Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Ayer a las 4:34 am por Harley Quinn

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Miér Jul 05, 2017 10:12 am por Misogi Kumagawa

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.lessBálderook University
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Parecidos considerables [Priv. Anya]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Mar Oct 27, 2015 11:58 pm

Abrir los ojos con la misma visión del mundo siempre era algo a lo que Izaak sin lugar a dudas se había acostumbrado, por tanto tiempo siguiendo su vida de la misma forma, que el poder despertar sabiendo que ella existía le causaba un cambio total en su percepción de la realidad, sus pensamientos por aquella arma eran no solo cada vez más frecuentes, no, ella ocupaba el noventa por ciento de sus pensamientos, desde aquel día en el parque que la había conocido no la saco de su mente, y el hecho de que fueran un equipo, que ella hubiera aceptado ser su compañera era algo que sin lugar a dudas ponía totalmente contento al pelinegro quien solo abrir los ojos por la mañana sonreía, porque podría ver a aquella persona más tarde, porque no estaba solo. Porque ambos eran la compañía del otro.

Y al igual que había hecho durante los últimos tres meses se puso de pie, en el suelo de madera crujía un poco debido a las pisadas y el inminente silencio de la habitación, había libros tirados por todo el suelo así como ropa ya fuese limpia o sucia, salió de su habitación y se dirigió rápidamente a la ducha. Después de haberse dado un baño recogió alguna de las prendas después de comprobar que esta estuviera limpia y se vistió dirigiéndose a la calle. Aquel día solo tenía un par de cosas que hacer antes de dirigirse hacia los dormitorios del shibusen en busca de Aria. Así que comenzó su listado de tareas dirigiéndose a la biblioteca. Aquel día el clima parecía estar más a su favor que encontrar, el frio viento golpeaba contra sus mejillas y una bufanda color negra cubría su cuello, tenía puesto su gorro favorito que dejaba el cabello libre y un abrigo de color negro. Avanzo por toda la zona comercial hasta donde la biblioteca donde el cartel se movía violentamente debido al fuerte viento, aun así aquel día no amenazaba con lluvia, solo con una tarde fría.

Entro en aquel lugar siempre libre de gente debido a las gavetas viejas y el lugar con mala apariencia, sabía que ahí nadie entraría, era un lugar privado y para el pelinegro perfecto para leer; tomo un par de tomos sobre la caza de brujas en Inglaterra y otros más sobre la sincronización de almas técnico/arma, después de todo últimamente quería saber más acerca de ello, aunque el mismo siempre había podido sincronizarse con quien fuere tenía que aprender un poco mas sobre todo aquello. Pero aquel día no se quedaría ahí a leer, no, aun tenía un par de cosas más por las cuales pasar. Así que abrió la puerta de aquella librería mientras se despedía del encargado quien miraba a Izaak con una sonrisa, quien era tal vez su único cliente. El pelinegro salió a paso lento y sin prestar demasiada atención cuando sintió un golpe contra su costado izquierdo haciendo que casi callera al suelo pero sin lograrlo del todo. Se giró hacia la persona que le había golpeado y miro al chico que ahí estaba, uno de los niños del parque en el que solía correr, el chico se despidió con un movimiento de mano libre de todo accidente, claro hasta que volvieron a chocar con el pero esta vez por la espalda empujándole provocando que los libros que había recolectado cayeran al suelo.

¡Ah! Mis libros. –dijo sin voltearse a ver con quien había chocado esta vez, más preocupado por aquel material reciente que había conseguido. Lanzándose sobre uno de estos que amenazaba con deshojarse en cualquier momento. - ¡Oh no! –Exclamo mientras caminaba -corría- por el mismo olvidando sus demás libros tirados detrás suyo. –Oye disculpa, cuídalos un momento. –pidió Izaak volteando a quien se había chocado con él y sin más corrió detrás de su libro. Regreso con una sonrisa en el rostro y el libro en la mano, después sonrió para aquella persona. –Disculpa por haberte dejado con mi desorden, aun así gracias por cuidarlos. –comento de forma un poco apresurada.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Anya Clownlay el Dom Nov 01, 2015 12:30 am

Abrió los ojos lentamente para observar todo a su alrededor, no estaba del todo segura donde se encontraba lo cual sinceramente no era para nada bueno, recordaba haber ido a una librería por el aburrimiento y que había decidido ir a leer al parque, pero después de eso no recordaba nada, y claro que no lo haría pues luego de eso ni siquiera se había movido un centímetro, la prueba estaba sobre sus piernas, pues allí se encontraba el dichoso objeto que recordaba, si, se había quedado dormida en plena lectura lo cual debería darle vergüenza, no es como si la lectura fuese aburrida, ni tampoco que se hubiese quedado hasta muy tarde la noche anterior, solo pasada las dos de la madrugada.... Nada fuera de lo normal, pero claro, su cuerpo parecía haberle mandado la cuenta a su cerebro y la había mandado a dormir en pleno día, al menos agradeció mentalmente que no hubiese aparecido nadie en aquellos minutos, pues se había quedado dormida con los audífonos puestos y pues.... No quería que le robara, si, estaba Death City, pero jamás se podía saber, por ello suspiro despacio al notar que no había perdido nada por culpa de su desconectado por la realidad, ni siquiera sabía cuánto rato se había dormido, pero había ocurrido.

«Bueno.... Por algo pasa todo.... Definitivamente tengo que comenzar a dormirme más temprano.... No quiero que me pase en clases y me disequen viva.... Escuche que había un maestro que era así.... Aunque hay que admitir que debe ser genial ver algo asi» Sonrió ante la idea aunque la dejo de lado cuando tuvo la necesidad de estirarse y un involuntario bostezo escapó de su boca, estaba aun un poco adormilada pero su estomago hizo acto de presencia, no había desayunado ahora que lo recordaba y moría de hambre, podía ir a comprar algo para comer y volver a la comodidad que aquel árbol le proporcionaba, con esa idea se levantó con una amplia sonrisa, guardando su libro en aquel bolso antes de subirle el volumen a la música y comenzar a caminar por aquel sector tan concurrido de la ciudad, sinceramente no era fanática de hacer filas pero podía esperar con tal de conseguir su objetivo, y quizás por eso avanzaba sin problemas por el lugar cantando en un volumen bastante bajo aquella canción que era capaz de escuchar gracias a los audífonos.

-Place and time always on my mind~ I have so much to say but you're so far away~- Sonrió levemente ante aquella melodía aunque para su desgracia no pudo seguir disfrutando correctamente pues un chico claramente más pequeño que ella terminó por empujarla y como si fuese un efecto domino terminó por tirar al suelo los pobres libros que el chico delante de ella cargaba, los cuales parecía bastante viejos y por lo mismo palideció, demonios, no había sido para nada su intención, ¡Ni siquiera había sido su culpa sino que la del chico que la había empujado a ella! Aunque eso no evitó que cuando le pidieron que cuidara las cosas no lo hicieran, de hecho comenzó a recogerlos, era lo minimo que podia hacer, por esa razón cuando lo escucho negó con la cabeza varias veces mientras levantaba el último del suelo, no tenia porque disculparse cuando ella tenía un grado de culpa en el caso, incluso suspiro pesadamente.

-Olvidalo, también a sido mi culpa por empujarte, aunque en mi defensa yo fui empujada por un pequeño ser que huyó- Rió despacio luego de decir aquello, claro que al ver al chico se le quedó un tanto.... ¿Asombrada? No podía decir que era la copia que alguien que conocia, pero si podía decir que tenían un gran parecido, tanto que inconscientemente de sus labios salió el nombre de aquella persona -¿Mack?- En cuanto se dio cuenta de lo que dijo abrió los ojos avergonzada, claramente no se trataba de quien pensaba, pero su nombre simplemente había escapado de su boca y por ello se ruborizo negando varias veces tanto con su cabeza como con sus manos -L-lo lamento por lo de los libros y-y por l-lo de ahora e-es solo que t-te pareces a un conocido- Aquello lo soltó bastante rápido por culpa de los nervios y solo una cosa pasaba por su cabeza y eso era que se la tragase la tierra allí mismo, porque... ¿Llamar a un extraño por el nombre de un conocido? Aunque se parecieran podia facilmente diferenciarlos, quizás hoy no era su día «Que alguien me mate ahora mismo» Si, eso es lo que pasaba por la cabeza de la menor mientras mantenía el rostro desviado hacia el suelo como si fuese la cosa más interesante del mundo, sinceramente no podía ver al otro chico a la cara de la vergüenza que sentía por su error.
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Lun Nov 09, 2015 1:28 pm

Entiendo completamente, no te preocupes. En realidad también fui empujado antes por uno de los niños. –comento sonriendo mientras tomaba los libros que la chica… ¿Aria? La miro horrorizado ¿Por qué se había cortado el cabello? Es decir no estaba en contra si es que a ella le gustaba, pero su cabello largo le gustaba mucho más… No, ella no era Aria, pero vaya que eran muy parecidas físicamente, incluso el tono de voz era muy similar. Se llevó la mano a la cabeza y rasco su nuca.

Observo a la chica con una sonrisa en el rostro y con un solo pensamiento en su cabeza… ¿No era demasiado parecida a Aria? En realidad por un momento se preocupó, si, pensaba demasiado en Aria durante el día y hasta hace un momento pensaba que estaba alucinando al ver a la chica. De hecho eran idénticas solo que ella tenía el cabello corto y era un poco más bajita que Aria. Torció la boca, no sabía mucho del pasado de Aria porque ella misma tampoco lo sabía. Lo poco que había escuchado no recordaba que mencionara a una hermana… o a un clon idéntico a ella.  Estaba a punto de decirle lo parecida que era a una amiga suya, pero no fue capaz de decir nada cuando la escucho decir el nombre de su hermano. Ella había visto a Izaak y había dicho el nombre de Mack… entonces eso significaba que ella lo conocía. – ¿Tú conoces a Mack? –pregunto mirándola con tanto asombro como curiosidad. ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué?

Se quedó en un estado de aturdimiento por demasiado tiempo. ¿Cuánto fue uno o dos minutos? Incluso había tirado los libros que estaban en sus manos, ¿No había dicho ella que se parecía a un conocido? Eso solo significaba una cosa, se habían visto recientemente o al menos eso esperaba, Mack estaba vivo, Mack seguía jodidamente vivo… ¿Cómo se suponía que debía reaccionar a dicha revelación? Izaak dio por hecho que su hermano estaba muerto después de que desapareciera ¿estaba equivocado? Y entonces un rayo de esperanza atravesó su pecho. -¿Mi hermano está vivo? –aquella pregunta no era dirigida a la chica, ni a nadie en particular, era como si una parte de el mismo regresara a su cuerpo, algo que lo había abandonado hacía muchos años. Y la emoción comenzó a embargarlo.

Levanto la vista olvidando momentáneamente que ella se parecía a Aria, de hecho por un momento y por primera vez desde que la había conocido Aria abandono sus pensamientos siendo su mente totalmente ocupada por el recuerdo de su hermano, porque él estaba vivo, porque seguramente podría volver a verlo próximamente… una sonrisa algo solitaria asomo su rostro y después otro flechazo de realidad se posó en el ¿Y si no era el mismo Mack? Pero ella le había confundido con un Mack, él y su hermano eran parecidos entonces… Tenía que ser el mismo. –Lo siento. –dijo después de un largo rato de estar en silencio mirando a la chica con una sonrisa algo apagada pero llena de ilusión. –Yo… Tu… ¿Es Mack Doors? ¿Es el, él mismo Mack con el que me has confundido? –sus ojos estaban totalmente sobre los orbes de la chica. –Si es así… Eso explicaría el parecido.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Anya Clownlay el Vie Nov 20, 2015 10:01 am

La chica se encontraba con la mirada baja, observando el suelo como si se tratara de la cosa más interesante del mundo, por qué había notado el rostro del chico cuando la miro, casi parecía como si se tratase del asesino del que estaba huyendo, sabia de por sí que no era una chica guapa ni nada similar, pero tampoco era tan fea como para que pusiese semejante expresión de terror «Bueno, soy una chica bastante intimidante, pero no sabía que a este punto» ¿Subiéndose el ego? Un poco, aunque era más para bromear y sacar aquella incómoda situación al menos en su cabeza, pues físicamente no había dicho ni una sola palabra, tenía planeado decir algo, realmente lo tenía, podía hacer un escape estratégico…. No era una mala idea, saldría de la situación incómoda y dudaba volver a verlo ¡Todos ganaban! «Vamos Anya, no puedes arruinarlo, solo dile que tienes que hacer algo importante aunque no sea verdad y luego salir corriendo lo más lejos posible, no es tan difícil».

-E-etto y-yo- Y hasta allí quedo su plan, pues antes de que siguiese el contrario hizo la pregunta que la dejo simplemente estática, parpadeando confundida ¿Él lo conocía? De inmediato una amplia sonrisa se formó en su rostro ¡Quizás el supiese donde estaba el chico! ¡Quizás era su día de suerte!  Iba a preguntarle cuando noto el actual estado del chico y de inmediato su sonrisa se borró, no…. Él no sabía dónde estaba, porque vamos, uno no botaba los libros por que lo hubiese visto muy recientemente, por ello la menor volvió a bajar la mirada para tomar aquello que nuevamente había terminado en el suelo en silencio, algo le decía que no debía hablar en ese momento, si, podía ser muy densa en ocasiones, pero sabía reconocer ese tipo de cosas, era muy empática e intuitiva, por ello ni siquiera se cuestionaba que hacer ahora, sabía que no podía huir, no era una opción, menos cuando soltó aquella pregunta al aire, que hizo que abriera los ojos aún más, aferrándose a los libros que se mantenían en sus manos aun, esa pregunta ¿Cuántas veces no se la había hecho? Había perdido la cuenta y eso que no hacía mucho tiempo se había enterado que “Aria” No era su amiga imaginaria o siquiera parte de su imaginación, era una persona real, era su hermana mayor que había sido raptada hacía muchos años.

«Creo que le hice el día, después de todo le acabo de decir que su hermano aun está vivo… Yo ni siquiera tengo esa certeza, estoy buscando una aguja en un pajar que ni siquiera se sí existe» Ante aquel pensamiento mordió su labio, sintiendo como sus ojos comenzaban a aguarse ante ello, demonios, ella desearía conocer a alguien que le dijese que había conocido a Aria y que estaba viva, claro que sacudió su cabeza despacio antes de elevar la mirada y dedicarle una leve sonrisa al chico de cabellos oscuros, negando despacio con la cabeza.

-No te preocupes- Aquello lo dijo despacio, claro que ante los cuestionamientos parpadeo un poco, tenía un gran punto, habían más “Mack” en el mundo, el problema es que no recordaba su apellido, por lo mismo se levantó y elevo un brazo, podía que no supiese eso pero lo recordaba bastante bien en apariencia –¿Cómo de este porte? ¿Cabellos oscuros medios azulados? ¿Ojos azules? ¿Técnico del Shibusen? Si es así pues creo que estamos hablando del mismo Mack- La chica sonrió aún más, algo le decía que realmente eran la misma persona y bueno, sinceramente se alegraba de haberle dado esa noticia al chico…. Aunque no fuese su verdadera intensión al inicio, pero vamos, su error le había traído felicidad, aparentemente y esperanza al chico de poder encontrar a su hermano, porque estaba vivo y no muerto como él pensaba, eso era suficiente para que ella dejase todo el pensamiento negativo en ese momento y sonriera.
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Vie Nov 20, 2015 2:00 pm

La sonrisa en el rostro de Izaak se ensanchaba cada vez más, no sabía qué hacer, pero un pensamiento oscuro paso por su mente nublando la misa ¿Y si era otro Mack? Apretó los puños y después bajo la mirada, observo todos sus libros ahí tirados y se agacho para poder recogerlos con tranquilidad mientras trataba de despejar su mente, sabía que no tenía que crear falsas esperanzas y aun así no podía eliminar aquel sentimiento de felicidad. Fue entonces que ella comenzó a hablar de nuevo; a cada palabra que ella decía la sonrisa de Izaak se ensanchaba más y más, se puso de pie sin dejar de mirar con ilusión a la chica y con una sonrisa sumamente sincera.

¡Es él! ¡Definitivamente ese es mi hermano! –comento con emoción sin dejar de mirar a la chica deshaciéndose de los libros nuevamente y en un ataque de emoción abrazando a la chica con fuerza –Gracias –comento en un susurro realmente feliz. Era la mejor noticia que le habían dado en mucho tiempo, se sentía tan feliz como cuando Aria había aceptado ser su compañera, y otro pensamiento vino a su mente en ese mismo momento. Aria, la chica, él debía de hablar con ella, contarle su emoción en ese mismo momento ¿estaría acaso en el dormitorio de shibusen en ese momento? En realidad no estaba del todo seguro. Fue entonces que se dio cuenta de que estaba abrazando a una completa desconocida. – ¡Lo siento! –grito separándose de ella y mirándole.

Se alejó con un rostro completamente sonrojado por sus impulsos, en realidad había actuado sin pensar, se llevó una mano al rostro cubriendo su boca. Demonios, ahora talvez ella mal pensaría todo y lo vería como un pervertido que abrazaba por las calles. –Lo siento, no suelo hacer esas cosas. Yo he… pues… estaba demasiado emocionado. –comento sin mirar a la chica para después levantar la mirada y notar nuevamente lo similar que era a Aria… ¡Aria! Tenía que llamarla. –tengo que llamar a Aria y contarle esto… -dijo para sí mismo pero sin bajar realmente la voz y sacando el móvil para después mirar a la chica nuevamente. –Te pareces mucho a una amiga mía sabes… -comento sin dejar de mirar a la chica. ¿No sería graciosísimo que ella resultara ser también hermana de aria? Aunque eso no era posible ¿no?

Olvidándose de lo que iba a hacer volvió a guardar el teléfono y se agacho a recoger los libros nuevamente tomando los mismos y metiéndolos en su mochila para no volver a tirarlos o la gente comenzaría a pensar que era un idiota, aunque en realidad aquello no le importaba en lo más mínimo. Levanto la vista hacia la chica y sonrió.

Por cierto, soy Izaak ¿Cómo te llamas? –pregunto el pelinegro con una sonrisa en el rostro.  
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Anya Clownlay el Vie Nov 20, 2015 4:49 pm

Estaba esperando una respuesta por parte del contrario y la obtuvo, claro que al saber que estaba en lo cierto al pensar que era el mismo Mack su sonrisa se hizo aún más amplia, realmente se trataba de él, ahora aparentemente estaban buscando a la misma persona, ¡Buscar de a dos era mucho más fácil que buscar sola! Si, quizás si era su día de suerte, había ayudado al chico y podían ayudarse mutuamente a buscar al mayor, después de todo sentía que le debía demasiado, había estado para ella cuando sentía que no podía confiar en nadie más, básicamente podía decir que lo buscaba más que nada para agradecerle aquello y bueno, porque lo admiraba mucho, después de todo era un gran técnico del Shibusen por lo que había visto y para ella a cierto punto la había salvado.

-¡Eso es geni-!- Aparentemente al de cabellos oscuros no le gustaba que ella terminara sus frases pues, bueno, la abrazo y aquello la dejo estática, no sabía qué diablos hacer, suponía que era por la euforia del momento al enterarse que su hermano estaba vivo, pero aun así para ella era demasiado extraño, no estaba acostumbrada a eso «Es el hermano de Mack. No puede ser un mal tipo. Todo es culpa de la emoción del momento. Tranquila Anya, simplemente quédate quieta, pronto te soltara…. Ok, eso suena como lo que debes hacer contra un animal salvaje…. Bien Anya, simplemente hazte la muerta hasta que él te suelte» Si, bromear en su mente solía calmarla, aunque la situación no dejaba de ser extremadamente rara y por lo mismo al ser soltada suspiro despacio con alivio, duro menos de lo que había calculado, eso era bueno, claro que luego al escucharlo rio despacio antes de negar con la cabeza, dándole a entender que no tenía por qué preocuparse al respecto, estaba casi segura que ella reaccionaria igual o peor de enterarse que alguien sabia dónde estaba Aria…. De hecho estaría contenta solo con saber que alguien la había visto alguna vez, porque nunca se sabe lo que puede pasar luego de un secuestro, por ello solo las primeras 48 horas se busca con vida a la persona, luego suelen buscar un cadáver.

-Tranquilo, yo reaccionaria igual de saber que mi hermana está viva- Volvió a sonreírle con amabilidad, claro que ante el nombre que dio parpadeo, wow, era una gran coincidencia que tuviese una amiga que se llamara igual que su hermana perdida,  pero prefería no ilusionarse, después de todo… Bueno, habían MUCHAS Arias en el mundo, lo sabía y quizás ahora ni siquiera se llamaba Aria, por lo mismo sacudió un poco la cabeza, no debía formar falsas esperanzas, lo sabía, sino terminaría más lastimada de lo que ya estaba «Es curioso que quiera llamarla solo para contarle eso ¿Se tratara de su novia o la de Mack? ¡Quizás es un triángulo amoroso!.... Creo que estoy pensando demasiadas cosas innecesarias» Quiso reír de su propio pensamiento hasta que lo escucho, oh aparentemente ambos se parecían a gente que el otro conocía, era realmente una locura si se pensaba bien, pero tampoco quería hacerse esperanzas vacías por cosas como esas, hay gente que podía parecerse a ella y no necesariamente ser su pariente -¿En serio? Quizás sea mi hermana perdida- Bromeo antes de reír despacio, negando levemente con la cabeza luego de ello, reiteraba, no debía hacerse ilusiones con cosas tan vagas como parecidos o nombres iguales, aunque ¿Y si hablaba de la misma persona? Sería una coincidencia doble y posiblemente si se tratara de su hermana, posiblemente luego se lo cuestionaría, pues debía presentarse, después de todo el ya lo había hecho.

-Supongo que es un gusto conocerte, Izaak, mi nombre es Anya, Anya Clownlay-
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Miér Nov 25, 2015 11:44 am

Al escuchar las palabras de la chica Izaak se sintió un tanto culpable por el mismo ser mucho más feliz que la otra. ¿Qué se suponía que tenía que decir en aquellos momentos, después de todo el mismo odiaba cuando la gente se compadecía de él y le decía que Mack seguramente estuviera vivo sin pruebas contundentes de que el mismo no estuviera loco o bien muerto, Izaak sabía que no se tenían que tener falsas esperanza y por esa misma razón prefirió no decir nada a la persona que ahora se encontraba frente a él, solo sonrió y asintió de manera tranquila como si intentara transmitir un sentimiento similar al de ten fe. Pero no la culparía de no tenerla si después de todo el mismo no la había tenido hasta el momento exacto en que la menor dijera o le confundiera con Mack.

Mas al el mismo hablar sobre el parecido que mantenía con Aria ella había dicho algo que hizo sonreír a Izaak ¿no sería gracioso si fuera cierto? De ser cierto, ¿ella se sentiría igual de dichosa que el cuándo supo lo de Mack? Seguramente sí que pasaría, después de todo ¿Quién no se alegra al saber que alguien de tu familia que has estado buscando por varios años está vivo? Aunque no estaba del todo seguro y la verdad es que no quería hacer nacer en la chica una ilusión innecesaria porque el mismo sabía lo que causaba saber que de echo te habías hecho salsas ilusiones y eso era… rabia, enojo con uno mismo y después la tristeza de nuevo. Mas cuando escucho el nombre completo de Aña ya no hubo dudas.

¿Cómo has dicho? –pregunto mirándola fijamente a los ojos mientras el mismo abría sus ojos de forma desmesurada mientras traga ruidosamente ¿sería que podría regalar a Anya un momento de dicha como el que ella había obsequiado a Izaak? Y entonces la miro más detenidamente, pero si eran igualitas. ¿Cómo mierda no lo había descubierto el mismo por el simple parecido de las chicas?, después de todo el mismo había creído que era Aria con el cabello ahora corto cuando la había visto ¿no? Entonces porque no lo había notado tan rápido como para decirle, si yo sé quién es tu hermana… porque el mismo estaba cegado por la ahora enorme felicidad que embriagaba su mente y pecho. El mismo había sido egoísta al no notarlo por el simple hecho de que en ese mismo momento estaba demasiado feliz con la situación actual.  –Sabes… creo que de hecho sí que conozco a tu hermana. –sus palabras salieron en un pequeño pero audible susurro mientras la miraba con los ojos curiosos, esperaba ver su reacción pero más que eso… esperaba que ella no llorara, el mismo se había contenido para no hacerlo cuando supo lo de Mack.

Y de echo en un par de horas me encontrare con ella… somos compañeros. –dijo con una voz aún más gacha ¿Cómo se le decía a la hermana menor que de hecho ni siquiera sabía si existía que el mismo estaba más que enamorado de su hermana? No creía que fuera una plática conveniente, lo mejor sería dejar esa charla para cuando el mismo se lo dijera a la albina, pero aún no estaba del todo seguro de cuándo o como lo haría, después de todo él nunca se había sentido de esa manera por nadie… cerro las manos en puños y después le sonrió a Anya. – ¿Te gustaría venir conmigo a verla? –pregunto de manera agradable.  ¿Qué podría hacer? El mismo sabía lo que significaba poder ver a una persona a la que creías que jamás estaría ahí de nuevo, el mismo sabía lo que era no querer esperar a verse de nuevo, si alguien le ofreciera la oportunidad de ver nuevamente a Mack… entonces el mismo la tomaría de inmediato, porque nada le haría más feliz que esa situación y por esa misma razón el ofrecía aquella opción a la chica. Al menos el mismo quería regresar el favor que ella le había hecho sin notar. Decirle que su hermano seguía con vida.  

avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Anya Clownlay el Miér Dic 09, 2015 9:17 pm

La chica de cabellos claros mantenía su sonrisa luego de presentarse, sabía que no iba a ser tan fácil llegar al paradero de su familia, de hecho era bastante difícil, porque no tenía ni un solo rastro de donde podría estar Aria, ni siquiera sabía si seguía manteniendo aquel nombre, pero quería creer que seguía de pie, que estaba viva, sin importar cuanto le dijeran que las posibilidades eran mínimas, mientras existiese una probabilidad de 0.00000001% de que lo estuviese ella seguiría buscándola, no importaba cuan iluso fuese aquello, porque sentir aquella mano cálida de antaño era lo que más deseaba en el mundo ¿Cuantas veces no había deseado que su amiga "Aria" fuese real? No lo recordaba, pero eran bastantes y lo sabía «Hay que luchar para que los sueños se hagan realidad ¿No?» Río despacio ante aquel pensamiento, era tan iluso, casi como el de un niño que creía fielmente que santa Claus vendría a dejarle regalos a pesar de que sus compañeros de clase le habían dicho muchas veces que aquel hombre no existía, era prácticamente lo mismo, aquella fe ciega que poseía impactaría a cualquiera, es decir ¿Quién esperaba encontrar a su hermana raptada de hacía más de 10 años? La respuesta era tan rápida y cruda que hasta ella la sabia.

Nadie

Ahora una sonrisa un tanto vacía se formó en su rostro, era tan claro, lo sabía tan bien, pero no quería renunciar, no quería aceptar la posible realidad y no la aceptaría a menos que encontrara el cuerpo de la chica ¿Masoquismo? No, realmente no era eso, solo quería una prueba solida de que no volvería a verla, algo que le dijera “Ríndete, ella no volverá a estar a tu lado” ¿Era mucho pedir? Quizás, claro que cuando noto la incredulidad en el rostro del pelinegro parpadeo confundida, aunque eso cambio al escuchar al chico hablar. Salió de lo que ella consideraba su propio mundo para observarlo directamente a los ojos ¿Había algo de malo en su nombre? Si se burlaba de su apellido juraba que le rompería la cara, él no era nadie para hacerlo si su apellido era “Doors” la comparación de las cosas era clara ¿No? «Los payasos son mejores que las puertas» Oh bueno…. La idea de decirlo murió cuando nuevamente la voz del chico hizo acto de presencia, aunque no reacciono, simplemente se quedó estática, observándolo con los ojos abiertos por culpa de la sorpresa, incluso parpadeo como si le estuviese hablando en un nuevo idioma que ella desconocía por completo -¿Ah?- Aquello no fue más que un susurro, aunque luego de eso de un momento a otro comenzó a temblar con tal fuerza que termino en el suelo sentada mientras lo seguía observando, claro que luego su vista termino en el suelo, como si fuera la cosa más interesante del mundo, Varias preguntas pasaban por su cabeza ¿La vio? ¿La conocía? ¿Era su compañera?.

«¿Aria esta viva?»

Antes de notarlo había comenzado a llorar, como una niña pequeña, eran tantos sentimientos reunidos que no podía detenerlo, lloraba como si no hubiese un mañana, lo gracioso es que no estaba interesada en detenerlo, felicidad, alegría, alivio, euforia, toda esa clase de sentimientos los tenia ella ahora, sentía como su corazón latía con más fuerza de la de costumbre –Esta viva...- Dijo para sí misma aunque luego elevo la mirada para ver al chico con una amplia sonrisa en el rostro -¡Esta viva!- Musito claramente más alto antes de reír despacio, sentía que prácticamente el contrario le había dado lo que buscaba, no podía estar más agradecida con él, quizás de estar de pie lo abrazaría sin dudarlo, lástima que realmente no era el caso, seguía en el suelo, pero al recordar la última pregunta negó con la cabeza varias veces antes de elevar su mano para secar sus lágrimas y así poder verlo sin parecer tan "patética".

-No puedo aceptar eso… Yo… No te di ese nivel de felicidad… Además… No quiero admitirlo pero me aterra verla luego de todos estos años- Una nueva risa escapo de sus labios, esta era más para ayudarla a calmarse que porque le causara gracia, aunque tenía que admitir que realmente por sonar tan patética debió haber reído –Así que para que estemos en la misma situación…. Yo veré a Aria el día en que encontremos a tu hermano… Es lo justo ¿No?- Sonrió ampliamente antes de levantarse para quedar un poco más a su altura, claro que la diferencia era un tanto obvia, es decir ella era claramente más baja que él, pero eso no le importaba ahora, nada le importaba realmente en ese momento. Tendió su mano hacia él para que la tomase –Es una promesa, hasta entonces te pido que la cuides… Y si no te molesta me cuentes un poco como es ahora… La perdí hace más de 13 años…. ¡Pero tranquilo! Yo te relatare como esta Mack ahora ¿Te parece?- Había vuelto a su personalidad normal, eso estaba claro, pero si se fijaba bien podia notar aquel brillo en sus ojos y aquella euforia más notoria, porque ella no podía ser más feliz en ese momento, su hermana estaba viva, estaba bien, podría volver a verla, podría volver a sentir esa cálida mano sobre su cabeza otra vez, no podía estar de otra manera.
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Jue Dic 10, 2015 11:40 pm

Y la reacción que Izaak hubiera esperado que la chica no mostrara fue la que hizo, ella se había dejado caer lo cual hizo que el pelinegro se agachara junto a ella mirándola, ella parecía estar totalmente aturdida, un extraño shock se había apoderado de ella y por esa misma razón el chico no sabía que es lo que tenía que hacer se encontraban en media calle siendo observados por algunas personas, algunos ojos incluso se posaban en ellos pero Izaak no tomo atención de aquellas acciones de otros humanos. Solo se limitó a mirarla con preocupación ¿Qué se suponía que tenía que hacer en esos casos? – ¡Si Anya, Aria está viva! –exclamo el pelinegro sonriendo para la chica de forma abierta y después rodeando uno de sus hombros con las manos evitando que las personas miraran directamente el rostro de la chica que ahora parecía demasiado impactada.

Una mueca de decepción de formo en los labios de Izaak ¿Por qué esperar por algo tan tonto como niveles de felicidad? El mismo sería feliz de ir a con Mack si alguien se lo propusiera, porque Izaak se estaba volviendo egoísta. Negó con el rostro ayudando a la chica a ponerse de pie y después se sacó la chaqueta cubriendo con ella a Anya y colocándole el gorro para que nadie mirara su rostro, porque odiaba los ojos curiosos que se comenzaban a fijar en ellos, ella no tenía que pasar por eso. -¿E-estas segura? A mí no me importa el nivel de felicidad… Sabiendo que está vivo es lo más importante, y sinceramente me encantaría poderlo ver lo más pronto posible. Así que deberías reconsiderarlo. –comento sonriendo para Anya tratando de animarla a cambiar de decisión.

Negó con el rostro pero después asintió para ella. –Vale, si eso es lo que quieres, entonces hagámoslo a tu manera… pero cuando quieras ver a Aria… sabes que poder llevarte con ella como si nada. Creo que sería bueno que se vieran. –dice con una sonrisa pensando en la albina, memorias fugaces de momentos a su lado y después mirando a Anya y negando mentalmente el hecho de que ella no quiera ver a su hermana lo más pronto posible pero de alguna manera aceptando la decisión ajena. Apretó su mano sellando el trato y sin soltarla comenzó a jalar de ella lejos de aquel tumulto mientras escuchaba sus palabras con suma atención. –Claro que la cuidare, ella es demasiado importante para mí. –comenta directo sin notar sus palabras las cuales salen más por inercia que nada.

Camino hasta detenerse frente a una tienda de donas… y después sonriendo con amabilidad. –Bueno, te diré que este es el lugar favorito de tu hermana. –comenta sonriendo y adentrándose siendo saludado por los empleados que le conocen bastante bien debido a las múltiples visitas al establecimiento con la albina. Al tomar asiento mira a la chica con una sonrisa. –Hace dos años que no se de Mack, sinceramente creí que había muerto… A tu hermana la conocí hace algunos meses. –comenta sonriendo. –Ella me confundió con un vago y después me alimento diciendo que me adoptaría porque lucia como un gato… -dice imprimiendo un tono bromista en su relato, tratando de hacer que Anya sintiera una parte de la esencia de Aria. –Dimos una clase juntos y después… tuvimos química desde el inicio –explica sonriendo y bajando la mirada pensando en la chica y sonriendo de forma amable debido al solo recuerdo de aquella primera ocasión. –Ella es tan… reacia al contacto de otras personas… le gusta más la soledad y a veces puede ser un poco crédula, siempre está en su propio mundo y no es tan perceptiva, es demasiado amable y muy bromista cuando está nerviosa… aunque nunca admitirá que está nerviosa o que algo le molesta con mucha facilidad, Prefiere morir de frio que aceptar mi chaqueta porque dice que la denunciaran por maltrato animal… -suelta una carcajada ante esta última afirmación. –Sus manos son calidas y se sonroja con bastante facilidad, a veces piensa demasiado las cosas y siempre piensa primero en los demás que en ella misma… -levanta la vista mirando a Anya y sonriéndole. –Ella es buena y adorable… Te aseguro que te recibirá con una sonrisa en el rostro.

avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Anya Clownlay el Lun Dic 21, 2015 1:26 pm

No es que no quisiese verla, no es que no deseara encontrarse frente a frente con su hermana para abrazarla con fuerza, no era nada de eso, era un hecho simple y concreto, había un solo motivo y ese era que le aterraba ver a Aria. Si, la buscaba por cielo, mar y tierra pero jamás se preparo mentalmente para ser capaz de enfrentarla cara a cara, era una cosa ridícula, por lo mismo entendía que el chico la intentara hacer recapacitar pero... ¿Como se suponía que debía enfrentar a su hermana mayor que habían raptado cuando apenas tenían 4 y 5 años? No tenia ni la más mínima idea, lo peor es que quizás la mayor ni siquiera la recordara, después de todo el secuestro pudo haberle dejado mal, a ella misma le había dejado mal, de hecho actualmente de nuevo había comenzado a sufrir con pesadillas de aquel día, cuando vio como aquel hombre se llevaba a Aria y ella ni siquiera había sido capaz de hacer algo. Aquel recuerdo hizo que la menor mordiera su labio mientras se aferraba con una mano a la chaqueta del contrario con fuerza, agradeciéndole mentalmente de paso aquel gesto, nunca le había gustado mucho que la gente la observara, menos aun si se trataba de cuando ella lloraba, si, era una llorona de primera, pero no le gustaba que el resto la viera en aquellas situaciones si eran tan extremadamente "intimas", claro que al escucharlo y sentirlo estrechar su mano dejo todo eso de lado para dedicarle una pequeña sonrisa, se sentía muy agradecida del contrario por todo lo que estaba haciendo por ella en ese momento.

«Es un buen chico, sin duda es hermano de Mack» Cerro los ojos mientras su sonrisa se ampliaba ante aquel pensamiento, algo le decía que le debía bastante a ese par de hermanos, claro que esta duro hasta que fue arrastrada y escucho nuevamente al de cabellos oscuros, pues su mirada cambio a una de pura incredulidad e incluso dejo de llorar ¿“Ella es demasiado importante para mi”? Ok, sabia que solía pasarse mucha películas en su cabeza pero sin duda aquella frase dejaba bastante a su imaginación, pero lo dejo pasar, ella creía en la amistad entre los hombres y las mujeres, quizás eran compañeros, después de todo Mack era un técnico, por ende su hermano también debía serlo y bueno, sabia con certeza que Aria era un arma «Tranquila Anya, tranquila, no te hagas ideas equivocadas, es decir, ¿Cuantas posibilidades hay de que justamente te topaste con el novio de tu hermana? Oh momento ¿Eso nos haría familia? ¡Mack podría ser mi hermano político! Eso suena genial, podría molestarlo sin culpa…. Creo que estoy divagando demasiado» Sacudió levemente la cabeza al darse cuenta que nuevamente se estaba distrayendo en idioteces, siempre solía hacerlo pero este no era el momento, debía concentrarse, claro que al llegar frente a la tienda de donas parpadeo levemente confundida ¿Qué se suponía que estaba haciendo? ¿La llevo a comer para hablar de sus hermanos? Curioso tema de conversación pero bastante asertivo para ambos, por ello simplemente escuchaba todo lo que decía mientras observaba aquel lugar siguiéndolo, aunque una pequeña sonrisa volvió a formarse en su rostro al escuchar que era el lugar favorito de Aria, bueno, tenían algo en común, aparentemente ambas amaban las cosas dulces, incluyendo entre ellas las donas.

Se sentó frente a él aun mirando el lugar pero volvió su vista hasta el chico debido al relato que le contaba, pero le fue inevitable alzar una ceja ante aquello de la “Química” ¿Era una clase de indirecta? ¿Le estaba intentando dar a entender que el y su hermana “1313”? Quizás solo se refería de esa manera a una relación Técnico-Arma y nada más como ella creía, bueno… Eso creyó hasta que la describió y de hecho su sonrisa solo se borro para ponerse pálida como el papel «Si no son pareja… Pues el pobre chico esta en la friendzone de mi hermana….  Porque nadie habla tanta maravillas de una persona, es decir,  pareciera que hablara de la chica que le gusta en lugar de mi hermana. Oh dios tengo un cuñado por parte de mi hermana desaparecida» Trago un poco de saliva ante aquellos pensamientos que rondaban su cabeza, claro que ante lo ultimo dejo todo eso de lado para bajar la mirada y sonreír levemente -Eso espero….- Susurro antes de elevar su rostro sonriendo aun más que antes, al parecer era su momento de hablar -Pues… Yo conocí a Mack también hace muy poco tiempo, de hecho lo conocí cuando huí de casa… Me acababa de enterar que era una arma y que bueno.. Mis padres me habían ocultado el hecho de que tenia una hermana- Ríe despacio -Es la mejor persona que e conocido ¡Me ayudo con eso de ser un arma! Ahora soy bastante buena- Sonrió mientras sacaba su pecho orgullosa de si misma aunque luego volvió a soltar una pequeña risa -Podría decirse que tu hermano apareció justamente cuando necesitaba a alguien… Le estoy muy agradecida por ello y por lo mismo al igual que tu lo estoy buscando… Realmente quiero agradecerle por todo… es decir ¿Quien se toma el tiempo para enseñarle a una chica idiota como ser una buena arma?-  Alzo una ceja antes de negar un poco con la cabeza sin dejar de reír, o eso hasta que recordó en lo que antes andaban sus pensamientos y por ello elevo el rostro para observar al otro directamente a los ojos -Por cierto… ¿Te gusta Aria? Es decir… Puede que este equivocada… Pero es que diablos, deberías escucharte… Casi vomite arco iris cuando dijiste como era- ¿Cruel? No, tan solo bromeaba con lo ultimo al darse cuenta de lo vergonzoso e incomodo que había preguntado como si nada, pero bueno, ya había tirado la bomba y no desviaría la mirada hasta que respondiese el contrario, sin importar cuanto quisiese hacerlo.
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Dom Dic 27, 2015 10:53 am

Izaak no era adepto a cuidar demasiado sus palabras, después de todo se trataba de hablar de alguien que en este caso era demasiado importante para el pelinegro, ¿Qué tan difícil era de explicar aquel sentimiento de agradecimiento que tenía por Aria? De alguna manera sentía que era ella quien le había salvado de aquellos días de soledad, de no tener a nadie más y al mismo tiempo se había sentido tan identificado con ella por las diferentes situaciones en que se encontraban y al mismo tiempo tan similares… y después una idea estúpida surgió en su mente. Anya conocía a Mack, Aria conocía a Izaak, sonrió y llevando una mano a su frente para evitar dejar salir una sonora carcajada por la coincidencia… o destino en que se habían encontrado. Y justamente el y Anya se habían encontrado, Aria no era consiente de una hermana, Mack no estaba buscando a Izaak o ya lo hubiera encontrado, pero en cambio Anya sí que buscaba a su hermana y lo mismo Izaak, aquellas coincidencias eran demasiado grandes para evitar notarlas.

Así mismo sonrió amable, escuchar que su hermano no había cambiado le hizo sentirse feliz, al menos no estaba totalmente consumido por aquella locura como el mismo recordaba. Una cálida sensación de familiaridad se instaló en su percho, su hermano seguía siendo como lo recordaba, alguien que se preocupa por otros.  –Sí, mi hermano es un gran sujeto, algo suelto con eso de los apodos… pero una buena persona a final de cuentas. –comento y después la miro con verdadera alegría, talvez y si era destino eso de que ellos tuvieran que encontrarse. Después de todo era demasiado raro poder llegar a algo similar a esto. –Aunque si me lo preguntas yo pensé que era de lo más normal ayudar a otros. –comento levantando una ceja por lo que acababa de decir, al menos Izaak sé que se tomaría el tiempo de enseñarle a otro como ser un arma, ¿no era lo que se tenía que hacer? –Yo hubiera hecho lo mismo de estar en su lugar. –comentando que habría hecho, aunque no era raro, después de todo eran hermanos.

Y al escuchar sus nuevas palabras el rostro de Izaak palideció. ¿Tan obvio era? Se preguntó a si mismo sintiendo después como la sangre comenzaba a subir a su rostro sonrojando un poco, pero visible, ¿Aria le gustaba? Si, la respuesta era obvia y no había otra, pero más que gustarle; Izaak la quería.

¿Tan obvio soy? –pregunto con una sonrisa en el rostro sin dejar de mirar a Anya y después negando con el rostro como si se reprendiera a sí mismo. –Supongo que no puedo evitar sentirme así. –comento más para sí mismo que para ella, pero era cierto, no podría ni quería dejar de pensar en Aria, por esa misma razón había pensado en varias formas de poder decirle lo que sentía pero ninguna de ellas era lo suficientemente buena. Levanto el rostro y después asintió un poco más convencido ante su afirmación. –Ella me gusta. –dijo como si nada, y después junto sus manos. –Pero no he sabido ni es como decirle, así que solo se queda en un sentimiento inconcluso. –comento con un poco de frustración. Y antes de decir nada más, la camarera se acercó a ellos, saludo a Izaak y miro a Anya con horror antes de darse cuenta que no era Aria. Miro a Izaak por unos momentos mal, pero después pareció dejarlo pasar. Izaak rasco su cabeza sonriendo, sabía que la mesera se llevaba bien con Aria, seguro después le diría algo de aquello.

La mesera pregunto el que pedirían e Izaak pidió lo que pedía siempre desde que iba ahí, un emparedado. –Anya, pide algo, yo invito hoy. –comento con una sonrisa. –Veamos si tienes el mismo apetito que tu hermana por las donas. –comento sonriendo de forma despreocupada, después de todo ya le había admitido a la hermana menor que estaba interesado en Aria, aunque claro, no había especificado que en realidad estaba enamorado de ella. Pero ella no había hecho esa pregunta en especial.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Anya Clownlay el Mar Dic 29, 2015 9:57 am

No iba a mentir, el hecho que le dijese que él hubiese hecho lo mismo de cierta manera la calmaba, le hacia notar que era realmente un buen chico y bueno, agradecía que el pudiese mantenerse al lado de su hermana, aquello significaba que ella también era una buena persona ¿No? Pero eso no era lo realmente importante de lo que sucedía ahora, sino que el hecho que el chico aun no respondía su pregunta, dejándola bastante curiosa con la respuesta ¿Su sentido shippeador había fallado? Siempre había pensado que era muy buena notando los sentimientos del resto pero quizás no era del todo así y solo se estaba imaginando cosas por culpa de su GRAN imaginación para algunas cosas «Dios, si falle esto será aun más incomodo de lo que ya era antes, bien hecho Anya, acabas de joderla con el hermano de Mack… Hasta aquí llego nuestros lazos políticos… Yo quería un hermano mayor… Lastima» Casi hubiese suspirado de no ser porque lo observaba y fue capaz de notar aquel sonrojo y al escucharlo casi fue como si sus palabras fueran confirmadas con ello, haciendo que una sonrisa se formase en su rostro, casi al punto de soltar un gritito «¡Lo sabia! ¡Lo sabia! ¡Mi sentido jamás falla!» Eso fue hasta que recordó que no era un simple tema amoroso, se trataba de su hermana perdida con el hermano de Mack, curioso ¡Casi parecía el destino! ¡El destino hacia que pudiese ser capaz de seguir molestando a Mack! La sola idea le agradaba bastante.

«¡Tendré el hermano mayor que siempre quise!» Eso fue lo ultimo que pensó antes de escucharlo decir que “No se había confesado aun” Casi sintió todas sus ilusiones romperse por un momento, bueno, el sentimiento estaba ¿No? No iba a perder las esperanzas de que llegaran a ser familia política, aunque si lo pensaba bien…. ¿Su hermana recién encontrada ya tendría novio? No iba a negar que era un buen chico pero…. ¡Era como si su hermana recién nacida ya tuviese un amigo con quien jugar y a ella la dejara de lado! ¡Seguro le quitaría el tiempo que podía recuperar con la contraria por andar amorosos! ¡Pero tampoco es como si no quisiese ayudarlos! «Bale Berga la Bida… Pss al fin y al cabo ni quería tener un hermano mayor político, mejor debí quedarme en Rumanía» Suspiro despacio antes de morder su labio inferior por dentro, la situación se había tornado compleja al menos en su cabeza ¡Quería pero al mismo tiempo no quería! ¡Era completamente ridículo por donde se le viese! Realmente quería ayudar al pobre chico a salir de la friendzone ¡¿Pero porque tenia que estar enamorado justamente de su hermana?! «Dios debe odiarme… Seguro  Shinigami sabia todo esto y por eso se rio de mi cuando le hable… Hijo de la gran perra, seguro ya lo tenia todo planeado, por cosas como odio a los seres superiores, pero ya vera, juro que me vengare por darme esta difícil decisión…. Ayudarlo o interponerse… Eh hay el dilema» Suspiro nuevamente antes de girarse para ver a la mesera, después de todo tenia que decirle que iba a comer, pero por su cara al verla supo que aparentemente pensaba que ella andaba de rompe hogares, quizás era una amiga tanto de su hermana como del contrario y por lo mismo posiblemente los emparejaba, no seria raro, estaba segura que de no tener su disyuntiva mental ella también los emparejaría, quizás serian su OTP, pero no…. ¡Tenia que ser su hermana! Realmente alguien allá arriba debía odiarla.

«Este es el momento en que te haces bolita y lloras en una esquina…. Demonios…. ¿No podía tratarse de otro chico que fuese malo y no hermano de Mack? ¡Seria sencillo mandarlo a volar alto para que se alejase de mi hermana!» Pensó mientras observaba al chico, pero en cuando escucho que él invitaba sonrió ampliamente, dejando todo lo que pasaba en su cabeza de lado para girarse hacia la mesera, quizás estaba pensando demasiado las cosas, quizás Aria no sentía nada por él, quizás solo se estaba preocupando de más -¡20 Donas con glaseado de chocolate, por favor! ¡Y una bebida!- Musitó antes de que el chico la picara por si tenia los mismos gustos que su hermana y de hecho cuando lo escucho sonrió aun más que antes, victoriosa, como si hubiese logrado algo realmente, aunque no mentiría, le sorprendía un poco el hecho de que ambas tuviesen cierto gusto por aquel dulce en especial, quizás era un gusto de familia -Supondré que ya sabes la respuesta ¿No?- Le guiño el ojo antes de reír despacio, realmente se estaba dando muchas vueltas en el asunto, él y Aria actualmente no eran nada ¿No? Además ni siquiera había enfrentado aun a la susodicha, lo mejor era disfrutar de ese momento con el de cabellos oscuros, luego quizás le declararía la guerra.

-Y dime…. ¿Hasta donde has llegado con mi hermana? Por que por la cara de la mesera me da a entender que  “amigos” no parecen del todo- Musito luego de apoyar sus codos en la mesa y entrelazar sus propias manos en la típica pose de interrogatorio y claro de que la otra mujer se retirara, si… Bueno, no iba a dejar el tema porque realmente tenia curiosidad y sutileza no era precisamente su segundo nombre «Siempre hay que saber a que situación uno se enfrente ¿Y que mejor forma de saberlo que de la boca del enemigo?» Sonrió levemente antes de  apoyar su mejilla en las manos sin dejar de verlo, algo le decía que seria una laaaaarga tarde y mucho más interesante de lo que había pensado antes.
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Miér Dic 30, 2015 2:15 pm

Una sonrisa se curva en los labios de Izaak, se sentía tan estúpido en aquel momento, decirle a la hermana menor de Aria que de hecho esta le gustaba, no creía y jamás hubiera imaginado que ese sería uno de los temas a hablar. De hecho si alguien le hubiera dicho que aquel día conocería a la hermana menor perdida de Aria y que hablarían de eso, el mismo no lo habría creído y hasta habría negado dicha suposición. Pero no, ahí estaba el admitiendo sus sentimientos por Aria con Anya cuando ni a la misma Aria se lo había dicho. Y ahí estaba nuevamente esa sagrada pregunta que cada día se había hecho el mismo desde el momento que hubiera conocido a Aria. ¿Por qué no solo se lo decía? No estaba seguro, pero a veces sentía como si ella también tuviera los mismos sentimientos hacia él. Pensando un poco en el pasado, no había ni un solo momento en que se sintiera incomodo al lado de ella, de hecho incluso cuando solo se quedaban callados y mirándose el uno al otro, se sentía como lo más normal del mundo, pero cuando pensaba en decirle sus sentimientos sentía una pequeña molestia en el pecho, nervios, ansiedad y miedo. Izaak tenía miedo de perderla.

Pero mientras seguía con sus divagaciones observo a Anya, ella se veía tan… concentrada de alguna manera en algo, sus expresiones cambiaba y después Izaak se mordió el labio… ella seguramente estaría molesta por lo que decía. Claro quien no estaría molesto de que un extraño le dijese que estaba enamorado de su hermana… pero no podía hacer nada, el de verdad que no podía dejar de pensar en Aria de aquella forma. Se removió incomodo en su silla antes de colocar los codos en la mesa y mirar a Anya de manera despreocupada, lo mejor sería que cambiaran de tema, antes de que la chica lo odiara por completo, él no quería que ella creyese que quería robarse a Aria o algo similar, no tenían para nada esa intención, después de todo él lo que quería es que la chica fuera feliz.  Y si para ello tenía que guardarse sus sentimientos lo haría, pero en aquellos momentos estaba un poco más interesado en no ganarse el odio de la menor. Por lo cual sonrió dispuesto a hablarle acerca de Mack cuando joven, pero ella hizo algo que saco a Izaak de todo pensamiento haciéndolo soltar una carcajada, ella había pedido la misma cantidad que solía pedir Aria. –Dios ustedes de verdad que se parecen y no solo físicamente. –comento Izaak mirando a la chica con una sonrisa en el rostro.

Algún día sin importar que, el tenía que presentarlas, no importaba que no se hubieran visto en años, en definitiva se llevarían bien.

Nuevamente se removió incomodo en su asiento, ahora no podía cambiar el tema como si nada, porque ella había hecho una pregunta directa, así que solo suspiro y levanto la vista hacia el techo pensando en que tan lejos había llegado con Aria. –Somos compañeros, técnico arma… -miro hacia el suelo y después hacia Anya. –Hablamos, todo el tiempo hablamos, bromeamos… No es como si hubiéramos llegado a algún nivel, somos amigos. –comento sonriendo con un poco de nostalgia y después negó con el rostro mirando a la chica. Ella tenía una mirada que parecía que le sacaría toda la verdad aunque eso fuera lo último que hiciera. –Lo cierto es que el sentimiento seguramente solo es por mi parte. –soltó y sonrió un tanto solitario. –Así que no tienes de que preocuparte, no te robare a tu hermana. –comento mirándola con una sonrisa amistosa y un tono bromista mientras levantaba una ceja. ¿Por qué había dicho eso? Porque se sentía impotente, porque de verdad no se sentía capaz de decirle sus sentimientos por miedo a que ella le rechazara y después lo abandonara, aunque no la culparía, después de  todo se suponía que eran amigos ¿No? Se mordió el labio con poca fuerza y después sonrió para Anya. –No hemos hecho nada como para parecer una pareja, salimos de vez en cuando y hablamos prácticamente todos los días. –dijo sonriendo para la chica. –O mejor dicho yo trato de llamarla todos los días, y paso a visitarla a los dormitorios, aunque claro es difícil porque la señora de ahí comienza a odiarme de tantas visitas. –dijo en tono bromista.

Levanto la ceja y después la miro, el no sería el único interrogado aquel día, después de todo el chico tal vez no era demasiado perspicaz, pero su algo sabia es que ella también sentía un cariño con Mack, y aunque no fuese romántico como el hacía Aria, la picaría un poco con el tema, seguro y hasta conseguía que ella desviara su atención a otro tema, no se sentía demasiado como admitiendo sus sentimientos  en voz alta, porque eso solo hacía que tuviera más ganas de decirlos a Aria, incluso en ese momento quería levantarse e ir a decirle a Aria que la quería. –Y dime… ¿Qué hay de ti y Mack? ¿Cuál es su relación? –Pregunto sonriendo para Anya. La chica era de una mente muy abierta y definitivamente era el tipo de chica que expresaba sus opiniones muy abiertamente a diferencia de su hermana que muchas veces se quedaba con todos esos sentimientos sin decirle nada a Izaak

También tengo mucho interés en saber cómo te llevas con mi hermano. –dijo con una sonrisa ladina y amable.

avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Anya Clownlay el Sáb Ene 02, 2016 6:59 pm

La chica esperaba pacientemente la respuesta del chico, pues realmente deseaba saber hasta que punto habían llegado, sabia que no eran novios o algo similar pero nadie le aseguraba que no fuesen algo como “Amigos con ventaja” o “Amigos con derecho a roce” Dios, ni siquiera quería plantearse aquello seriamente, pero de ser así ¡Esperaba que lo hubiesen hecho con seguridad! ¡Independiente de cualquier cosa no deseaba ser tía tan joven! Además su hermana la superaba por al menos un año ¡Apenas si tenia la mayoría de edad!…. Aunque en verdad se estaba adelantando demasiado a los hechos, ni siquiera el chico había abierto la boca y ella ya andaba haciendo hipótesis e ideas raras con respecto a como seria su supuesta relación lo mejor era concentrarse en lo que decía concretamente el contrario «Si me hago ideas raras es muy posible que haga o diga algo que no debo y esa no es la idea, si sera mi futuro cuñado al menos debo llevarme bien con él… Además es el hermano de Mack, a él le debo mucho, no pudo tratar mal a su pariente» Hubiese suspirado de no ser porque el contrario comenzó a hablar y de hecho se sintió verdaderamente mal, es decir, el pobre estaba más que en la friendzone de su hermana ¡Estaba en la Meisterzone! No había nada más triste que esas dos zonas, y realmente la menor no podía evitar sentir lastima por él y aquello de cierta manera le molestaba, era casi como si el chico leyera su mente y supiese lo que pensaba y decía exactamente aquello que la hacia dudar con respecto de que hacer con respecto a la relación que llevaba con su hermana mayor.

«¡Esto es trampa! ¡Uso la friendzone para ganarse mi simpatía! ¡Es cruel y manipulador! ¡Y lo peor es que lo hace inconscientemente y eso es lo que hace que me de aun más pena! ¡Demonios Aria noticea al pobre chico!» Se hubiese dado cabezazos contra la mesa de no ser porque no quería hacer una escena ni tampoco que el chico la observase raro, es decir, si alguien leyera verdaderamente su cabeza estaba segura que o creería que esta loca o moriría de la risa de tantas estupideces que pensaba, claro que ese no era el verdadero tema sino que el hecho de que el de cabellos oscuros estaba utilizando la manera más baja de ganar su simpatía y por su personalidad algo le decía que no era intencional, suspiro despacio por ello, claro que ante su “Así que no tienes de que preocuparte, no te robare a tu hermana“ Se sintió verdaderamente peor que antes, ¿Sentía el odio hacia él por el simple hecho que se sintiese atraído por su hermana? Por culpa de sus palabras casi que planeaba hacerle un fans club para apoyarlo, gente como él no merecía estar en la friendzone además… Si llegaban a ser pareja era mejor estar a su lado que en su contra ¿No? Y no había que olvidar que así podría llegar a ser hermana política de Mack, la idea no era mala, solo estaba el horrible problema que se trataba de familia desaparecida recién encontrada.

«Shinigami me odia, ese es el problema, seguro es por la broma que le hice el otro día…. Pensé que con su “Shinigami chop” ya estaba todo arreglado» Suspiro nuevamente antes de elevar la vista nuevamente hacia el chico, ya que mientras estaba en su mundo había bajado el rostro hacia la mesa como si realmente fuese lo más divertido del mundo, ciertamente tendría que controlar el hecho de ponerse a pensar tanto, sus hipótesis e ideas no la llevaban a ningún lado, al menos no a uno bueno, de hecho en más de una ocasión la había jodido por lo mismo o por simplemente ser sincera al respecto, quizás por ello en Rumanía no había logrado adaptarse demasiado bien en su clase y no dejaba de cierta forma de agradecer por el hecho de que tuviese que mudarse de allí para entrar en el Shibusen, algo le decía que en aquel lugar se divertiría más de lo que lo hubiese hecho en uno normal y quizás hasta se lograría adaptar mejor que en donde verdaderamente no era bien recibida.

Sacudió despacio su cabeza al notar que estaba yendo por otras ramas que no debía, se suponía que debía concentrarse en lo que pasaba en la mesa y de hecho fue justo a tiempo, pues el chico volvió a hablar pero estaba vez era ella quien debía responder su cuestionamiento, y de hecho ante el no pudo evitar inclinar levemente la cabeza hacia el lado ¿Como se suponía que debía responder a aquella interrogante? El como se habían conocido y el tipo de relación que llevaron era algo… No muy normal que dijéramos, por ello llevo una mano a su mentón mientras bajaba el rostro pensando bien sus palabras ¿Como describirlo? -¿Profesor y alumna? No… No era tan formal…. ¡Héroe y salvada! No, tampoco, no era una damisela en peligro…. ¿Padre e hija? No, nunca tan cercana además nunca lo vería de esa manera…. ¿Guarda espalda y famosa? Se acerca más que el resto, pero creo que eramos un poco más cercanos que eso… Hummmm….- Frunció levemente el ceño frustrada por no encontrar una verdadera comparación a la que era su relación con el mayor de los Doors claro que al encontrarla alzo la mirada con una amplia sonrisa en el rostro, había encontrado la comparación perfecta ¿Como no había pensado en ella? -¡Es como un Sempai con su Kouhai!- Aquello lo dijo completamente emocionada, realmente le alegraba llegar a la definición real de su relación y es que no había ninguno mejor que se aplicara a ellos dos, porque para ella Mack era una persona a la cual admiraba, alguien que le había dado su apoyo y que había estado para ella cuando lo necesitaba pero que al mismo tiempo era de cierta manera inalcanzable.

-Mack apareció cuando todo se volvió un caos en mi vida… Odiaba a mis padres por no decirme la verdad, prácticamente no sabia en quien confiar- Inconscientemente mientras relataba el hecho había comenzado a balancear sus pies de tras hacia delante como si de una niña pequeña se tratase, pues el tema era un tanto…. Extraño de hablar verdaderamente -El me enseño aquello que desconocía y de cierta manera me dio fuerza…. Claro él no lo sabe…. Realmente lo admiro y respeto, de no ser por él quizás nunca me habría atrevido a aceptar venir al Shibusen para buscar a Aria….- Una pequeña sonrisa se instauro en su rostro aunque luego sacudió la cabeza un poco, estaba volviéndose un tanto melancólica, no quería que aquello ocurriese, ella encontraría al peliazul y le agradecería por todo lo había hecho, como que se llamaba Anya Clownlay, además no tenia que pensar en aquello como algo triste sino como un inicio, el inicio de su propia historia ¿No? -Aunque supongo que eso se traduce a que nos llevamos bien… Al menos por mi parte… Preguntaría por como se llevan ustedes pero supongo que seria una estupidez- Rió despacio antes de inclinar nuevamente la cabeza con una sonrisa mientras la mesera llegaba con lo pedido por ambos -¿Alguna otra duda?- Alza una ceja antes de tomar una de las donas y llevarla a su boca, realmente en ese punto del día tenia hambre, no podía olvidar que no había comido nada en todo el bendito día.
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Izaak Doors el Miér Ene 06, 2016 2:17 pm

Se recargo sobre la silla mirando con atención a la chica a la espera de alguna respuesta con respecto a su relación con Mack, aunque sinceramente por como ella actuaba sentía que lo veía de la misma forma que el mismo, como un hermano mayor. Sonrió y negó con el rostro después se cruzó de brazos esperando por la respuesta de la misma, un tanto risueño, si lo recordaba y se había mantenido así, Mack era un tipo único, siempre sonriente, lo único malo de él era esa manía de poner apodos raros a las demás personas cuando se encariñaba con estos. Por un momento sus pensamientos viajaron a la época donde habían estado encerrados en aquel lugar, la oscuridad es lo que mejor habían conocido, incluso la luz del día les había hecho daño al salir de aquella cueva, aun ahora las noches le causaban cierto miedo, no podía dormir completamente en la oscuridad. ¿Sería lo mismo para su hermano? No estaba seguro de ello, pero de ser así… ¿Cómo lo estaba soportando el otro?

Había comenzado a sudar frio al pensar en aquellos días, es cierto que ahora nada de eso podía alcanzarlo y de ser así sabia como defenderse, pero recordarse a sí mismo como un niño indefenso hacia que sus defensas se pusieran al máximo y aquel odio que crecía en su interior haca las brujas saliese a flote, comenzaba a apretar la quijada hasta que la escucho de nuevo, en ese momento salió de sus pensamientos y al ver a la chica un nuevo pensamiento llego a su cabeza. Ahora Aria estaba en su vida… no tenía por qué recordar aquellos tiempos, no tenía por qué pensar si quiera en los mismos, porque ahora su presente era tan brillante que opacaba la oscuridad de su pasado hasta dejarlo casi en el olvido. Si debía concentrarse en su totalidad en la vida que ahora llevaba. Y entonces una sonrisa sincera volvió a dibujarse en los labios de Izaak, mientras escuchaba con atención las palabras que usaba Anya para describir su relación con Mack.

Dejo salir un par de carcajadas ante cada palabra que salía de la chica hasta que esta definió por completo su relación con el mayor de los Doors, a lo cual Izaak asintió y después se recargo sobre la mesa y bebió de la soda que le habían puesto en frente, y observaba como dejaban aquella cantidad de donas frente a Anya, una cantidad que ya no le sorprendía desde que conocía a Aria. Y por un momento nuevamente se sintió como en el primer día que había estado en ese local. Pero aquel recuerdo no duro mucho, pues las palabras de Anya hacían que el chico sonriera de forma inevitable a cada cosa que esta decía y asentía de vez en cuando para la misma, sin querer interrumpirla. Escuchando un poco su historia, ahora entendía porque Aria nunca le había hablado de una hermana, es porque ella seguramente no recordaba la existencia de esta. Después de todo había sido secuestrada muy pequeña.

Y te aseguro que aun sin saberlo mi hermano lo hizo de corazón. –le dijo a Anya con una sonrisa, esperaba que su hermano y Anya pudieran verse en algún momento de nuevo, por alguna razón sentía que ellos dos encajaban bastante bien, y por alguna razón sentía que al mismo tiempo se arrepentiría de sus pensamientos de aquellos momentos, no conocía del todo a la chica pero si a su hermano, quien solía ser demasiado cariñoso cuando se lo proponía, y Anya parecía ser del tipo directa, y que no se quedaba sus pensamientos por mucho en la cabeza, esos dos harían una combinación letal. –Por cierto… ¿Cuántos años tienes Anya? –pregunto mirando a la chica, definitivamente era más pequeña que él y Aria, pero no podría calcular entre uno o dos años menor, mientras que su hermano era dos años mayor… justo como el tiempo que llevaba sin saber nada de él. Al menos el saber que no había perdido del todo la conciencia y saber que aún era lucido le hacía sentirse un poco mejor, y aun con más ganas de poder encontrarlo. –Tal vez el shinigami sepa dónde está. –se dijo a si mismo siguiendo la línea de sus pensamientos y después levanto el rostro mirando a Anya de forma divertida y animada. –Creo que se cómo podríamos encontrar a Mack y así podrían reencontrarse, al igual podría presentar a Aria y Mack, te aseguro que esos dos se llevarían bien. –comento con cierta gracia como si se tratase de un chiste personal. Definitivamente esos dos podrían llevarse bien. Pero le preocupaba y avergonzaba un poco el como pudiese actuar el mismo.  

avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Parecidos considerables [Priv. Anya]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.