como pedía su contrato, pero esa tarde no estaba especialmente animada o inspirada para ello, ya haría algún tiempo desde que llego a esa ciudad, aunque odiase admitirlo aún no se acostumbraba era molesto. Se despidió de unos cuantos compañeros de trabajo antes de salir del edificio, no dudo mucho en irse a un solitario parque a pensar quizás así la musa hiciera acto de presencia.

Por lo que la joven decidió sentarse un momento bajo la sombra de un árbol colocándose unos lentes por gusto a pesar que no los necesitara para ver realmente, se estiro en su sitio, sintiendo la suave brisa de la tarde refrescándola, sin pensarlo mucho más, saco un cuaderno, pasando varias hojas donde se notaban varios escritos tachados de formas que expresaban claramente enojo, para cualquiera que las mirara, soltó un suave suspiro, volviendo a meter su mano al bolso esta vez tomo un bolígrafo, recogió las piernas, mirando el cielo en gesto ausenten mientras tarareaba una melodía mientras cerraba los ojos tratando de concentrarse.  

Aquel método no siempre le funcionaba pero si le ayudaba a despejarse para al menos comenzar un par de líneas, de nuevo sus orbes cobalto se dejaron ver bajando a la hoja en blanco, comenzando a escribir unas pocas tres líneas; si era sincera consigo misma no estaba tan mal, pero ahora no solo tararear sería suficiente, con calma saco de su estuche una guitarra, acomodando su espalda al tronco del árbol, ajusto las cuerdas comenzando a tocar lo primero que su dedos quisieran mostrarle.

Se detuvo un momento, comenzando a escribir las notas que comenzaba a tocar, despacio, permaneció en ese estado tocando y escribiendo alrededor de una hora, al notar que tenía lista la melodía luego de un periodo relativamente largo, sonrió satisfecha, ahora solo faltaba la parte difícil, suspiro. -La letra…siempre es un dolor de cabeza… - musito para sí misma, en voz alta, el viento soplo más fuerte dejándola ver a lo lejos un pintor bastante inspirando dibujando una hermosa joven que posaba para él, en ello una idea cruzo la mente de la chica.

Sin pensarlo mucho simplemente, se dejó llevar por esa idea quizás el resultado le gustase como no. - Deja oír tu voz, a este corazón que se está hundiendo…♪ ♫- canto para sí comenzando a escribirlo. - Pintare un lienzo de mentiras… nuevamente hoy, parece que he alcanzado una Ilusión sin fin ♪ ♫- continuo cantando, a la par que escribía con tranquila, disfrutando de la calma y soledad del parque o eso creía ella…


Última edición por Sasha Clownlay el Vie Jul 22, 2016 1:54 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 07/11/2015
Puntos : 60
Localización : donde no te interesa si?
Ver perfil de usuario

Sasha Clownlay
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Letras y Tonadas {Priv Evan}

Mensaje por Evan Doors el Dom Jul 17, 2016 9:10 pm

Quien pensaría que fuera tan difícil tratar de llevar una vida normal. Tal vez fuera por causa de que aquel era un mundo anormal, o que el especialmente se trataba de una persona nada común, pero mientras en sus manos pasaba las hojas de la sección de clasificados del periódico de la ciudad, solo podía pensar en el hecho de que un mundo de trabajo honrado, donde laborara durante algunas horas de forma autómata para obtener un salario cada 14, 15 o 30 días, se le hacía mucho más extraño que solo ir por ahí cazando seres sobrenaturales y cobrar por su eliminación.

Mientras el sol de la tarde se alzaba en el cielo, con las ramas de un árbol a su espalda sirviendo para bloquear un golpe directo del calor, el pelinegro de traje se encontraba sentado en la banca de un parque, mientras tomaba de manera despreocupada un poco de café de un envase de plástico a su lado, mismo que había tomado en un puesto cercano al parque antes de dedicar su tarde a revisar por posibles trabajos en las hojas que tenía en las manos, mirando los anuncios que ofrecían tan variopintas posibilidades entre sus cuadros y letras. Algunos trabajos eran rutinarios, como guardia de seguridad de tiendas, cuidador, plomería, asistentes en oficinas. Otros eran más especializados, tal como publicistas, diseñadores, electricistas o cocineros. Aun asi, no muchos lograban captar su atención, ya que requerían habilidades que el pelinegro no tenía tan desarrolladas y que no buscaba desarrollar en especial, después de todo no buscaba un trabajo por necesidad, si no por el simple hecho de poder tener algo de normalidad mientras estuviera en esa ciudad.

Después de todo, regresar a esa ciudad no era por gusto. Los recuerdos que liberaba la ciudad del dios de los muertos eran dolorosos, aun podía verse a sí mismo, con varios años menos, practicando cerca de la fuente del parque con un cuchillo en mano, haciendo movimientos rápidos y precisos, solo para luego soltar el cuchillo y dejar que tomar ala forma de una persona. Antes de que la imagen del rostro de esa persona se formara por completo, el pelinegro agito su cabeza para borrar los pensamientos, no podía vivir en el pasado ni en la culpa, debía avanzar, si quería cumplir su verdadero objetivo de estar en la ciudad, a pesar de que para ello, aun faltara mucho por hacer.


-¿Hum?-Con cuidado bajo el periódico que tenía entre las manos, mientras se daba cuenta de que el parque se encontraba de repente más silencioso que antes. Como bien era dicho, uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, y lo mismo pasa con lo que a uno rodea, uno a veces no se da cuenta de lo que está a su alrededor, hasta que acaba o desaparece, tal como había sido la dulce y rítmica tonada que estuviera circulando el parque desde que lego hacia casi 15 minutos y que el pelinegro no tomara en tanta atención al encontrarse su mente centrada en sus propios pensamientos.

Ladeando el rostro con expresión calma, se puso de pie mientras doblaba el periódico y lo guardaba bajo el brazo, agarrando su vaso plástico de café y poniéndose de pie, avanzando de manera despreocupada por el adoquinado suelo del parque donde estaba, mirando por el rabillo del ojo a algunos pocos transeúntes que se mantenían dispersos. Sus pasos finalmente le llevaron hasta donde encontró al posible origen del sonido.

Sentada en el césped, en la sombra de un árbol y recostada contra el tronco del mismo, se encontraba una chica de rosado y largo cabello, quien parecía entonar alguna clase de canción, pero que a los oídos de Evan no llegaban del todo bien por la distancia entre ambos, de al menos varios metros. Aun asi, lo que sus ojos sí pudieron apreciar, fue la línea de visión de la joven, quien parecía cantar mientras observaba a un pintor que estaba más cerca de la posición del pelinegro. Giro el rostro para ver al artista quien parecía entregado en su trabajo, mientras retrataba con largos y hábiles pinceladas la forma de la chica delante de él.

Parecía como si aquel punto del parque estuviera destinado al arte y a los que la perseguían, al girar su vista y notar la guitarra al lado de la joven cantante esa idea solo se hizo más presente. Con calma dio un rodeo en la circunferencia del área donde estaban, acercándose tranquilo por la parte lateral de la visión de la cantante, hasta quedarse en un banco más cercano, logrando captar un poco de su canción. Una voz bastante buena, a pesar de que Evan no sabía mucho sobre ese ámbito, aun asi podía entender que esa chica tenía talento. Pensando que pudiera ser una mejor forma de pasar la tarde que estar sentado solo en un rincón más apartado, el ¡pelinegro volvió a desplegar su periódico mientras disfrutaba de la ambientación tranquila y algo melancólica que la chica causaba con su voz, volviendo a pasar lentamente las paginas lentamente una a una, encerrando algunos de los trabajos que más le llamaban.
avatar
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 14/06/2016
Puntos : 10
Ver perfil de usuario

Evan Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Letras y Tonadas {Priv Evan}

Mensaje por Sasha Clownlay el Sáb Jul 23, 2016 4:55 pm


Las palabras se iban formando en su boca mientras, escribía en aquel papel, la verdad se sorprendía un poco de que esa tarde si pudiera sentirse algo ¿inspirada? Si, tal vez. Aunque le resultarse un poco extraño tenia días intentado escribir por la presión de la disquera y nada de lo que salía le gustaba para ser mostrado a nadie, pero ahora todo parecía ir bien, como la melodía hace un rato escrita como ahora la letra bastante deprimente que salía como por arte de magia de su mente o quizás solo era un cumulo de algunas experiencias negativas en su vida, tanto como la expresión que mostraba aquel pintor al ver su retrato con un claro brillo de encanto hacia el lienzo,  que a la misma persona que posaba para él.

Su mano se movía a la par que iba cantando cada palabra con una entonación suave casi simulando a la melodía que había compuesto hace minutos atrás,  sin duda en su expresión se mostraba concentrada sin prestarle la más mínima atención a su entorno, ni siquiera al suave viento que ondeaba sus cabellos rosas como a este le diese la gana de jugar con ellos, claro sin llegar a incomodar a la joven de mirada zafiro. Al terminar de escribirla, dejo escapar una sonrisa de satisfacción de sus labios soltando un suave suspiro, por fin escribía algo que valía la pena para ella misma que era lo importante ¿Cómo vender algo que no te gustase a ti primero? Era un dicho que había convertido en su lema, desde que incursiono en ese medio artístico, que si bien le gustaba porque amaba la música, también tenía sus otros contras, como su libertad para hacer lo que quisiese.

Dejo el cuaderno sobre su regazo tomando de nuevo la guitarra, se acomodó mejor sobre el pasto, comenzando a tocar nuevamente, cerró los ojos, dando una inhalación profunda antes de dejar oír su voz nuevamente concentrándose solo en la melodía. Empezó a cantar nuevamente. - ¿Cómo debería llamar esto?, La temperatura no cambia… Antes que la risa devore mis entrañas…♪ ♫- Hizo una pequeña pausa -Encerrada hoy… El futuro en el que pienso  es gris…♪ ♫- La voz con la que cantaba era algo melancólica pero sin duda hermosa, aunque sin darse cuenta lo hacía más fuerte que anteriormente, mientras sus dedos se movían hábilmente por las cuerdas de aquel instrumento en sus brazos.

- La fantasía que yo busque… Era solo una mentira ♪ ♫- abrió lentamente los ojos mirando hacia el frente, observando por un momento algunas personas que pasaban por allí a lo lejos, su mirada paso de nuevo al pinto y por último se detuvo en la presencia de un hombre de traje de cabellos negros, que se veía muy centrado en su lectura del diario de ese día, entrecerró los ojos un poco, molesta consigo misma por no darse cuenta que alguien estaba tan cerca de ella, suspiro dejando de cantar coloco de nuevo la guitarra apoyada en el árbol, cerrando su cuaderno marcando la página con cuidado.

Se levantó de su sitio sacudiendo la ropa que portada,  sin perder tiempo se acercó al hombre sentado en la banca extendiendo su mano a palma abierta hacia arriba mirándolo con fijeza y al ver que al parecer aun no la notaba del todo se aclaró la garganta. - ¡Hey! Escucharme cantar no es gratis ¿sabes?- comenta ligeramente divertida por su propio comentario, pero simplemente verle ahí tan tranquilo aparentemente leyendo según ella, pero para serse totalmente honesta el simplemente no pareciese un fan que la conociera, no parecía en lo más mínimo aquel tipo de hombre,  por lo que simplemente tuvo el impulso idiota de acercarse y decir aquello.

Al ver que no reaccionaba simplemente le toco el hombro, mantenido su vista en él. - Oye… te estoy hablando… - volvió a llamarle empezando a irritarse un poco por tener que hacer aquello solo por su simple impulso estúpido. ¿Cuándo aprendería? Ni ella misma quería saber la respuesta.
avatar
Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 07/11/2015
Puntos : 60
Localización : donde no te interesa si?
Ver perfil de usuario

Sasha Clownlay
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Letras y Tonadas {Priv Evan}

Mensaje por Evan Doors el Vie Ago 05, 2016 8:55 pm

Era un buen cambio, sin duda, al menos mucho mejor de lo que sería estar en un rincón olvidado solo con su propia compañía y la de su taza de café. Aquella zona del parque parecía más viva, el ambiente más enérgico, misma energía que parecía inspirar al artista que tan vehemente trabaja en su hombre, como si fuera poseído por alguna musa o esta se presentara frente a él para atiborrar su interior de inspiración y pasión por el lienzo. Pero bueno, tal vez si existiese en ese momento una musa en ese lugar, aquella música y melodía que florecían a la melancolía y recorrían la zona con tanta tranquilidad pero a la vez tanta fuerza.

Cerrando los ojos podía imaginar la melodía flotando en el aire, moverse con la brisa y recorrer entre las plantas y las ramas de los árboles. El tranquilo y apacible sol que llenaba el lugar, si uno ignoraba su apariencia alocada y sonrisa macabra, ayudaba a crear ese ambiente que posiblemente sirviera para cualquier pintor o dramaturgo, todo por aquellas notas que salían desde las cuerdas de aquel instrumento que la chica sentada debajo del arma hacia cobrar vida. Sin molestarse en abrir los ojos tomo otro sorbo de su envase de café, disfrutando del sabor fuerte y un poco amargo, para dar un suspiro tranquilo dejándose relajar un momento, olvidándose por unos instantes de su búsqueda de trabajo y del ambiente que le rodeaba, permitiendo de la misma forma que permitía el pintor, que la música surcase aquella melancolía en su interior, que avivara los pensamientos de su mente y los condujera a su gusto, que le llevara de una forma que no tenia planeada, sus recuerdos solo flotando a la superficie.

Curiosamente el recuerdo no era malo, era solo algo que había pasado en aquel lugar, hace bastantes años atrás, calculaba que tal vez una década incluso. Una visión de su yo más joven, un chico de cortos cabellos negros con una expresión de molestia constante, rotaba y se movía de forma tan hábil que haría sentirse orgulloso a un gimnasta. En sus manos había un cuchillo de casi treinta centímetros, el cual sujetaba de forma hábil, a veces soltándolo y haciéndolo quedara suspendido en el aire mientras daba algunos golpes o pretendía defenderé de otros, solo para volver a sostenerlo antes de que empezara siquiera a descender, clavándolo en un oponente imaginario.

Si, era el recuerdo era bueno, apacible, al menos hasta que su memoria le dio un pequeño golpe de realidad, cuando su yo pasado soltó definitivamente su arma, permitiendo se transformara en medio del aire, aterrizando en su lugar un chico algo más bajo que el, de piel morena y complexión delgaducha. Su imagen le hizo suspirar finalmente, enterrando ese viejo recuerdo en su mente, sin querer recordar más, de otra persona que se hubiera sacrificado por él, para que pudiera vivir
-Hum…?-

No noto que le hablaban hasta que sintió el tacto en su hombro. Su cuerpo se tensó un instante cuando su mente regreso a la realidad de golpe, abandonando sus recuerdos y dándose cuenta que la música había cesado. Pestañeo un poco para ladear el rostro y mirar a la misma chica que antes creara aquella melodía. Sus palabras tardaron un instante en penetrar en la mente del pelinegro, para luego sencillamente dejar su periódico junto al café y ponerse de pie.

Debido a que ella se había acercado hasta poder tocarle el hombro, cuando el pelinegro se puso de pie quedo frente a ella, sus ojos azules serios y analíticos se fijaron en los de ella, observando los orbes casi celestes que poseía. Su mirada era fija y casi parecía como si buscara ver más lejos de sus ojos, dentro de ella.
-Disculpa… Supongo que cuando alguien hace algo bien, no lo hace gratis… -comento con su voz ligeramente grave mientras llevaba una mano detrás de su propia nuca, rascándola un poco. Muchas personas opinaban lo mismo y eso estaba bien, si alguien tenía una habilidad, en especial una tan buena como la que había mostrado la peli rosa, era normal cobrara por mostrarla, o emplearla.

-Normalmente los artistas tienen su estuche abierto para estos casos… Como te vi tan lejos no lo pensé mucho-Sonriendo un poco, una sonrisa calmada, amigable y que había estudiado totalmente, algo que hacía verle menos amenazante con su expresión normalmente seria y tamaño considerable. Pensó unos instantes si aún tenía algo de dinero suelto, para poder darle a la chica, tomándola por alguna artista aficionada que usara esos ratos en el parque para practicar y al mismo tiempo ganar un dinero extra.-Cantas muy bien… Sin duda tienes futuro, esfuérzate-Comento a pesar de no saber nada de ese mundo, el artístico, solo hablando por lo que era su gusto personal, observándola a los ojos aun con aquella sonrisa meticulosa, para tomar la solapa de su saco y separarlo un poco de su camisa azulada, metiendo su mano libre dentro para buscar su cartera.
avatar
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 14/06/2016
Puntos : 10
Ver perfil de usuario

Evan Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Letras y Tonadas {Priv Evan}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.