Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Mar Nov 14, 2017 3:37 pm por Misogi Kumagawa

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Mar Nov 14, 2017 3:28 pm por Silver / Albert Froste

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.less
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

El Angel de la Tragedia [Azael Seirim ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Angel de la Tragedia [Azael Seirim ID]

Mensaje por Azael Seirim el Miér Dic 23, 2015 2:46 pm


Azael Seirim
-
18 años (aparentes)
Criatura Magica (Angel)
Neutral
Frances
Vagabundo
Locura de la Sumision
-
Hombre
Heterosexual

Descripción Física & Psicológica


Azael es un joven de peculiar mentalidad. Su creación fue manipulada de tal manera que varios de los receptores neuronales del joven albino han sido casi totalmente suprimidos. Él no puede sentir empatía, él no puede sentir culpa o remordimiento, no comprende las emociones del miedo o de la felicidad. Él puede sentir apenas placer o dolor, de formas primitivas y básicas. Ser gentil o bondadoso no están en su naturaleza, tampoco ser cruel o sanguinario. En pocas palabras, el joven Seirim es un ser privado de emociones complejas, solo pudiendo entender las más básicas que su instinto necesita para su supervivencia. Fácilmente catalogable como un Sociópata, el desconoce la diferencia entre el bien y el mal, su mente limitada a funciones primitivas de equivalencia y de supervivencia.

Él es incapaz igual de reconocer los límites sociales o morales actuales u obvios, como si de un pequeño se tratase, una mente infantil  en un cuerpo peligroso, un instinto puro que fue educado para no pensar y solo actuar, son los que caracterizan la mentalidad de Azael. Un ejemplo de esto, es incapaz de sentir respeto hacia la muerte, por nombrar algo. Para el, un cuerpo muerto, en lugar de ser enterrado o venerado como la tradición social dicta, puede ser sencillamente descartado a la basura o tirado para descomponerse. Un saco de carne y huesos que debe volver a la tierra, un muerto deja de ser un humano, un animal o una planta, solo un material inerte sin valor alguno real más que servir de abono. Este puede ser mencionado como un ejemplo de la sociópata de Azael, al ser incapaz de entender la necesidad de la gente de venerar a los difuntos o enterrarlos, una cuestión moral de respeto hacia la vida que Azael no puede comprender.

Otra posible mención, es que el concepto de culpa o responsabilidad no son inherentes en él. Él puede matar a alguien sin sentir remordimiento alguno, sin sentir pena o temor a represalias. Él puede igualmente robar algo sin verle el lado negativo de ninguna forma, el necesitaba una cosa y la tomo, eso es todo lo que su mente es capaz de comprender, tenía hambre y tome comida de un puesto de frutas, ya que estaba al aire libre sin que nadie lo ocupada. Esa es otra forma de poder ver la falta de moralidad en la mente del joven de blancos cabellos.

Igualmente, yendo a factores menos hipotéticos, cabe mencionar que Azael es incapaz de mentir o guardar secretos. El desconoce el concepto de privacidad o de mentira, pudiendo decir todo lo que sabe a quién le pregunte, ya que para él no hay sentido en ocultarle nada a nadie, ni por seguridad o por un plan en especial. Sencillamente, la información carece de una importancia real para él, siendo que si le preguntaran algo que normalmente una persona normal no respondería, él lo haría de forma sencilla y sin pena alguna, carente de cualquier tipo de filtro verbal.


Historia
Mientras caigo, los recuerdos de mi vida empiezan a pasar delante de mis ojos. Siento la tierra fría debajo mía, mientras mi cuerpo desciende tal cual tabla hacia ella, atraída por aquella fuerza tan omnipotente como lo era la gravedad, volviéndose esta una orden total sobre cada centímetro de mi cuerpo, jalando de él, queriendo apresarla en su abrazo, que mi piel tocara la tierra húmeda y fértil que cubría todo el lugar. En contraste con la frescura del suelo y el aire, sentía mi espalda caliente, casi como si aquella parte de mi cuerpo hubiera sido cubierta por llamas. Note al instante la sensación de la pesadez sobre mi junto a aquella creciente calidez, aquellas punzadas de dolor que atravesaban todos mis nervios a la vez, la sensación de la sangre abandonando mi cuerpo, llevándose mi vida con ella, mientras yo solo caía…

[/b]
La tierra se ve tan cómoda… Creo me podría dormir en ella.



Siempre me pregunte que se sentiría morir. Tantas veces quite la vida de las personas con mis propias manos, tantas existencias termine sin dudarlo, ni pensarlo. Normalmente las personas dicen que las muertes pesan en el alma, que los rostros persiguen a uno en sueños, que puedes llegar a escuchar voces entre susurros  al pasar el aire entre las ramas de los árboles, o miradas acusadoras de personas desconocidas, como si supieran de tu pecado, y te acusaran de forma silenciosa, juzgándote y sentenciándote. Ese nunca fue mi caso…


Sus rostros llenos de incredulidad y horror nunca se grabaron en mis pupilas, en mi memoria ni en mi alma, una vez se iban, solo eran sacos de carne y piel en el suelo, que yo entregaba a mi dueña.



¿Debería sentirme mal por los muertos? ¿Debería apiadarme por las mujeres y los niños? ¿Debería tener consideración por los ancianos y los enfermos? Me enseñaron que no, y esas enseñanzas son mi ley, mi credo, y la verdad. A todos los lleve a la muerte, todos aquellos que siguiendo mis palabras al pie de la letra, cayeron presa de su fanatismo y su credo. Elevándome ante ellos, irguiéndome sobre sus capillas, parándome en medio de sus iglesias y de sus parroquias, nunca dudaron de mí, siempre veía sus ojos llenos de fascinación y de admiración, se entregaban a mi como ovejas cuyo destino era el matadero, se presentaban a mi llamado, sin duda en su mirada o en su ser, creyendo todo lo que les dijera, a pesar de que fuera una mentira.


Y ellos siempre caían, siempre me seguían, ellos siempre creían.


¿Por eso ella me había elegido? ¿Por ello me había creado con esa forma? ¿Por eso me había dado esas alas? Nunca podre estar completamente seguro, al menos ya no, mientras son sus propias manos las cuales me arrancan la vida a tirones, las cuales me desmiembran sin consideración, volviéndome así otro de sus experimentos, otro de los tantos cientos de cuerpos que había estado recolectando durante tanto tiempo, muchos de ellos llevados por mí mismo, seducidos por mis palabras y mi apariencia. El único recuerdo que había tomado alguna vez de ellos, habían sido las marcas que llenaban mis manos ahora, cientos de diminutas líneas que servían como única muestra de respeto hacia aquellas existencias que había erradicado. Todos esos incautos que ahora servían a mi creadora como muestras, como yo pronto serviría.


Ya que ahora ella había perdido interés en mí, transformándome solo en un número más.


Los recuerdos siguen apareciendo delante de mis ojos, y ahora si veo sus rostros, ilusionados, maravillados, crédulos… Siempre las mismas facciones, siempre la misma mirada, aunque hubiera alguno que no lo creyera, la presión del resto lo terminaba por sucumbir, ahogaban con su fanatismo toda duda, abandonaban toda lógica o razón, y se entregaban solo a lo que sus ojos les dejaba ver, a lo que ante ellos había tomado forma, ante mí.


Su fe fue su condena, y yo su consagrada mentira.


El frio llena los rincones de mi cuerpo, mientras sigo cayendo, ¿Cuánto tiempo llevo cayendo? Podrían haber sido segundos u horas, no lo notaria, mi cuerpo ya no lo siente, mi mente ya no lo procesa. Logro observar, mientras caigo, el cuerpo inerte a escasos metros de mí, las manchas del oscuras que llenaban el suelo, esparcidas de manera aleatoria, vestigios de líquido vital ferozmente arrancados de su dueño original y regados por el piso, sangre que empezaba a coagularse, proveniente del inerte cuerpo en medio de aquel enorme chaco.


Él fue mi última víctima… Él, quien siempre estuvo a mi lado…


Pero él no había caído por mi apariencia alada y divina, no se había entregado a mis vacías promesas, no había creído con fe ciega en todas mis palabras. No, él sabía que todo aquello era falso, que todo era una mentira, artimañas amontonadas para lograr traer a las víctimas que pedía mi creadora, nuestra creadora. Él no había muerto por artimañas, él había muerto por mis manos, las cuales ya ni podía mover por el dolor y el cansancio. Exactamente el mismo liquido rojizo que ahora tapizaba el piso, goteaba de mis dedos, pertenecientes al mismo lugar, aquella silueta muerta en medio de la tierra, inmóvil, sin vida.


Él había caído por los deseos de nuestra creadora, y por mis manos. Ahora ya hacia muerto, por solo un capricho…


Y así, él se volvió uno más de la lista, el único otro ser que me entendía, transformado en otro saco de carne cuyos huesos tendría que desechar al final y cuya alma se evaporaría en el aire, si no es que nuestra creadora tuviera otro plan para ella, un plan que haría preferir a cualquiera la muerte, en lugar de seguir en sus macabras manos, víctimas de sus bizarros caprichos. Y ahora, yo me volvía igual solo otro número entre sus víctimas, me volvía solo otro registro en sus documentos.


Es un castigo justo, supongo, yo que fui su cazador y recolector, volverme otro de sus juguetes.


Mi rostro toca la tierra, hundiéndome un poco en ella por mi propio peso y la fuerza de mí caída. Sí, es muy cómoda, vaya que lo era. No había sentido esa comodidad desde aquellos lejanos días en que vivía en un tubo, mientras mi cuerpo crecía, rodeado de litros y litros de agua, solo descansando, eran tan cómodo… En su momento, deseaba la libertad, deseaba salir, que me liberaran, poder caminar con los pies que ya se me habían formado, volar con las alas que se me habían otorgado en mi espalda.


Deseaba todo eso… Pero cuando fui libre, solo desee regresar ahí, a un lugar en paz.


Ahora, tirado en el suelo, puedo verlo claramente, su rostro, tan igual al mío, y a la vez tan diferente, a escasos metros, mientras la sangre sale de mi espalda, brotando como una fuente desde donde antes estuvieran mis alas, mientras las blancas plumas caían sueltas alrededor mía, mientras notaba su presencia en mi espalda, alzándose sobre los dos, sobre mí, y sobre mi hermano… El hombre que había matado, y que ahora me observaba con sus ojos negros de iris bicolores y vacíos ahora, desprovistos de vida o conciencia, de existencia.


¿Mis ojos se verían así pronto? Era bastante seguro… Solo me quedaba morir, y unirme a él


¿Por qué nos hizo pelear a muerte, si al final mataría al ganador? Ya ni siquiera siento el dolor que me había recorrido por completo mientras caía, luego de que ella me arrancara las alas con las cuales me había creado, mientras las veía ahora tiradas a un lado, como dos enormes vestigios de ave inservibles ahora, que pronto se pudrirían y se volvían nutrientes para el suelo donde estaban. Solo noto mi conciencia extinguiéndose, huyendo de mí, el frio recorriendo cada centímetro de mi cuerpo… Así dejare este mundo entonces, el karma me ha alcanzado por fin, ¿Todas las personas que asesine me estarán esperando del otro lado? ¿Me estará esperando él, mi hermano? Supongo pronto lo descubriré…


Esto es todo entonces, es un adiós. Aquí acabe yo, un número más, otro material de su experimentación…


--------------------------------------------------------------------------------------------


Abrió los ojos, de forma lenta, acostumbrándose a la luz que invadía todo el lugar. Sintió el aroma de los árboles, de la tierra, de las flores y las plantas. Su nariz se sentía sensible, mientras se sentaba, notando su cuerpo entumecido y adolorido. Sus manos servían de apoyo a sus lados, aun así levanta una para tallar con suavidad sus parpados, buscando sanar la sensación incomoda que tanta luz causaba en ellos. Finalmente se acostumbró, abriendo de par en par aquellos orbes platinados, que parecían haber robado el color mismo de la luna de invierno. Observo el bosque en donde se encontraba, estirando su espalda, sintiendo su columna tensa y su cuello incómodo. Su cabeza, aunque despierta, se sentía aletargada y lenta. ¿Cuánto tiempo había estado durmiendo?

Se puso de pie, algo difícil los primeros pasos, como un niño recién nacido quien aprendiera apenas a caminar, aunque rápidamente esto se corrigió, levantándose en una pose más digna. Se apoyó con una mano, contra un árbol, observando el agradable paisaje, pero sin lograr saber dónde se encontraba, o que hacia ahí. Su mano fue a su garganta, mientras la masajeaba suavemente, buscando relajar sus cuerdas bucales que sentía casi petrificadas. ¿Cuánto llevaría sin hablar?

Gruño primero, luego tosió, y finalmente sintió las palabras escapar de sus labios, suspirando tranquilo, al menos podía hablar. Miro sus manos, luego su cuerpo,  observando su camisa blanca inmaculada, que parecía de un tono arrancado de una nube, sus pantalones negros y de tela cómoda, sus zapatos impecables y brillosos. Dio otro paso más, provocando un gruñido de molestia mientras llevaba su mano a su espalda, sintiendo un escozor repentino, justo en el área cercana a los omoplatos. ¿Por qué le dolía tanto la espalda?

Suspiro, caminando de forma lenta, desorientado y aun algo cansado a pesar de haber dormido quien sabe cuánto tiempo. Una sensación de impotencia le recorría, poco a poco, guiándole hacia la desesperación. Aun no entendía que hacia ahí… Como había llegado, que fecha era o que había pasado… Pero aun peor… ¿Quién era? ¿Cuál era su nombre?

No sabía nada de eso… No entendía que pasaba, quien era, ni donde estaba… No recordaba nada, ni nombres, ni rostros, como si todo le hubiera sido arrancado de repente, dejándolo como un muñeco desprovisto de conciencia o voluntad, tirado en ese bosque en quién sabe dónde… Pero… No, no había olvidado todo… Por qué una persona venía a su mente, aunque no recordaba su nombre, o su apariencia, lo lograba recordar. Recordaba su presencia, su existencia, algunas situaciones a su lado. Sabía quién era, pero no sabía cómo era. Sabía que existía, pero solo esto recordaba de él… Tenía que encontrarlo, era lo único que le quedaba, su última esperanza, sentía que solo encontrándolo, entendería todo, lo que había pasado, descubriría que había sucedido, y recuperaría todo lo perdido…

-Hermano… ¿Dónde estás?

Habilidades
× Habilidad Especial: L´Fallen Angel (El Ángel Caído)
♦Características: Azael no es un ángel de verdad. Sus orígenes no tienen nada que ver con lo divino o lo celestial. Su origen tiene que ver con experimentación, magia, una probeta, un tanque para incubación y cientos de cadáveres de experimentos fallidos que le precedieron. Su cuerpo fue adaptado físicamente para simular las habilidades de un ángel, tal como lo es una apariencia atractiva y fina, igualmente un cuerpo resistente y poderoso, al igual que la habilidad de volar, al menos cuando poseía sus alas.
Azael posee una gran resistencia al frio o al calor, incluso en climas extremos es incapaz de sudar o tiritar. Su resistencia al dolor en sumamente alta, al igual que su fortaleza física, es difícil herirle, se necesita una fuerza recalcable para ello. Es capaz de sumergirse profundamente en el mar sin que la presión le afecte, igualmente es capaz de estar a enormes alturas sin que le haga falta el aliento o sufra de la presión. Es capaz de condensar su longitud de alma en el aire a su alrededor y manipularlo de esa forma, en manera de ráfagas o mayores, dependiendo de su nivel.
Él es incapaz de usar la mayoría de sus habilidades a menos que recupere sus alas, sin ellas, su habilidad de vuelo esta sellada. El poder que obtienen sobre el aire se ve reducido a la mitad, igualmente su resistencia física, su fuerza y velocidad es menor.

× Longevidad
Posee una vida mucho más extensa que la de una persona normal. Él ha vivido décadas, un par de siglos de hecho, pero aun así su cuerpo envejece de forma mucho más lenta, siendo que aparenta apenas 18 años.

× Capacidad Fisica:
Es bastante fuerte, más que la persona promedio, además de rápido y ágil, aun así, su verdadera capacidad física esta mermada por su condición, siendo que es incapaz de usar su habilidad natural de vuelo, su cuerpo menos acostumbrado a peleas terrestres.

× Vuelo:
Poder por el momento sellado. Azael originalmente era capaz de volar gracias a las alas que alguna vez tuvo, aunque en estos momentos es incapaz. Con sus alas de angel es capaz de mantenerse a flote de manera casi mágica, volar durante horas sin parar, a una velocidad de cerca de 100 km/h, además de poder subir a una distancia de casi 15,000 pies (cerca de 5,000 m) siendo esta la mitad de la altura a la que vuela un avión comercial.

× Resistencia:
Su cuerpo esta creado para soportar ambientes duros, es fácilmente adaptable al frio o al calor, a cambios buscos de temperatura y a la humedad, habilidades que originalmente le servían para poder facilitar su vuelo, gracias a los cambios de temperatura a la altura que llegaba.

× Xenoglosía:
Una habilidad poco inusual y que no puede explicar. Azael es capaz de hablar cerca de 30 idiomas distintos y casi 10 lenguas muertas, de forma natural. No tiene complicaciones para escribirlo o hablarlo ni entenderlo, siendo difícil definir cuál podría ser su lengua madre.


Datos Extra
-Es incapaz de apreciar la música, no siente nada al oírla
-Tiene una amplia variedad de conocimientos sobre la anatomía humana
-Sus alas no pueden ser destruidas de forma normal, aunque si separadas de su cuerpo pueden volver a unirse
-Es incapaz de tener sueños de ningún tipo, cuando duerme solo cierra los ojos y al cabo de unas horas despierta
-Es ambidiestro
-Los dedos de sus manos están marcadas de decenas de pequeñas líneas negras que el mismo se hizo, cada una representa una persona asesinada por él.
- Angel / Shaggy
×Eishi Tsukasa – Shokugeki no Soma
© HARDROCK

avatar
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 29/11/2015
Puntos : 40
Localización : Ninguna en especial
Ver perfil de usuario

Azael Seirim
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: El Angel de la Tragedia [Azael Seirim ID]

Mensaje por Tsuki el Miér Dic 23, 2015 6:21 pm


Realiza los registros correspondientes.

_________________


Do you call yourself a fucking hurricane like me?
Pointing fingers cause you'll never take the blame like me?

_____________
Hablo #ff0066
Narro
"Pienso"
_____________

when you can be a god?:

Regalos!:


GRACIAS LAIR DE NUEVO ♥ (link)
Y gracias a todas las personitas que me felicitaron y sdfadaa
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 19/11/2013
Puntos : 14
Edad : 16
Localización : Vigilandote desde las sombras, por cierto, bonitas sábanas
Ver perfil de usuario

Tsuki
Cinco Estrellas Elite

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.