Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Hoy a las 5:08 am por Corvo Attano

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Hoy a las 4:44 am por naicol

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.less
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Curiosidades nocturnas [Priv. Iker]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Curiosidades nocturnas [Priv. Iker]

Mensaje por Asuka Tachibana el Miér Ene 06, 2016 8:29 am

Una de las mejores cosas que se podía hacer en una tranquila tarde después de las clases era dar un pequeño paseo por un lugar calmado, incluso si había mucha gente, mientras fuera agradable el ambiente, siempre era un gusto el disfrutar de un momento así. Sin embargo, este no era el caso, aunque sí se parecía. La joven adulta de cabello rubio atravesaba el parque caminando sin problemas ni miedo por la noche, al rededor de las diez, simplemente por el hecho de que se le había antojado comprar algunos dulces, chocolates y cosas así. A cualquiera le dan ganas de comer algo pequeño fuera de las horas de comida ¿no? Es por esto que Asuka decidió salir a pesar de los peligros que pudiera traer la falta de mucha luz en el exterior. Aprovechaba de disfrutar de la brisa fresca de la noche, la verdad es que cosas como esas le gustaban mucho.

Sostenía en su mano izquierda una pequeña bolsa con chocolates, demostrando su resistencia al frío solo llevaba sus típicas prendas sin siquiera ponerse la capa que le gustaba para protegerse de las temperaturas bajas, y a pesar de ser invierno a ella le encantaba sentir tal frescura. Por esa ocasión había dejado los audífonos en su residencia, no le serviría de nada escuchar música si debía estar alerta a todo lo demás al caminar. Incluso si intentaba percibir las almas que estuvieran cerca de ella, prefería usar su sentido auditivo como siempre lo había hecho. Se encontró a la mitad del parque cuando decidió detenerse para observar el cielo nocturno, un poco nublado y, aún así, la luna no dejaba de brillar en su lugar.

Dispuesta a continuar su camino, devolvió la vista al frente y dio unos cuantos pasos que no alcanzaron a ser más de tres antes de que se frenara rápidamente. Su audición no le fallaba, escuchó un ruido, algo se movía no muy lejos de donde estaba. Podría parecer una paranoica tal vez, un pensamiento exagerado, pero en una ciudad como en la que se encontraba, lo mejor era prevenir. - ¿Qué será, qué será? ~ - Comentó melódicamente mientras observaba la zona con cuidado, dibujando de a poco una leve sonrisa en el rostro. No tenía miedo exactamente, la situación le divertía y confiaba en sus capacidades, incluso cuando en realidad era muy prudente al medir su fuerza y sabía cuando era correcto pelear y cuando debía desistir. Transformó su brazo derecho en la hoja de Claymore de color dorado que era, previniendo por si fuera necesario.

- No te haré daño si no es necesario, confía en mí. - Fue lo último que dijo antes de comenzar a buscar según lo que había escuchado, lo más probable es que cerca de los árboles se encontrara la misteriosa criatura que quería atrapar, si es que atrapar era la palabra correcta. A paso lento, con precaución, en bastante silencio y discreción, se acercó a la zona de los arbustos hasta poder mirar por atrás de ellos, manteniendo su brazo transformado firme y adelante, sin perder los chocolates que había comprado y que sujetaba con su mano izquierda. Tenía muy claro lo arriesgado que era enfrentarse a una criatura peligrosa siendo un arma sin técnico, mas ya estaba ahí y no daría vuelta atrás.

_________________


El arte de Tsu:


Asuka Approves:

Gracias Zeri!
avatar
Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 10/05/2014
Puntos : 117
Ver perfil de usuario

Asuka Tachibana
Tres Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades nocturnas [Priv. Iker]

Mensaje por Iker Fem el Sáb Ene 09, 2016 4:00 pm

Los miedos son creaciones de la mente sobre algo que nos domina, se dice que el miedo es la mejor arma contra la estupidez, sentir miedo te mantiene vivo, te mantiene en el mundo terrenal donde cualquier cosa te podría pasar, pero ¿no es mejor lo conocido que aquello que no conocemos? ¿Cómo enfrentar lo que nunca hemos visto? ¿Cómo saber que no nos dañaría más el morir, que el vivir? Por esa misma razón es el miedo bueno, el miedo nos protege de la muerta, la valentía por otro lado solo te hace estúpido, irracional y te arriesga a sufrir y perder todo, pero si no se tiene nada, si no se es nadie y si se tiene miedo entonces no hay porque preocuparse, excepto por absolutamente todo.

Pensamientos como esos nacían y morían con increíble rapidez en la cabeza de un hombre que no conocía la valentía o el valor de la vida, que vivía lleno de miedo, miedo en todo momento, el hombre que al escuchar un ruido salía huyendo, porque si, el mismo lo admitía, él era miedoso, él no quería tener que meterse en problemas. No quería ni enterarse del peligro, no, evitar las confrontaciones directas, no llamar la atención de los demás, no fijarse demasiado en las personas, no pasar mucho tiempo en un mismo lugar y nunca contestar a una pregunta si se puede evitar. Pero había cosas que el arma no podía controlar de su miedo y eran los actos irracionales que venían después, si se sentía demasiado amenazado, acorralado como un simple rato no dudaría en atacar, no dudaría en usar todo lo que había conseguido aprender con aquella bruja de hermoso rostro y singular expresión. Por esa razón aquella noche tenía miedo.

Las nubes en el cielo permitían ver aquella luna brillar, una luna aterradora, esa sonrisa macabra y mirada enloquecida que solo hacía pensar una cosa a Iker, esa luna sabía algo, algo que el mismo no preveía, aquella luna de expresión burlona que carecía de sentido en aquella ciudad de locos. ¿Cómo había terminado ahí? El solo había despertado una mañana a las a fueras de esa ciudad y nunca la había abandonado, porque tenía miedo, tenía miedo de perderse, nunca encontrar nuevamente un lugar donde pasar la noche y finalmente morir de alguna manera patética, tenía miedo de ser olvidado, pero ¿no lo había sido ya cuando fue abandonado por su creadora? Suspiro con lentitud mientas miraba con tranquilidad la calle y cruzaba la misma, la bufanda en su cuello no solo cubría el mismo, si no también parte de su rostro, el parche en su ojo y aquella banda que levantaba su cabello le hacía tener una apariencia un tanto maliciosa para otras personas, pero el arma solo quería que nadie se le acercara, porque no sabría qué hacer.

Avanzo hacia el parque, otra noche más que dormiría en la calle, porque no tenía un lugar al cual ir o al cual llamar hogar, no tenía una sola moneda en sus manos o algo con lo cual subsistir, hacia trabajos menores por las mañanas. No quería regresar a aquella casa donde la única persona que había cuidado del hubiera muerto hacia un par de años. No quería estar solo y al mismo tiempo no quería estar con nadie, porque las personas le daban miedo. Camino hasta el parque cuando la vio, tal vez una niña, talvez una mujer, tal vez alguien peligroso. Prefería evitar el peligro así que solo se metió entre los arbustos, se recostó ahí, estaban a una buena distancia, pero lo sintió, ella se acercaba a donde él estaba. Y entonces la vio, su mano convertida en un afilado objeto que hizo a Iker palidecer. Ella decía que no le haría daño pero… ¿Qué tan cierto era aquello? El sabia por experiencia que acercarte a alguien de esa manera no era del todo sensato, el mismo lo había visto en viejos experimentos, aquel ángel ¿Cuál era su nombre? No lo recordaba ahora, pero recordaba que aquel hombre había sido creado como carnada para los humanos y al final todos terminaban muertos, así que ¿Cómo podía pensar que ella no le haría daño? Inhalo profunda y silenciosamente quedándose ahí, callado, no saldría, no lo haría, porque tenía miedo. Inconscientemente transformo su mano en un mazo mientras se apegaba contra la cerca del parque, aquellos barrotes metálicos que le impedían escapar. –No tengo intención de salir de aquí… así que solo vete. –soltó con fuerza, rudeza tal vez innecesaria y un poco de temblor en su timbre, tenía miedo, quería huir de ahí.
avatar
Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 16/11/2015
Puntos : 10
Ver perfil de usuario

Iker Fem
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades nocturnas [Priv. Iker]

Mensaje por Asuka Tachibana el Lun Ene 11, 2016 10:13 pm

Asuka ya no solo quería deshacerse del peligro que pudiera estar corriendo para volver tranquilamente a su hogar y disfrutar de los dulces que había comprado, ahora también tenía mucha curiosidad por lo que podría encontrar en su, aparentemente pequeño, paseo nocturno. Antes de que pudiera divisar bien lo que estaba buscando entre los arbustos, se detuvo al escuchar una voz que le pedía que se retirase de ahí. Su rostro demostró algo de sorpresa, se trataba de alguien que no quería salir de un lugar como ese, ¿de verdad se sentiría cómodo así? Además, pudo notar la forma en la que se había expresado, si en algo era buena era con los sonidos y el tono de su voz le había indicado que, lo más probable, es que no corriera tanto riesgo al tratar con alguien como él. Devolvió su brazo a la normalidad a la vez que daba unos cuantos pasos atrás, dispuesta a hacerle caso, supuestamente.

- De acuerdo, si eso es lo que quieres, ten buena noche. - Comentó en un tono amable, sonriendo incluso si no podía verla, característico de ella. Empezó a caminar lentamente fuera del área cercana a los arbustos, como si realmente fuera a volver a lo suyo. ¿En serio creyó que se rendiría? La joven arma no estaba dispuesta a darse por vencida, al menos no sin divertirse aunque fuera un poco. Más característico de ella que su siempre presente sonrisa amistosa, eran las inocentes bromas que solía hacer. Dando pasos muy delicados, cuidando de no ser escuchada, se acercó desde otro camino a donde aquella persona se escondía. Dejó la bolsa con sus dulces en una parte del parque porque sabía que esta haría mucho ruido, en una banca confiando en que estarían bien ahí.

Reflexionó sobre su actuar antes de llegar a concretarlo, tal vez no era para nada bueno querer asustar a alguien en mitad de la noche, sin embargo sabía que tampoco causaría un gran daño, o al menos eso pensaba. Con tal de asegurar que no fuera descubierta hasta cuando quisiera hacerse notar, tomó una piedra para lanzarla lejos y lograr que esta produjera un ruido lo suficientemente fuerte como para centrar la atención del sujeto en esa dirección. Después de eso, se acercó sigilosamente hasta quedar atrás de él, agachándose silenciosamente sin poder evitar poner atención en uno de sus brazos, el cual estaba transformado en... un mazo. El primer, único y obvio pensamiento que se le vino a la mente al ver eso es que se trataba de otra arma.

Sin tardar mucho con ese detalle, ya que podía ser descubierta si no realizaba rápido su inofensiva travesura, se acercó un poco más desde donde estaba, estirándose todo lo que pudo sin hacer un solo ruido. Una vez en posición, sin demora, procedió con la mejor parte. - ¡Waaa~! - Gritó junto a la persona dibujando una gran sonrisa en el rostro, notoriamente divertida por la situación. No intentaba ser mala ni molestar realmente, más que nada esa era su manera de comenzar a socializar con alguien y animar un poco el ambiente. Incluso si se le había pedido que se fuera, y normalmente lo habría hecho, esta vez tenía la sensación de que debía quedarse incluso si era por un rato. No es para nada normal que alguien prefiera quedarse entre los arbustos en plena noche, ayudar un poco nunca estaba demás.

_________________


El arte de Tsu:


Asuka Approves:

Gracias Zeri!
avatar
Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 10/05/2014
Puntos : 117
Ver perfil de usuario

Asuka Tachibana
Tres Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades nocturnas [Priv. Iker]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.