Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

» Llamarada [ Misión ]
Jue Jun 08, 2017 8:53 am por Rugi

» Tablón de Misiones
Vie Jun 02, 2017 2:51 pm por Rugi

» Time to Tip the Scales! [Búsqueda Abierta]
Jue Jun 01, 2017 3:09 am por Corvo Attano

» ~Hayate School~ [Cambio de Afiliación-Normal]
Sáb Mayo 13, 2017 5:47 pm por Invitado

» Aviso de ausencia
Mar Mayo 02, 2017 7:44 pm por Bakugou Kamui

» SHINJU | Cambio De Botón
Sáb Abr 29, 2017 5:41 pm por Invitado

» Ficha de Frank
Vie Abr 28, 2017 11:09 am por Frank_Hartigan

» SALUDO A LA MUERTE!!
Vie Abr 28, 2017 10:18 am por Itsuki

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.lessBálderook University
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Asuka Tachibana el Lun Jun 06, 2016 8:32 pm

Bienvenidos a la prestigiosa academia para técnicos y armas, donde todos los días las clases proceden sin problemas y con tranquilidad, considerando que ahí se tiene un concepto muy curioso de tranquilidad. Un agradable día de primavera, los alumnos caminaban con normalidad por los pasillos y la joven arma también se encontraba por ese sector. Era de esos momentos en los que se detenía a pensar sobre su vida, su pasado, las cosas que hacía día a día, el cambio que había logrado a través de los años, lo que tendría que hacer luego, lo que haría en su futuro, etc. Ni capa, ni audífonos, nada, simplemente ella apoyada en la pared, mirando hacia arriba y reflexionando. Su rostro demostraba serenidad, no se podría adivinar a simple vista lo que rondaba por su mente en ese momento. No solía estar acompañada pues tan sociable como quisiera no era, tampoco es que fuera una persona solitaria, pero se adaptaba.

Bajó rápidamente la cabeza, dirigiendo la mirada hacia donde pudo oír el grito de alguien, intuyendo que estaría en peligro, probablemente. Sin embargo no era así, se trataba de algo un poco más simple, no tan relevante que, realmente, no se merecía tal preocupación a su juicio. Logró ver que hacia ella se acercaba corriendo un pequeño gato negro, indudablemente escapando o quizás asustado al verse perdido. - ¡Alguien, atrapelo! - Se escuchó una vez el felino comenzó a alejarse de ella, lamentablemente no había tantas personas a esa hora y la mayoría se quedaba inmóvil al ver pasar al animal. Asuka adoraba a los gatos, por lo que dejó su momento de calma para correr atrás de él sin pensárselo dos veces, un animal no debería estar al interior de la academia, así que sería bueno capturarlo lo antes posible.

Se movía por los pasillos lo más rápido que podía sin tener que atropellar a nadie por el camino, intentando no perder de vista al gato, ¿cómo habría entrado? lo más probable es que se escabullera por la puerta guiado por su curiosidad. No era tan fácil acorralarlo, al cargarlo podría recibir varios rasguños y, aún así, asumía el desafío porque le parecía divertido. El animal entró en los salones varias veces, en los que por suerte no se estaban haciendo las clases dando a entender que era tiempo de descanso, y la joven arma se atrevía a correr hasta por las mesas con tal de conseguir su objetivo. Sus habilidades no le servían de mucho a la captura del pequeño sin tener que hacer daño, por lo que solo se valía de su agilidad para sorprenderlo apenas se diera la oportunidad.

No tardaron mucho en volver a los pasillos donde algunas pocas personas miraban atentamente como avanzaba la cacería, la chica no parecía cansarse y hasta una sonrisa se le dibujaba en el rostro, estaba entretenida. En cambio, el gatito parecía estar luchando por su vida, hubiera sido más fácil tenderle una trampa y ya está, pero eso no tenía tanta acción como lo que sucedía en ese instante. Poco a poco parecía que iba a alcanzarlo, la persecución podría terminar en unos segundos, hasta que se dio cuenta de que se encontraba en un pasillo sin salida mientras que el gato continuaba hacia adelante. ¡Que oportuno! Había una persona al final del lugar que podría ayudar. - ¡Cuidado con el gato! - Fue lo único que se le ocurrió decir para que el sujeto se diera cuenta, si seguía persiguiéndolo por sí misma corría el riesgo de chocar con él al intentar atraparlo. Aunque... ¿sería el gato capaz de atacarle?

_________________


El arte de Tsu:


Asuka Approves:

Gracias Zeri!
avatar
Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 10/05/2014
Puntos : 117
Ver perfil de usuario

Asuka Tachibana
Tres Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Zerick Jericho el Miér Jun 15, 2016 4:28 pm

-¡Quítate del camino! Ugh, en serio, ustedes los del NOT sólo saben estorbar aquí.- Y con eso el grupo de amigos que acompañaban al bravucón soltó una risotada, acompañando la burla hacia uno de mis alumnos. Bueno, alumno era mucho decir, porque realmente yo era más como un tutor en las clases que les asistía, pero igual. ¡Nadie se metía con mis niños! Sin embargo, sutileza era algo que no me faltaba, además de mentalidad fría. Por lo que en vez de confrontarlos de frente en medio del pasillo y posiblemente llevándome un castigo por empezar una pelea, apoyé mi mano en el hombro de mi decaído kohai, asegurándole con tan sólo una mirada que justicia se haría ese día.

Así que allí me encontraba ahora, solitario al final del pasillo que daba a una de las tantas duchas que se repartía por el enorme establecimiento que era Shibusen, cruzado de brazos y con una sonrisa ladina en mi rostro, vistiendo una camisa blanca y pantalones negros, parte de uno de los uniformes y perfecto para el día de primavera. Como no, los pesados que les gustaba despreciar a otras personas tenían que ser el típico grupo de estrellas del deporte, visitando las duchas luego de un día de prácticas en los campos de la escuela vocacional. No podía hacer más que retorcerme en el interior de la ansiedad por verlos salir totalmente cubiertos por pintura en vez de relucientes y limpios como ellos esperaban. Era una broma fácil, abrir la rosca de salida del agua, dejar el tinte de pintura y volver a enroscarla. La circulación de agua haría el resto para cuando ellos estuvieran duchándose. Pero como no, las cosas no iban como lo planeado ni siquiera cuando me ponía del lado de la justicia. Un repentino grito, una pequeña figura negra moviéndose a gran velocidad por el pasillo, acaso, ¿Un gato? ¿Qué hacía un gato allí? -¿Eh?- Para cuando reaccioné, abandonando mi postura confiada, bajando los brazos para ver como el animal agitado y asustado se abalanzaba contra mi luego de un notable salto, directo a mi rostro, ya fue demasiado tarde. -WHAAAAA-…- El animal comenzó a lastimar mi rostro con sus pequeñas garras, pataleando como si estuviera afilándolas o sólo intentando apoyarse en mi cara para poder dar un salto hacia quien sabe donde.

Pero bueno, teniendo suficiente de eso, pude sujetarle con mis manos  y alejarle de mi, ladeando mi cabeza lejos de él como si fuera alérgico aunque simplemente no quería que me hiciera más daño. ¡Hey, no sería la persona más guapa del instituto pero me gustaba mi cara! -… ¿Sabes que no se pueden traer mascotas, verdad?- Pregunté acercando con cuidado el pequeño animal hacia la chica que al parecer lo había estado persiguiendo, el cual todavía intentaba lastimarme moviendo sus patas de un lado a otro. Habría seguido hablando como si yo fuera un experto en seguir el reglamento de la escuela de no ser por los gritos de desesperación que comenzaron a escucharse desde los vestuarios masculinos, allí donde estaban las duchas y donde yo había plantado mi pequeña trampa. Exclamaciones de horror del tipo “¡¿Por qué estoy verde?!” y “¡Me parezco a un flamenco!” entre otras se hicieron eco en el silencio del lugar, después claro de mi propio grito al ser víctima del ataque del felino. Observando con cierto nerviosismo a la joven frente a mi, iba a darle una excusa o explicación aunque realmente no se la debiera, hasta que mis ojos se fijaron en su extraño peinado que se asimilaban a… orejas de un animal. Alcé ambas cejas mirándola con cierta sorpresa, pues ahora no había dudas de que la chica era la dueña de ese animal, es decir, ¡Miren ese peinado! -Por casualidad hay algún desfile de modelos con sus mascotas del que no me enteré…- Murmuré entrecerrando mis ojos mientras acercaba mi mano a la cabeza de la contraria solo para picar con mi dedo índice una de esas supuestas orejas…

… Hasta que recordé que sería mejor idea huir de allí antes de que los furiosos matones de diversos colores salieran de los baños, por lo que rápidamente dibujé una sonrisa algo nerviosa en mi rostro antes de comenzar a darle empujoncitos con ambas manos a la de cabellos castaños para que avanzara por el pasillo, mirando de reojo la entrada a los vestuarios que seguía cerrada pero de la que sin embargo habían dejado de escucharse gritos. -De-deberíamos hablar de tu falta al código escolar en un lugar más adecuado.- Solté una pequeña risa pues obviamente no estaba sonando muy convincente, pero al menos teníamos que salir de allí antes de que nos vieran. Además mi rostro escocía por los pequeños cortes que me habían causado los arañazos del felino.
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Asuka Tachibana el Lun Jun 20, 2016 8:04 am

El chico al final del pasillo reaccionó obviamente sorprendido al ver al gato corriendo hacia él, la joven arma tuvo la esperanza de que pudiera detener al animal de alguna forma, o al menos esquivarlo, lo que daba igual pues no tenía salida, pero no. El felino fue directo a su rostro para atacarle, vaya sí que era problemática la situación en la que se había metido, Asuka cubrió su boca con ambas manos al ver como el gato hacía de las suyas, haciendo un gesto típico de eso debe doler. Antes de que pudiera hacer algo por ayudarle, él ya había podido sostener el animal por sí mismo, quien no dejaba de mover sus patas a pesar de estar suspendido en el aire. Escuchó como el joven le recordaba una de las reglas de la academia mientras recibía el gato en sus brazos, tratando de tranquilizarlo con algunas caricias en su cabeza. Misteriosamente, el felino logró calmarse en los brazos de la chica, lo cual realmente era un alivio para la situación que estaban viviendo.

- A decir verdad... - Sonreía levemente mientras intentaba responderle, no pudo terminar su frase pues ambos habían oído unos gritos que parecían provenir de las duchas cercanas. Algo nada bueno había ocurrido ahí y considerando las frases que escuchó, el hecho de que el chico estuviera ahí esperando y el nerviosismo con el que la miró de repente le hizo deducir que tenía que ver con todo lo que estuviera sucediendo ahí dentro, a lo que simplemente le sonrió como diciéndole lo he captado. Repentinamente se fue a otro tema, relacionado con su peinado, a lo que estaba ya bastante acostumbrada. El comentario que había hecho y el acto de tocar uno de sus mechones los cuales sí que parecían orejas de animal, le hizo soltar una pequeña risa. Cosas acerca de su peinado había escuchado varias, mas nunca una como esa.

- ¿Te gusta mi peinado? Realmente, no es que pueda arreglarlo. - Respondió completamente feliz acerca de ese hecho, si es que no le importaba su apariencia ni lo que opinaran de ella, debía conformarse con lo que tenía. Iba a intentar aclarar lo del gato, de nuevo, pero se vio interrumpida por el acto del rubio que le insistía en salir del lugar, dándole suaves empujones para que desaparecieran de ese pasillo, haciendo que confirmara la sospecha de que tenía algo que ver con lo ocurrido ahí dentro. - ¿Tienes miedo? ~ - Volvió a sonreír, de forma traviesa, aún decidiendo si hacerle caso o tratar de que hiciera frente a su responsabilidad. Al final se dio cuenta de que ella también terminaría metida en el lío, por lo que dejó su resistencia y comenzó a caminar para alejarse de ahí, antes de que fueran vistos.

La joven buscó la salida más cercana para dejar en la puerta al felino, instándole a que volviera a la libertad y esperando que no volviera a hacer de las suyas, al menos al interior del establecimiento. El gato no se opuso y corrió rápidamente hacia el exterior, mientras Asuka le despedía con la mano. - Solo se había perdido y estaba asustado... - Murmuró para sí misma, incluso si alguien más le escuchaba, estaba sacando sus propias conclusiones. Recordó que estaba en compañía de otro estudiante, volteó para verle aún dibujando su típica sonrisa en el rostro y cruzándose de brazos. - Ahora... ¿me contarás qué travesura hiciste? - Había olvidado lo de aclarar que el gato no era suyo, eso debía estar claro al haberle dejado ir. Esperaba sinceramente a que el chico le respondiera, después de todo había revelado que lo descubrió, incluso si no conocía en detalle lo sucedido antes.

Interrumpió rápidamente, dándose cuenta de la falta de modales que tenía, aún así no era su culpa si hasta el momento no le habían dejado explicarse completamente. Se puso frente a él, mirándole a los ojos en una postura firme, como debía ser al hablar con otra persona. - Soy Asuka Tachibana, arma, mucho gusto. - Tal y como se presentaban el primer día de clases cuando ninguno de los alumnos nuevos poseía un compañero. Se fijó sin querer en todos los rasguños que el gato le había dejado en el rostro, definitivamente debía estarle doliendo bastante, incluso si no se quejaba. - ¿Necesitas ir a la enfermería? Ese gato no parecía tener compasión. - Señaló lo último en forma de broma, tratando de alegrar un poco el ambiente, aunque tal vez conseguiría el efecto contrario.

_________________


El arte de Tsu:


Asuka Approves:

Gracias Zeri!
avatar
Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 10/05/2014
Puntos : 117
Ver perfil de usuario

Asuka Tachibana
Tres Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Zerick Jericho el Dom Jul 03, 2016 9:22 pm

Simplemente asentí una vez con la cabeza ante su primer duda, sonriendo. No que fuera un estilista de primer nivel ni nada remotamente parecido, pero su peinado me resultaba muy lindo tomando en cuenta la forma tan curiosa que asimilaba, sin embargo dejé esos pensamientos mientras la continuaba empujando amistosamente por el pasillo. Y, como no, su siguiente pregunta tan perspicaz me tuvo que poner nervioso, más por el hecho de haber sido descubierto tan prontamente que por algún miedo a represalias o castigos, pero igualmente sólo pude contestar con un ligero movimiento de cabeza a modo de negativa. Así que, devolviendo la sonrisa de la muchacha con una propia llena de pura -o aparente- confianza, continué caminando ahora junto a la contraria, mis ojos sin pasar por alto como la pequeña criatura en sus manos se había calmado al instante al haber sido cargada por la de ojos cobrizos, ¿Tal vez los animales también podían percibir el alma de uno hasta cierto grado y reaccionar ante las mismas? Siendo que yo era todo un lío no sería extraño que mi alma igual lo fuera.

De todas formas, una vez dimos con una puerta al exterior, observé en silencio como el animal se hacía con la libertad y tal vez eso fue lo que me permitió escuchar las palabras en tono tan bajo por parte de la chica que le despedía con su mano. Oh, bueno, supongo que mi teoría de modelos había estado errada después de todo. -Pues-…- La hora de la verdad había llegado, de cierta forma, y me dispuse a hablar antes de ser interrumpido, percibiendo el pequeño cambio de actitud en ella mientras se presentaba. Aquello fue suficiente para que volviera a ofrecerle una sonrisa, esta vez amistosa más que otra cosa, antes de que decidiera devolver la cordialidad. -Que lindo nombre, Asuka~ El mío es Zerick Jericho, Meister y Rey de las bromas, y es un gusto también.- Me incliné frente a ella con un movimiento de manos a modo de reverencia, antes de llevar una de sus manos a tocar los leves cortes en mis mejillas ante su último comentario, sintiendo todavía aquel escozor pero finalmente riendo despacio mientras negaba nuevamente con la cabeza. -Si tengo que ir a la enfermería por el ataque de un gatito que me queda como estudiante del EAT.- Le dirigí un divertido guiño de ojo para quitarle hierro al asunto, antes de devolver mi atención al asunto entre manos, dirigiendo un rápido vistazo al pasillo por el que habíamos llegado.

Estaba esperando poder ver a los pobres idiotas totalmente verdes cual Grinch que se robó la navidad, pero por el momento ninguno se había mostrado todavía. Puede que estuvieran intentando sacarse la pintura de alguna forma, aunque siendo yo el de la broma podía asegurar que no se les haría para nada fácil. -La travesura pues, se puede decir que fue en nombre de la justicia.- Con una de mis manos revolví mi propio cabello mientras reía despacio, aunque al final solté un pequeño suspiro antes de comenzar a caminar de nuevo, esta vez de espaldas mientras miraba a la joven arma esperando que me siguiera, ¿Un pequeño paseo mientras conversábamos? Tal vez. -O más bien venganza. Sí, creo que venganza es más acertado, ¡Como Batman! Todos dicen que actúa por justicia pero sabemos que en el fondo es por venganza a lo que ocurrió en su niñez.- Creo que estaba desviándome un poco de tema así que rápidamente solté una disimulada tos antes de que chocara con alguien por estar caminando de espaldas. El estudiante me miró de reojo antes de seguir su camino, y yo continué caminando de espaldas porque me resultaba divertido mientras miraba a Asuka. -Esos chicos se burlaron de unos estudiantes sólo por elegir la clase NOT. Por elegir un camino diferente a ellos ya es motivo para despreciarlos, ¿No es estúpido?- En mis labios se formó una mueca de fastidio, notando de reojo como el final del pasillo se acercaba y comenzaban unas escaleras hacia un piso inferior, sin embargo no detuve mi andar. -Así por eso en vez de poder ducharse con agua recibieron una mano de pintura verde por sus molestias~- Volví a sonreír mirando a la contraria con expectativa, esperando que me dijera lo que pensaba. Por el momento me había dejado salirme con la mía pero eso no quería decir que estuviera de acuerdo luego de escuchar la historia completa, ¿no? Tal vez hasta mi idea sería demasiado infantil, lo sabía. Pero así era mi forma de actuar a fin de cuentas, nada que hacerle, supongo. -¿Así que, qué harás? ¿Cómplice ahora que te revelé la travesura... o verduga?- Me permití soltar una pequeña risa ante lo duro que sonaba eso, y seguidamente esperé su decisión.
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Asuka Tachibana el Miér Jul 20, 2016 9:36 pm

La joven escuchó con atención la presentación del chico, quien parecía bastante amistoso al tratar otro tema que no fuera el incidente de hace un rato, era obvio que estaba involucrado y de alguna forma obtendría la información que quería solo por mera curiosidad. Al oír su nombre era evidente el confirmar que no provenían del mismo lugar, cosa que era normal si se estaba en una academia donde asistían personas de prácticamente todo el mundo. Lo que más le llamó la atención fue el título con el que se presentó, no el de meister, sino el de rey de las bromas. ¿Se supone que había algo como eso en la escuela? No, no, estaba segura de que se había auto-proclamado, aunque siendo Shibusen, se podía esperar cualquier cosa.

- Eso si que es nuevo para mí. En ese caso, es un placer, su majestad. - Comentó en un claro tono de broma mientras realizaba una leve reverencia, como si se encontrara frente a la realeza. - Prometo no hacerle un golpe de estado si no dirige una de sus bromas hacia mí. - Sonrió luego de esa supuesta advertencia, con una mirada desafiante, más que nada para ver como reaccionaba aunque siguiera tratándose de una broma. Los juegos inofensivos no le molestaban, si iban dirigidos de forma amistosa, pero si llegara a recibir algo como lo que sufrieron aquellos chicos en las duchas, no se quedaría tranquila para nada. Su respuesta a lo de la enfermería volvió a captar su interés.

- ¿Estudiante del EAT? Entonces debo haberte visto antes, qué curioso. - Después de todo, ella también pertenecía a esa clase, Asuka tiene buena memoria, mas hay cosas que descarta si no son relevantes al momento, estaba claro que ahora no se olvidaría de él. Volvió a observar su rostro atentamente, más que nada para corroborar que de verdad no necesitara ir a la enfermería, supuso que estaría bien si simplemente se quedaba así, sanarían pronto las heridas. Volvió a mencionar el tema de la situación anterior, donde él trataba de explicar el motivo de su travesura a la vez que avanzaba caminando hacia atrás, la chica inmediatamente le siguió mientras hacía silencio para no perderse ni un detalle.

En el nombre de la justicia, esa era una frase que le fascinaba en realidad, aunque no le comenzaría a aplaudir solo con fundamentar su acto en eso, tenía que informarse de toda la historia antes de emitir una opinión o crítica. Y justamente, la palabra venganza apareció para quitarle todo lo heroico al asunto, y hablando de héroes... - No me digas que además del rey de las bromas eres el caballero de la noche. - Mencionó mientras sonreía, tal vez interrumpiendo un poco su relato, jugando un poco con el rubio de forma amigable. Observó que se dirigía hacia una persona, estuvo a punto de avisarle pero tardó un poco y no pudo evitar el choque, cambiando su expresión como si quisiera pedir disculpas tranquilamente, aunque no fuera culpa suya. Al ver que el chico continuaba con su extraña forma de caminar, quiso hablar antes de que siguiera la historia.

- Esto... - Sin embargo, tuvo que continuar escuchando, no le quedaba, por el momento, otra opción que vigilar el pasillo por si se le cruzaba algún obstáculo que pudiera causar un accidente. Observaba tranquilamente al estudiante mientras le comentaba la situación, definitivamente ella también se habría molestado con tan solo ver eso, aunque su estilo de dar lecciones no era el mismo. Lo de la pintura era algo que definitivamente requeriría bastante esfuerzo, y mucho más para que no le descubrieran, tenía mérito. - Ya veo... debo admitir que se lo tienen merecido. - Fue su respuesta mientras lo reflexionaba en su mente, mirando momentáneamente al techo, indicando que estaba pensando.

Luego de su última pregunta, debía decidir; normalmente, ella era bastante correcta y lo justo sería delatarlo y entregarlo, sin embargo y, aunque no quería meterse en problemas, comprendía sus razones y sentía que también debía hacer algo al respecto, aunque la travesura ya estaba hecha, por lo tanto no había mucho más que hacer que simplemente silenciarse. - Jovencito, irás con Shinigami-sama. - Respondió con completa seriedad, cruzándose de brazos por un par de segundos, pues no pudo evitar soltar una pequeña risa luego. - No, no es cierto. Seré tu cómplice, descuida. Después de todo, solo hacías tu papel como Batman. - Volviendo a la broma del héroe vengativo, a lo cual cambió su expresión luego pues vio las escaleras bastante cerca y no quería ser culpable de un accidente por omitir la información.

- ¡Zerick, las escaleras! - Le advirtió rápidamente a la vez que se detenía, esperando que su aviso no fuera ignorado, pero ¿por qué lo ignoraría? no creía que él quisiera caerse voluntariamente. También podría intentar bajar las escaleras de la manera en la que estaba avanzando pero ¿de verdad lo intentaría? ¿le sorprendería bajando las escaleras de espalda? No estaba tan segura de eso.

_________________


El arte de Tsu:


Asuka Approves:

Gracias Zeri!
avatar
Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 10/05/2014
Puntos : 117
Ver perfil de usuario

Asuka Tachibana
Tres Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Zerick Jericho el Sáb Ago 13, 2016 3:38 am

Tenía que admitirlo, la chica de curioso peinado me agradaba. Bueno, realmente no había mucha gente que me cayera mal, mucho menos apenas hablar, pero aún así, había algo en la personalidad de la castaña que me hacía actuar con naturalidad. Reí despacio a sus primeros comentarios, simplemente asintiendo con la cabeza para hacerle saber que no le atacaría con ninguna broma. Aunque quién lo sabe, con lo bien que me estaba llevando con ella la idea de tener una nueva amiga no se me hacía extraña, y a los amigos se les jugaba bromas de vez en cuando, ¿no? Pero igual era muy pronto como para pensar en ello. -Bueno, tal vez me recuerdes como el chico que siempre llega tarde a las clases.- Solté un ligero suspiro ante mi pequeña falta de compromiso, realmente necesitaba ajustar mis horarios.

Tuve que volver a soltar una corta risa ante su referencia al héroe de traje negro, el que me comparará con él ciertamente era un halago para mi. -No puede ser que lo descubrieras tan rápido, no le reveles a nadie mi verdadera identidad, por favor.- Respondí con el mismo tono de broma que la contraria, siguiendo su juego. Sí, realmente era alguien con quien podría llevarme bien, su facilidad para bromear bastante acorde con la mía, de hecho me hacía recordar mucho a cierto rubio-hermano-perdido…

… Aunque claro, todo eso podía cambiar con lo siguiente, pues lo que venía ahora era su respuesta y decisión final ante mi relato y broma. Tragué saliva luego del pequeño silencio que se había formado al finalizar mi historia, esperando como si de un sospechoso me tratara que esperaba el fallo del juez luego de un arduo y largo juicio. Y cuando finalmente volvió a hablar casi tropecé en mi caminata de revés. Claro, me había mostrado bastante confiado al momento de hacerle la última pregunta, pero nada me había preparado para esto. De hecho parecía mucho más seria de lo que me había esperado. -Ya veo-…- Habría soltado un suspiro de resignación de no ser por la posterior risita que soltó el arma. -¡O-oh!- Una enorme sonrisa se formó en mi rostro al escuchar lo siguiente, asintiendo con más energía de la que pretendía. -¡Gracias! Sabía que entenderías, aunque si lo dices de esa manera, ¿Eso te convierte en mi Robin?- Pregunté divertido, aunque internamente aliviado por haber sido comprendido, agradeciéndole a la contraria una vez más con una miradita.. Aunque claro, no llegué a escuchar respuesta a mi pregunta, solamente un grito de advertencia antes de sentir como mi finalmente uno de mis pies tocaba aire y seguidamente mi cuerpo era atraído por la gravedad directo al pie de las escaleras.

-Wah-Uhg-Ohf.- Sí, no eran palabras muy inteligentes pues sólo se trataban de quejidos mientras caía casi rodando por los escalones hasta que finalmente fui a parar contra la pared del pasillo inferior, mi cuerpo completamente inmóvil como si de un cadáver se tratara. Bueno, no tan así, no estaba muerto, eso seguro, pero la luz que podía ver al final del oscuro túnel realmente se veía muy atrayente. -Ah, mi cabeza~- Gruñí despacio en un quejido, decidiendo no seguir el camino de las almas que se dirigían hacia el más allá y sólo sentándome en el suelo, mientras inconscientemente llevaba una de mis manos a sobar el lugar donde más me había dolido la caída. Con ojos entrecerrados por el dolor y la confusión del golpe, miré a los alrededores notando que habían algunos estudiantes circulando por el área, los cuales se me quedaron viendo al haber estado presentes en tan vergonzoso suceso. Comencé a escuchar pequeños murmullos y risitas aunque el comentario que más llamó mi atención fue el que me medio gritó uno de los estudiantes sin mucha discreción. -¡¿Tan distraído ibas pensando en tus poemas para Baskerville?!- Rodé los ojos con una pequeña sonrisa, sabiendo a primeras a qué se refería con ello. Ya estaba acostumbrado a las bromas y burlas referidas a aquel suceso, y por ello simplemente le ignoré antes de soltar un suspiro y devolver mi mirada a Asuka, a quien ofrecí una pequeña sonrisa de disculpa por la escena que había montado. -Joven de orejas de gato… Creo que perdí la memoria con el golpe y ahora es cuando comienza la aventura por recuperarla.- Claramente una mentira para quitarle hierro al asunto, esperando de paso que la pequeña broma sirviera para calmar cualquier preocupación que ella tal vez tuviera, después de todo, había intentado advertirme de las escaleras.
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Asuka Tachibana el Jue Dic 22, 2016 4:00 pm

Siendo que Asuka llegaba la mayoría de las veces temprano, todas las veces que podía, si él llegaba tarde casi siempre como decía, lo más probable es que ella lo haya visto anteriormente. Olvidándose de ese tema, pues lo importante es que ya se conocían, sonrió divertida al ver la reacción a su pequeña broma con intención de asustarle un poco. Si hay algo que le gusta a la joven arma es ver las reacciones producidas por sus pequeñas e inofensivas bromas, además parecía que tenía la libertad de hacerlas sin problemas, pues el chico se las tomaba muy bien. Obviamente iba a responderle siguiéndole el juego, lo que no pudo hacer pues prefirió darle la advertencia de que tenía las escaleras atrás. Lamentablemente no logró detener la caída que se llevó, estiró su brazo lo más rápido que pudo para intentar alcanzarle antes de que la gravedad hiciera lo suyo, mas no lo consiguió.

- Eso debió doler... - Susurró para sí misma al ver como el rubio chocaba contra pared del otro piso, luego bajó rápidamente las escaleras hasta llegar a su lugar para verificar que no había sufrido ningún daño grave. Parecía seguir vivo, lo que le aliviaba, aunque tampoco llegó a pensar que podría morir por ese accidente. Tampoco estaba inconsciente, otra noticia favorable, la atención de la castaña se dirigió a una persona que le gritó una frase la cual no parecía molestarle, al menos por la expresión que pudo ver en su rostro. Escuchando con un semblante neutral las palabras del técnico, no pudo evitar sonreír como siempre lo hacía, percatándose de que claramente era otra broma que se aprovechaba de la situación.

- Seré tu compañera en este gran viaje, visitaremos muchos lugares y preguntaremos a todos los que veamos por tu memoria perdida. - Le ofreció su mano para ayudarle a levantarse del suelo. - O simplemente te doy otro golpe en la cabeza y a ver si funciona. - Dejó salir una pequeña risa luego de su comentario, que obviamente no iba en serio, alegrándose realmente de que todo estaba en orden, esperaba que con lo sucedido no volviera a caminar de espaldas, al menos no mientras hubiera escaleras cerca. Se quedó con lo que había dicho aquel estudiante una vez vio a Zerick en el piso, pensando en si debía meterse o no en un tema como ese, sin embargo su curiosidad pudo más, tampoco es que le fuera a obligar a soltar información así como así.

- Baskerville es un bonito nombre, no sabía que eras poeta también. - Lo más probable es que se tratara de un tema amoroso, por lo que no quiso profundizar más en eso y simplemente regresó a la conversación que tuvieron anteriormente, antes del incidente. - Por cierto, si voy a ser Robin, quiero más protagonismo. - No se permitiría ser solo una ayudante, ella también quería ser tomada como una heroína, aunque solo estuviera jugando. La gente terminaba por dispersarse, ya no había nada más que ver y el ambiente parecía más tranquilo. En lugar de seguir la platica caminando, prefirió no moverse por el momento para evitar cualquier otra situación parecida, dándose cuenta de que dejaron a medias el tema de la broma que el chico había hecho a los estudiantes que se encontraban en las duchas.

- No es que dude de tu inteligencia, pero... ¿te aseguraste de no dejar alguna evidencia cuando pusiste todo para la broma de antes? - Y lo decía con toda la sinceridad del mundo, no estaba dudando de su inteligencia, aunque cualquiera después de ver lo de las escaleras podría hacerlo, pero ella mantenía su confianza en él. Lo que temía la joven en ese momento era que lo descubrieran y comenzaran a buscarlo por toda la academia, tampoco pensaba que no pudiera defenderse, mas no quería que se crearan conflictos en el lugar, mucho menos si habían profesores rondando por ahí. Aunque si hay algo que ella debía admitir, es que en el fondo no le molestaría darle una paliza a la gente que andaba molestando a los menores.

_________________


El arte de Tsu:


Asuka Approves:

Gracias Zeri!
avatar
Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 10/05/2014
Puntos : 117
Ver perfil de usuario

Asuka Tachibana
Tres Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Zerick Jericho el Miér Feb 08, 2017 4:31 pm

La respuesta de la chica de curioso peinado no me dejó decepcionado para nada, ciertamente ella sabía seguir una broma al pie de la letra, lo cual en un lugar como ese, era de agradecer. Sonreí maravillado mientras mis ojos carmesí parecieron brillar de emoción ante lo primero, tomando su mano, antes de tener que soltar una carcajada por la mención de un golpe a mi cabeza como solución. -Me das alas con la idea del gran viaje y luego me las cortas de esa forma.- Reí despacio nuevamente antes de finalmente levantarme con ayuda de la pelicastaña, para luego sobar un poco mi cabeza en el lugar del golpe, cerrando uno de mis ojos. Por alguna razón siempre había una caída en mi vida al momento de conocer a alguien nuevo… Pero si eso era necesario para seguir conociendo gente genial pues, no tenía tanto problema.

De todas formas, devolví mi atención a la joven frente a mi al escucharla pronunciar ese apellido que tan bien conocía. Bueno, no lo iba a olvidar, ni siquiera con el peor de los golpes, después de todo le pertenecía a ella. -Pues… Si se lo preguntas a ella, estoy seguro de que te dirá que soy pésimo como poeta, pero lo intento.- Contesté con una pequeña sonrisa ante su comentario, dejándole saber que sí, de hecho era una mujer a la que le había dedicado el único poema de mi vida. -Bueno, creo que el toque femenino ciertamente te daría mayor protagonismo, pero tendrás que conservar las orejas tiernas.- Me permití soltar una nueva risa antes de darle unas suaves palmaditas en la cabeza, tomándome un poco más de confianza con ella.

La siguiente duda, sin embargo, devolvió un poco de seriedad a mi rostro, -Ahora que lo mencionas… ¿Sabes como Batman, siempre que hace justicia por mano propia, deja algún indicio de que fue él? Ya sabes, como esas armitas con forma de murciélago que utiliza u otras cosas más.- Nuevamente volví a traer la broma del caballero de la noche para responder, dejándola asumir por sí misma lo que quería decir con mis palabras. Sí, la seriedad ahora por completo plantada en mi rostro mientras la miraba. -… Nah, es broma, la verdad sólo les dejé la pintura, nada que pueda identificarme como el causante del hecho, aunque…- Me crucé de brazos antes de encogerme de hombros, girando mi rostro para ver a los estudiantes que continuaban transitando por los pasillos. -Como el Rey de las bromas, creo que me estoy haciendo de cierta reputación, así que si son lo suficientemente listos podrían deducir que fui yo.- Asentí despacio, mis ojos entrecerrados analizando la posibilidad de que eso pasara, y, en dicho caso, lo que eso podría traer consigo.

-¡Pero bueno! Suficiente de hablar de idiotas, ya me tienes a mi para eso.- Sonreí ampliamente mientras devolvía mi mirada a la de ojos color miel, me había caído demasiado bien, así que no tenía problemas en bromear a mi propia costa. Lo que le faltaba a la gente en demasía eran risas y sonrisas, después de todo, así que si podía seguir dándola alguna de esas dos a la de cabello castaño con algún chiste idiota, pues mejor. -¿Podría invitarte a comer algo, tal vez? O tan sólo compartir una bebida, preferiblemente soda u algo frío. Me gustaría conocer más de mi futura compañera en actos de vandalis -… digo, de justicia.- Me paré recto, señalando con un dedo pulgar en dirección a la cafetería. Si los bravucones decidían buscarme, que era una posibilidad, pues que lo hicieran, no es como si fuera a huir de un conflicto que yo mismo había causado. Pero tampoco me iba a sentar a esperarlos ni perder el tiempo. En cambio, pasar un rato más de tiempo junto a Asuka antes de que eso ocurriese me parecía bueno idea. -Si te niegas, probablemente el gatito que salvaste antes sea capturado y vendido en el mercado negro... de brujas. Sí, eso existe.- La observé sombríamente, aunque una media sonrisa terminó por delatar todo como una broma más.
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Donde hay un caos... [Priv. Zerick]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.