Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Hoy a las 5:08 am por Corvo Attano

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Hoy a las 4:44 am por naicol

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.less
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Owen el Sáb Jul 02, 2016 8:44 pm

Inspió, a pesar de que no tenía necesidad de respirar, era como un relfejo que aun mantenia a pesar del correr de los años.

La ciudad de las brujas daba una sensacion completamente diferente, y al mismo tiempo similar, a la que DC le dio anteriormente. Él, como H. de Kishin, no tenia libertad para deambular por ninguna de las dos ciudades, pero la segunda era practicamente como la muerte definitiva. Al menos sospchaba, y más tarde confirmo levemente, que las brujas no le prestaban demasiada atención. Siempre parecían ocupadas en sus propios asuntos, y por su bajo nivel, parecía que Owen no calificaba para poder ser utilizado. No es como si él dejara tampoco que hicieran lo que quisieran con él. De todas formas, se sentía un poco más a salvo en esas calles que en los alrededores de DC. Incluso el clima, nublado en ese momento, concordaba con su gusto. No le agradaba salir de día, preferia la noche por el simple hecho de que el sol se le hacía sofocante. Pero, este día estaba bien, sin rayos de sol que chocaran directamente con su piel.

De todas formas, trataba de ocultarse, el hecho de que no fuera el mismo grado de peligro no significaba que iba a gritar a cuatro vientos lo que era. No era un idiota, tenía sentido común. Por eso, deambulaba entre los callejones que veía desiertos, o que no tuvieran tanto trafico como el resto. Se sentía un tanto pequeño, como si su alma fuera un simple grano de polvo en medio de toda esa tormenta de almas de brujas. Porque claro, estas no se molestaban en ocultarlo, no tenían ninguna necesidad. E incluso él, quien aun no tenia una habilidad para percibir las almas tan desarrollada, podía sentirlas. Sabía que no eran brujas pequeñas, en su gran mayoria parecían tener años y años de antigüedad, y se sentía un tanto intimidado. Asi que, cubrió su cabeza con la capucha, y se sentó a un lado del camino. Sin razón aparente, solo estaba cansado, no fisicamente claro, pero necesitaba un momento.
avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 27/05/2016
Puntos : 240
Localización : ....
Ver perfil de usuario

Owen
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Charlotte Bebe el Vie Jul 15, 2016 4:10 pm

Es un día nublado, de esos días que no me gustan del todo, pues la probabilidad de lluvias es alta y es cuando yo no puedo transformarme en peluche, eso me frustra un poco, pero dejando de lado el tiempo pasemos a lo que estaba haciendo, Recién llegaba de uno de mis viajesitos a D.C. estaba realmente satisfecha, acababa de comer unos cuantos postres delicioso, ademas hoy pude ver de lejos a aquella pequeña arma que deseo comer. Planeaba preparar mas pasteles y golosinas para vender a las brujas lo que les apetecía en ese momento, por lo que también había hecho la compra de varios ingredientes frescos y dulces.

Entre tarareo y risitas decidí transformarme en Peluche olvidandome por completo del tiempo del momento ya que para mi es mas fácil transportar las bolsas flotando a mi alrededor. No me di cuenta que una botella de vainilla estaba por caer y seguí despreocupada, hasta que calló al suelo y rodó hasta los pies de un muchacho, se ve agotado ¿o por que estaría en un lugar como este en esa posición? me acerqué tranquilamente y me pose en su cabeza dejando las bolsas de papel a un lado.

Hablando de él, su cabello me gustó en cuanto lo visualice, su colo rojo me recordaba al Red Velvet...pero al posarme en este sentí algo amargo en la dulzura, su alma era distinta no era humana, no era el de una bruja, ni tampoco de alguien del Shibusen... ¿que es él? con mis manos largas de peluche acaricie su mejilla y otros mimos mas, para llamar aun mas su atención.

-¿Que te pasa Red Velvet? ¿Tienes hambre?¿Quieres que cocine algo para ti?
No sabia la reacción que el tendría, podría atacarme, matarme, rechazarme pero también puede que acepte mi parecencia y me hable de lo que le pasa ... que estúpida, olvide por completo cuidar de mí, pero ahora mismo prefiero mostrarme ante este postre rojo.
avatar
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 04/06/2016
Puntos : 70
Edad : 19
Localización : Witch
Ver perfil de usuario

Charlotte Bebe
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Owen el Vie Jul 15, 2016 10:51 pm

Owen podía ver sus propios pies, con los ojos enfocados en ellos, y la cabeza hacia abajo. Se sentía un poco adormilado, y de nuevo, como una forma de decir; El pelirrojo ya no sentía necesidad de dormir, descansar y alimentarse, al menos, no de lo que comía cuando era un humano. Así que, la fatiga, por así llamarla, que sentía era más bien… opresión por las almas a su alrededor. Tantas, y no de humanos, de seres muy diferentes entre sí, pero que sus poderes no eran del tipo que uno pudiese soportar. Comenzaba a preguntarse si había sido un error internarse en esas aquellas calles, aunque sintiera curiosidad por las mismas y más que nada, por sus habitantes. Las brujas siempre habían sido fantasías de niños, protagonistas de historias de terror sobre casas y terrenos embrujados, o al menos, así las recordaba Owen. Nunca pensó que fueran realmente verdaderas, e incluso recordaba el susto que había tenido la primera vez que vio una autentica usuaria de la magia. Tuvo suerte que ésta le perdonara la vida porque su reacción le hiciese gracia. Los años siguientes, el pelirrojo las evitó, al menos, a las que pudo. Por suerte nunca tuvo un verdadero enfrentamiento de vida o muerte con una de ellas, sabía que con su bajo nivel, la única forma de sobrevivir ante ellas era no llamar la atención. Pero… cuando descubrió que tenía oportunidad de ver su ciudad, donde ellas transitaban libremente, un lugar donde podían llamar hogar, no lo pensó demasiado. Ya llevaba unas dos horas y media, y aun sentía que faltaban cosas por ver. Desgraciadamente, pensaba que lo prudente sería esperar las horas nocturnas para mezclarse en las calles principales, pero sabía también, que las brujas no tenían un horario fijo. Eran tanto criaturas diurnas como nocturnas.

Había deambulado tanto en sus pensamientos, recordando cómo había llegado ahí, y planeando en parte que hacer a continuación, que no noto cuando un extraño ser, de textura delgada, le acaricio las mejillas. Levantó la vista violentamente, estirando un poco las piernas por la sorpresa y contrayendo levemente sus manos en puños. Su mirada era dudosa, confusa y atónita. Aquel extraño ser, que parecía ser un peluche, le habló. ¿Qué diablos era? ¿Alguna clase de criatura que tenía fascinación por… por lo que él era? Había conocido brujas que se sentían curiosas por lo ajeno a ellas, incluso sabia de algunas que tenían humanos a su alrededor, como mascotas o incluso guardianes. Quizás él había sido confundido, después de todo su apariencia aún era como la de una persona normal.– ¿Eh? Yo… –No sabía que contestarle, e incluso lo había llamado por un nombre desconocido para él. Ahora, pensaba que lo estaba confundiendo con alguien más.– No soy Red Velvet. Y… ¿Qué eres tú?. –No pudo evitar preguntárselo. Aun tenía la curiosidad de un niño, aunque técnicamente tenía 66 años.
avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 27/05/2016
Puntos : 240
Localización : ....
Ver perfil de usuario

Owen
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Charlotte Bebe el Lun Jul 18, 2016 12:58 pm

Podía sentir la suavidad del cabello rojizo entre mi peluche, tan suave como el algodón de azúcar, quería que oliera a un verdadero Red Velvet, podría dormir todo el día en la cabeza de este chico de alma  peculiar.

Ahora que lo pienso, ya hace tiempo que no duermo en un sitio cómodo, si desde que deje mi hogar en Francia, no he hecho mas que estar de un lugar a otro, descansando en las tiendas de peluche, aun si me compraban los niños me dejaban tirada en el suelo o en un baúl de juguetes, aun estando en la ciudad de las brujas... no tengo aun un verdadero hogar. ¿Él lo tendrá? quizás tubo una discusión con su familia y escapó, como lo haría un chico de su edad... aun que puedo sentirlo mas maduro. Salí de mi trance cuando respondió mis preguntas, mas que responderlas simplemente habló con mas preguntas, eso no es responder una ya planteada, quizás por eso me pareció adorable y fue con una cálida risita que inicie mi respuesta.

- Bueno es obvio que no eres un Red Velvet, si así fuera estarías dentro de mi boca, te hubiese devorado en seguida.- me pose frente a sus ojos aun arriba de su cabeza, espero no asustarle- ¿nunca te enseñaron a responder a las personas cuando te preguntan algo amable?-

Espere unos segundos y pude observar mejor sus ojos, eran igual de lindos a su cabello dos Cerezas suficientemente grandes para confundirse con rubís comestibles, definitivamente el sera Red Velvet, uno de mis postres favoritos, me pose en sus manos un acariciando su suave rostro con mis manos.

-Cuando tú respondas mis preguntas yo responderé las tuyas ¿estas de acuerdo verdad?
avatar
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 04/06/2016
Puntos : 70
Edad : 19
Localización : Witch
Ver perfil de usuario

Charlotte Bebe
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Owen el Lun Jul 25, 2016 6:20 pm

El pelirrojo no sabía si esta era una situación peligrosa, o por el contrario, indefensa.

Aquel ser que se veía como un peluche, yacía acostado en su cabeza. Sus brazos caían hacia las mejillas del muchacho, como jugando con él. Algo irónico teniendo en cuenta que el primero era quien cumplía con ese rol normalmente. Incluso sonaba como una fantasía; un peluche que juega con un niño. Solo que Owen no era un niño, y estaba casi seguro de que el otro, tampoco era un simple peluche. Tenía que tener cuidado, con sus acciones y palabras, no quería comenzar un enfrentamiento, y verse obligado a llamar la atención en una ciudad donde los usuarios de la magia frecuentan. De solo pensarlo, sabía que no iba a tener un buen final. Y generalmente, hubiese encontrado una manera de escabullirse, terminar con el intento de charla que tenían, para seguir su camino y esperar, nunca tener que volver a encontrarlo.

Incluso sus respuestas, le dieron a Owen un escalofrió por la espina dorsal. ¿Devorarlo? ¿Iba en serio? Se tenso un poco, tratando de evitar el contacto visual, enfocándose hacia un costado. No era raro que las brujas tuvieran un apetito… bueno, que siempre lo tuvieran. Pero sabía de aquellas que comían almas de técnicos y armas, no de Huevos como él. Quizá esta criatura que se veía inocente, estaba más cerca de la locura que él.– M-Me parece bien, supongo. –De momento, no quería alterar de ninguna forma a lo que descansaba sobre su cabeza.– Y no tengo hambre… –Respondió la pregunta que le había sido formulada anteriormente. El hambre era algo que había perdido hace mucho, ya no sentía antojo por ningún alimento que hubiese consumido cuando su corazón aun latía. Pero, lo que si sentía, era un estado similar, cuando tenía que devorar almas. A él no le parecía correcto llamarlo hambre, porque veía claramente las diferencias.– ¿Qué eres? ¿Por qué estas en mi cabeza?. –Le preguntó, sin tanto temor ahora, puesto que creía que le respondería.
avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 27/05/2016
Puntos : 240
Localización : ....
Ver perfil de usuario

Owen
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Charlotte Bebe el Lun Ago 01, 2016 1:47 am


El clima se iba tornando un poco mas frio pues los vientos se hacían presentes y sin un sol que los caliente sería inevitable sentir el roce de tacto gélido en la briza. Pero gracias a eso las nubes se movían relajando el tenso ambiente que se había formado, el peluche suelto de mis manos se mecía tranquilamente  y el cabello rojo fluía con las ondas que el viento le traía, tanta tranquilidad.

Bese la frente del muchacho, me agradaba la compañía de otros seres, pensar en que no estaría sola por un momento me hizo liberar aquel hechizo que al hablar las palabras se dibujaran literalmente en el aire acompañadas de algún diseño de caramelos, que bello y que hermoso ¿el querría estar a mi lado? pero soy una bruja ... podría intentar cazarme...- Soy un peluche, sentí tu tristeza y eh aparecido aquí encima de tu cabeza, estoy aquí para que puedas abrazarme Red Velvet -dije animada, quería que el confiara en mi, mis manos dejaron de acariciarle el suave rostro posándome en sus piernas-¿no te gustaría un postre? ¿ un caramelo? podría darte lo que tú quieras -le respondí a su negativa respuesta anterior, siendo sinceros no me gustaba ver a nadie solo, es algo vacío y doloroso.

Apareciendo distintos dulces alrededor del muchacho, ladee mi cabeza, su alma era extraña y me daba curiosidad por saberlo. Me levante de sus piernas y volé a su alrededor, un viento frió nos envolvió a ambos, esos vientos comunes en esta zona y fue por eso que enrede parte de mi brazo en el cuello del muchacho, fingiendo una bufanda mientras me posaba en su hombro- ¿no te gustan los peluches? ¿o las brujas?- El aroma de mi peluche era más como el de una galleta dulzona suave y ligero aun que un poco intenso.

Dicha la última pregunta, ¿cómo podría mostrar mi verdadera forma al muchacho? oye hey mira soy una bruja se mi amigo por favor...no claro que no, intente sentir un poco mas su alma al recargarme en su mejilla, la sentía corrupta pero esta era la primera vez que ''veía'' algo así, hasta su alma podría ser del color de un Red Velvet ¡Fascinante! me emocione aun mas por la idea que ahora mis palabras no solo se mostraban en el aire, ahora también salía una melodía suave y corta acompañándolas, valla que vergüenza espero no piense mal de mí, pues literalmente las palabras se escabullían frente a los ojos del pelirrojo.
avatar
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 04/06/2016
Puntos : 70
Edad : 19
Localización : Witch
Ver perfil de usuario

Charlotte Bebe
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Owen el Lun Ago 08, 2016 1:50 pm

Sentía el peso extra en su cabeza, donde aquel peluche mecía sus brazo para pasarlos por el cabello del pelirrojo, un gesto en particular que le trajo recuerdos lejanos. Recuerdos de cuando aún era humano, un niño mortal sin ninguna conexión a aquel mundo de brujas y Kishins. Cuando no tenía que preocuparse por ser cazado, ni planificaba a quien le devoraría el alma. Si, las cosas habían cambiado rotundamente, porque anteriormente, no habría siquiera imaginado pasar todo lo que le haba sucedido. Menos que menos, que un extraño peluche le diera muestras de cariño.

Owen había visto a las usuarias de la magia tener habilidades muy diferentes, que abarcaban desde manipular los cuatro elementos hasta invocar criaturas propias de la pesadillas de alguien. Y esta criatura, que él sospechaba que también era una bruja, dejo salir a la luz un poco de sus habilidades. Pero eran peculiares, demasiado para que el pelirrojo pudiese decir con exactitud su fin. Las palabras que eran pronunciadas podían ser leídas en el aire, en diferentes tipos de letras y colores. Y al ver eso, sus tensos hombros se relajaron. Era una vista bonita, y si vamos al caso, la primera habilidad mágica que a Owen le agradaba a primera vista.– Que bonito… –Murmuro, sin darse cuenta. A continuación, le respondió a la criatura, pero esta vez, no tenía el mismo nerviosismo de antes.– Estoy bien… Y sigues llamándome Red Velvet, cuando te dije que no era uno… o al menos no creo serlo. –Rasco levemente su nuca.– No tengo hambre… no al menos del tipo que pueda calmarse con dulces. Hace tiempo que… que ya no me apetecen. –Y era cierto. Poco tiempo después del cambio, había descubierto que ingerir alimentos humanos no le causaba daño, pero no era agradable, no sentía la dulzura ni la sal en las cosas y simplemente dejo de intentarlo. Salvo los chicles, curiosamente era lo único que si se le antojaba, quizás por su curiosa habilidad del mismo nombre y porque calmaba sus ansias.

Una corriente de aire apareció, la cual mecia levemente los cabellos del pelirrojo. El peluche, por su parte, enrollo su brazo alrededor del cuello del chico, como si fuera una bufanda. Owen no sabia si era para protegerlo o simplemente para no ser llevado por el aire. Esta vez, se poso en su hombro, haciendo que el joven pudiera ver más detalladamente su cuerpo.– No es que no me gusten… pero tampoco me agradan demasiado. –No sabia bien cual era su opinion. Era más bien, algo neutro. Les temía, pero no las evitaba completamente ya que hasta cierto punto le causaban fascinacion. Y esta criatura no escapaba de eso. El chico no estaba seguro si era su imaginacion, pero juraba que podia sentir un olor a galletas en el aire, y antes de preguntar por eso, un melodia se hizo presente. ¿Eso tambien era parte de la magia del peluche?– Entonces… uhm, ¿Cómo te llamas?. –Él parecía ser solamente aquel quien contestaba, y comenzaba a sentir intriga.
avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 27/05/2016
Puntos : 240
Localización : ....
Ver perfil de usuario

Owen
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Charlotte Bebe el Lun Ago 22, 2016 12:54 am

¿Bonito? el piensa que mi torpeza mágica es linda... me siento feliz definitivamente no fue un error acercarme a este muchacho y sonriendo aun mas motivada me dispuse a escuchar sus palabras ¿como era posible que no pudiera disfrutar de un buen postre? probablemente la ultima experiencia que tubo su paladar fue amarga y de mal gusto, entonces yo le are tener apetito de caramelos y dulces nuevamente...claro si el acepta venir conmigo y de ser así... me esforzare lo máximo para que este lo mas cómodo posible, tal vez estaba siendo algo egoísta pero al menos estaba siendo sincera. Ignore por completo su comentarios sobre el ''nuevo'' nombre que le había puesto, realmente quería escuchar mas su voz que ahora se podía sentir y escuchar mas tranquila.

Y fue ese tono nuevo en la voz ajena que la impulso a preguntar sobre su especie, ella necesitaba saber si era seguro mostrarse ante el como una bruja, pero tampoco quería mentirle por lo que iría con mucha cautela  delicadeza evitando que el chico desaparezca de su solitaria vida. No quería, no deseaba ser olvidada de nuevo, quería estar con alguien compartiendo su larga vida, así tenga que protegerlo o ayudarle, la amistad es un tesoro que muy pocas veces se consigue y difícilmente se mantiene.

- ¿les temes a esos seres? ... yo no les tengo miedo, no pueden sospechar de un peluche sin vida fufufu-

Me reí para darle confianza al chico,dándole a entender que en presencia de una bruja yo permanecía tal cual mi apariencia como un objeto inanimado, y aun con mis manos en el cuello del muchacho me acurruque un poco en su pecho- ¿que nombre me quieres poner? yo te llamo Red Velvet por que tus ojos y tu cabello parecen a uno... ¿conoces esos postres? son deliciosos... mas que postre es una variedad en sabores de repostería, preparare unos para ti, es uno de mis sabores favoritos, si a ti te gusta uno yo puedo prepararlo-hice aparecer una pequeña galleta con forma de caramelo, algo así como una imitación de mi propia cara. La coloque frente al muchacho para que pudiera tomarla mientras flotaba.

-Yo puedo protegerte de cualquier ser maligno que quiera hacerte daño, puede ser una promesa si tu quieres, muchos seres malignos me han hecho daño a mi también y es por eso que me he echo mas fuerte que antes -

El olor a galletas se hacia mas intenso, pero a pesar de eso era suave y gentil todavía, no empalagaría las fosas nasales del pelirrojo, al igual que la melodía y las letras en el aire, definitivamente ya no podía controlarlo y salia naturalmnete
avatar
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 04/06/2016
Puntos : 70
Edad : 19
Localización : Witch
Ver perfil de usuario

Charlotte Bebe
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Owen el Mar Ago 23, 2016 6:17 pm

¿Sospechar de un peluche sin vida? Eso sonaba como si la locura se hubiese mezclado con la paranoia lo suficiente. Y es que aquella criatura tenía razón, fácilmente podía camuflarse. Pero aun así, no importara cuantas razones le daba para no temerles a las brujas, la inseguridad quedaba en él. Y de alguna forma se sentía bien sospechando, temiéndoles. Le hacía pensar que aun estaba cuerdo, que la locura no lo había tomado completamente, que el hecho de que las viera como posibles amenazas, era la parte lógica y de supervivencia que seguía dentro de él. Después de todo, le asustaba más que nada, el lento descenso a la locura que había decidido recorrer. Y que, desgraciadamente, hasta donde él sabía, no iba a poder evitarlo.– Tu puedes estar con seguridad por tu apariencia… Pero, aunque yo me vea así, no puedo… –Se atraganto levemente con las palabras a continuación.– ….camuflar mi alma. Les basta con solo un vistazo saber lo que soy. –Dijo entrecerrando levemente los ojos. Esa era quizás, la debilidad más grande. Porque las brujas tenían algo llamado Soul Protect, algo que las escondía del mundo entero si así lo deseaban. Pero las criaturas como él no, y mientras más pasaba el tiempo, su onda de locura crecería, hasta el punto donde ya no habría un lugar donde estuviese a salvo.

Aunque podía seguir dando vueltas en ese círculo vicioso, solamente hundiéndose en el solo pensamiento de que no iba a poder huir de la pérdida del control y de la locura que esperaba para dominarlo, aquel peluche le respondió lo que había preguntado ya anteriormente. Y esa respuesta, lo calmó. Aparentemente, Red Velvet no era el nombre de una persona, ni de un grupo de estas, si no, una especie de sabor de repostería. Owen no sabía nada sobre postres, apenas había aprendido a cocinar una que otra comida básica, pero claro, cuando su dieta cambio de lo que consumiría cualquier humano de 16 años, a almas, la practica fue rápidamente abandonada.– Ya veo. Y.. uhm, no gracias. Aunque lo hicieras, dudo mucho que lo comiera… creo. –El apetito de ese tipo de cosas lo había perdido hace tiempo ya. Pasaba frente a dulcerías y cualquier local de comida, sin que ninguno de los aromas en el aire lo tentara a consumir. Incluso una extraña galleta con forma de caramelo, que el pelirrojo sospecho que el peluche lo hizo aparecer, no le producía el más mínimo deseo. No de momento, al menos.– Te lo agradezco, en serio… Y se ve bonita. –Le dijo, agarrando la galleta, pero no comiéndola. No solo porque no le apetecía, si no porque en parte, seguía desconfiando de la criatura. Ni siquiera le había dado un nombre, es más había dicho que él podía elegir uno.– ¿No es confuso que yo te llame como quiera? Preferiría que me des un nombre tú. –Bajo la cabeza para poder ver al peluche, que ahora yacía en su pecho.

Las últimas palabras del muñeco fue como un golpe a la realidad. No esperaba que alguna criatura que estuviera aunque sea de paso por esa ciudad, no hubiese combatido nunca. Pero escucharlo directamente era otra cosa. Y aquellas palabras le hicieron dudar un poco, ¿Acaso él, sentía miedo de ellas porque era débil? Si fuese más fuerte, si consumía más almas aumentando su poder, ¿Podría ser capaz de enfrentarlas sin que la muerte fuese la opción más segura? Sacudió levemente su cabeza, no quería pensar en eso. Se había esforzado durante todo este tiempo para hacer que el descenso a la locura fuese el más lento posible, consumiendo almas humanas solo cuando tenía esa sensación parecida al hambre. Aún podía controlarse, aun tenía el control en sus acciones y pensamientos. Y en parte, está orgulloso de eso.– Lamento escuchar eso, que te hayan hecho daño… –Le dijo, con una voz tranquila.– …Y, ehm… Tú, ¿Eres una bruja?. –Finalmente se lo había preguntado. Aunque esperaba en parte, que volviera a contestarle que era un peluche.
avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 27/05/2016
Puntos : 240
Localización : ....
Ver perfil de usuario

Owen
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Charlotte Bebe el Miér Nov 30, 2016 9:01 am


Guarde silencio para poder escuchar cada comentario del muchacho y responderle en su momento, en ese transcurso sentí calidez, algo que tenia años sin sentir, el cuerpo y el calor de aquel pelirrojo me trajo una serenidad interrumpible, o bueno eso pensé en un principio pues justamente en el momento que pensé en acurrucarme él me pidió mi nombre. Eso inmediatamente hizo que retomara una postura menos relajada y levantara mi rostro para poder verle, justo en ese momento el bajo el suyo y ambos nos miramos directamente a los ojos, sentí un escalofrió, decidí girar mi cabeza un poco para romper alguna clase de tensión que se allá creado por mi repentina acción.

No quería responder, no quería hablar de mi nombre, aun no seria el momento ¿Cómo estaría yo segura de que el no es un cazador ocultando su verdadera alma? ... no aun no se lo diré, tal vez pueda decirle algún postre...o mi apellido nada mas... me estoy hundiendo en mi misma otra vez, estaba olvidando del calor que sentía, me estaba olvidando de la conversación con el muchacho, comenzaba a ''perderme'' y por suerte el me encontró cuando movió su cabeza y mis ojos captaron el movimiento rojo de su cabello.




Red Velvet...

susurre inconscientemente recuperando el espacio y el momento en el que estaba, ver su rostro tranquilo y sus suaves palabras me hicieron entrar en un trance, un trance en el cual deseaba obsérvalo un poco mas, me perdía en sus ojos y en su cabello y lentamente le rodee el cuello con mis ''brazos'' de peluche, como si me sostuviera de el para no caer. Sonreí alegre como solo un ser sin idea de la corrupción del mundo se mantuviera feliz y conforme con todo, ignorando todo lo malo de su alrededor. Pero fue su pregunta la que casi me quita esa sonrisa de la cara pero pude mantenerla a duras penas, no quería responderle...comencé a sentir miedo pero después de un silencio lo decidí....

¿parezco una bruja? ... y si lo fuera ¿me matarías? Yo soy un postre, me llamo Bebe ¿haz escuchado de ese postre? es uno muy dulce con burbujas en su interior.


Intente alargar por mas tiempo el momento de decirle la verdad, después de pensarlo un poco, quizás el no seria un cazador pues ya la hubiese matado desde un inicio ¿por que se puso a pensar en eso? que tonta.

Si...soy una bruja, una bruja de los postres ¿me mataras? -me quede callada un rato bajando la mirada, y después de un suspiro proseguí- ¿ahora me odias?

Justo en ese momento las imágenes coloridas y decoradas que aparecían cuando hablaba dejaron de parecer alegres y se volvieron oscuras y tristes.
avatar
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 04/06/2016
Puntos : 70
Edad : 19
Localización : Witch
Ver perfil de usuario

Charlotte Bebe
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Owen el Miér Dic 07, 2016 9:30 pm

Con cada segundo que pasaba y cada palabra que ambos intercambiaban, Owen comenzaba a acostumbrarse a las extrañas ¨metáforas¨ o respuestas que eran dada por la criatura. Se preguntó, si la razón por la que la sensación de querer huir había desaparecido, era porque ya no la consideraba una amenaza. O porque simplemente, no le importaba. Quizás en el fondo, pensaba que podría tener una lucha contra ¨eso¨, y salir victorioso. Pero rápidamente sacó ese pensamiento de su cabeza. Aún era un ser que prefería la paz, y por lo visto, aquel peluche, también se revolvía en la misma idea.

Al parecer, ahora era él quien había tocado un tema sensible. Sintió como si los minutos antes de la respuesta del peluche, fueran una eternidad. ¿Debía de retractarse? ¿Cambiar de tema antes de que sea muy tarde? Pero… ¿Tarde de qué? Quizás el peluche respondía de manera violenta, era difícil predecir las acciones de otros, y más de criaturas que no eran humanas, de aquellas que Owen desconocía todo. Se revolvió sobre sí mismo, juntando valor para hablar, pero cuando finalmente lo tuvo, el peluche contestó. Tragó en seco. El pelirrojo tuvo la sensación de que se estaba internando en territorio peligroso, donde debía medir sus palabras correctamente. No podía decir algo imprudentemente, aún estaba lo suficientemente cuerdo para saber que meterse con una criatura cuyas habilidades no conocía, no iba a terminar bien. Y, de todas formas, no valía la pena arriesgarse. – Bueno… ehm.. Sé de brujas que puede convertirse en animales… nunca escuche en peluches, así que no es como si estuviera seguro. Pero… son criaturas con habilidades misteriosas… – Dejo sus palabras desaparecer en el aire. Tenía la sensación de que estaba hundiéndose más y más en una fosa oscura. – Y, lo siento. Nunca escuché de ese postre… en realidad nunca fui del tipo de persona que prestara atención a esas cosas… –Se apenó, medianamente.

A pesar de todo, de evasivas y demás, el peluche contestó finalmente su pregunta. Y mientras Owen reaccionaba a ella, las palabras que se manifestaban coloridamente, cambiaron a ser grises y dar una sensación de pesadez. El pelirrojo se congeló, y sus manos levemente temblaron, de manera involuntaria. Tenía a una bruja, a una real, de esas que pueden usar habilidades combativas y causar daños, en sus manos. A pocos centímetros de él y que, de querer hacerlo, podría dañarlo. Opciones como huir aparecieron en su cabeza, correr sin mirar atrás y simplemente abandonar la ciudad. Pero no lo hizo. – Simplemente estoy… sorprendido. Sabía que había una posibilidad de que fueras una Bruja… pero sinceramente, no lo esperaba... o si, es confuso. –No sabía que estaba diciendo, no sabía si entendería lo que quería decir. Pero de algo si estaba seguro. – Pero, no te matare. No me has dañado, no de momento al menos… no tengo razón para atacarte. –Explicó. – Y no te odio. No odio las brujas. Les… Les temo un poco, pero sé bien que no todas son iguales. –Terminó. O algo así. No tenía la más mínima idea de lo que estaba diciendo. – Y… la charla fue… divertida, supongo. –Esbozó una pequeña sonrisa, algo que no había hecho en años.
avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 27/05/2016
Puntos : 240
Localización : ....
Ver perfil de usuario

Owen
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Weird Ones {Priv. Charlotte Bebe}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.