Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Mar Nov 14, 2017 3:37 pm por Misogi Kumagawa

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Mar Nov 14, 2017 3:28 pm por Silver / Albert Froste

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.less
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

The Shadow of the Wind {Anya ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Shadow of the Wind {Anya ID}

Mensaje por Anya Clownlay el Lun Oct 12, 2015 7:22 pm


Anya Dankworth Clownlay
Any, Kouhai(?), Pollo(?)
17 años
Arma
Shibusen
Rumana
Estudiante
Ignorancia [Inhibidora]
Clase NOT
Femenino
Heterosexual

Descripción Física & Psicológica
¿La personalidad de Anya? Pues.... Es tan compleja y simple al mismo tiempo que llega a causar realmente gracia el hecho de que aún haya gente que diga que es alguien inentendible, solo hay que saber leerla bien para entender lo que le ocurre.

Es la clase de persona que si bien a simple vista cualquiera pensaría que es alguien seria y fría, es todo lo contrario, Anya se podría decir que es casi la felicidad con pies, siempre tiene una sonrisa en el rostro. Es extrovertida y divertida, es la clase de chica que amaba jugarle bromas a las personas y por sobre todo reírse. Bastante expresivas aun cuando ella no lo desea, pues si en algún momento quieres saber cómo se encuentra no es raro descubrirlo solo con verlo a la cara. No importa cuántas veces lo intente, ella no es capaz de contener sus emociones a la perfección, tan transparente como el agua, así se podría denominar a la chica y de hecho es la manera más asertiva prácticamente de definiría, esto la llevo a ser una persona extremadamente sincera con lo que cree y opina, completamente fiel a estas a menos que se le dé un buen motivo para lo contrario.

A pesar de ser muy alocada es la clase de personas a la que no le molesta estar en su cama todo el día haciendo absolutamente nada y de hecho suele ser bastante asocial en un punto. En el pasado prefería estar en su cama más que salir, por bueno, el hecho de que sus padres fueran tan aprensivos con ella tiene mucho que ver al respecto a eso, claro que ahora que posee mayor libertad es de cierta forma lo contrario. También hay que destacar que a pesar de que no lo aparente es una chica con el ego bastante bajo, rara vez estará segura de sí misma, llegando al punto que confía más en otras personas que ella misma, de hecho, toma confianza demasiado rápido en algunas ocasiones, lo cual en ocasiones suele molestar al resto. Y sin olvidar que esto la ha llevado a lastimarse en reiteradas veces, pero jamás culpara a las personas por esto, por el contrario, pensará que es su culpa por darle tanto poder a la otra persona sobre ella.

Tiene una imaginación bastante privilegiada, lo suficiente como para poder pasarse toda una telenovela en su cabeza en cinco segundos por una mera escena en la vida cotidiana. Es por esto mismo que en la mayoría de las ocasiones suele perderse en sus pensamientos. Saca conclusiones de hechos demasiado rápido, lo cual la ha llevado a situaciones ridículamente estúpidas, más aún tomando en cuenta que es una Fujoshi de closet ¿Mucha TV? ¿Novelas? ¿Anime? Ni ella misma tiene certeza de que rayos la llevó a ser de esa manera, pero sin duda se lo ha cuestionado seguido, pues realmente tiende a dejarse en vergüenza frente a otras personas por culpa de esto. Aunque al mismo tiempo gracias a esto tiene un poder de observación bastante bueno, al menos respecto a los sentimientos de las personas hacia otras.

Es absurdamente asustadiza para algunas cosas, pero para otras es absurdamente osada. No dudará en lanzarse de un avión, pero no puede entrar en una casa abandonada, en cuanto a cosas extremas no titubeara en realizarlas, de hecho se podría decir que ama la adrenalina, es por ello que los parques de diversiones son uno de sus lugares favoritos. Pero por otro lado las cosas que tengan que ver con fantasmas y esa clase de cosas jamás terminarán de ser de su gusto, se podría decir que las odia con su alma pues es bastante crédula en ese punto ¿Fantasmas? Existen, al menos para ella no hay incertidumbre al respecto.

Jamás se quedará de brazos cruzados cuando alguien está deprimido o necesite ayuda, es una persona extremadamente entrometida en ese punto. No descansará hasta que le digas que ocurre o pueda subir el ánimo de quien esté cerca, después de todo odia ver a las personas tristes, y odiara a quien sea que le quite la sonrisa a quienes aprecia. Por lo mismo es un tanto celosa con estas al igual rencorosa, si bien esto no dura por mucho no le gusta quedar a la par y si alguien le hace algo siempre querrá devolvérselo, sea de manera directa o indirecta, en resumen, Anya es como una especie de gato que jamás lastimaría a quienes aprecia.



Física

Anya es una chica de estatura un poco más baja del promedio de su edad -Lo cual le molesta de sobremanera-, contextura delgada y piel blanca como la nieve. Posee rasgos bastante aniñados, aun cuando tiene una profunda mirada azulina, llegando al cian, los cuales suelen resaltar debido a su extraño color de cabello que pasa del rubio bastante claro al naranjo en las puntas. Este no le llega más allá de los hombros, a excepción de un mechón más largo, aunque este por lo general se encuentra por detrás, amarrado como una trenza. Su flequillo es recto y le llega un poco más arriba de los ojos, dejando su rostro perfectamente despejado en cualquier momento. A pesar de ello tiene un par de mechones que resaltan de su melena en general, los cuales no importa cuánto lo intente no podrá controlar.

No podría decirse que a nivel corporal está muy desarrollada, de hecho, es lo que muchos considerarían como una chica "plana" o “poco desarrollada” pero a ella poco o nada le importa este detalle.
Su ropa habitual suele consistir en una clase de top color blanca a la altura del pecho, unas calzas de color negro y una clase de vestido de color naranjo con detalles negros el cual termina en "V" y pose un cierre delante. Este suele complementarlo con un cinturón de color blanco, posee además una manga en el brazo derecho de color negro, en los pies utiliza unos calcetines de color negro que es más largo el derecho, llegando a la altura del muslo. Mientras que en el lado izquierdo no llega ni siquiera a la altura de la rodilla, con unas botas de color blanco y negro, con detalles naranjas que hace combinar por completo el conjunto de ropa. Además de siempre utilizar un collar pegado al cuello de color negro con una clase de figura delante.

Su forma de arma es bastante variada porque de hecho ella no solo se convierte en un arma, sino que en tres al igual que su hermana mayor, pero difieren un poco en ello, pues la menor se convierte en una Gumia, un sable y una guadaña. Todas caracterizándose por tener el color de la hoja de un color naranja que pasa al blanco y el mango de color negro. Claro que debido a que es bastante nueva en esto presenta “ciertas complicaciones” a la hora de transformarse.


Historia
«Los recuerdos son peores que las balas. Pocas cosas engañan más que los recuerdos."»

¿Alguna vez has sentido como si aquello que alguna vez viviste no es más que un sueño? ¿Cómo si todo aquello fue mera parte de tu imaginación y que realmente nada de eso hubiese ocurrido? Eso fue lo que vivió la pequeña chica de curiosos cabellos cuando aún era pequeña, era doloroso, sentía que algo faltaba a su lado, como si antes hubiese existido otras personas a su lado y de un momento para otro se hubiese esfumado sin dejar ningún rastro.

Anya, ese fue el nombre que los padres le colocó a la cuarta hija de la familia Clownlay. No podía decir que la pequeña había nacido en una cuna de oro, pero si eran una familia feliz por así decirlo, recordaba a pesar de que en aquel tiempo poseía una corta edad, unos cuantos recuerdos de unas cálidas manos sosteniendo las suyas, arrastrándola mientras lloraba o sujetándola mientras dormía. el rostro de una niña y un niño bastante borrosos pero que para ella significaba mucho, aunque ¿Qué tanto puede recordar una niña teniendo apenas dos años de vida? No mucho de hecho, solo cosas vagas que en un punto de su vida llego a creer que era parte de su alocada imaginación, pero no era así, por muy poco que aquello hubiese durado aquello tenía un recuerdo demasiado vivido y ese fue el día que le arrebataron a las personas más importante, cuando toda su verdadera familia fue masacrada.

Fue de noche como cualquier otra, una noche tranquila que para ella fue marcada en cuanto su hermano mayor la levantó de su cama y la escondió en el entretecho ¿Qué pasaba?  No lo sabía, pero solo un “Sh” por parte del albino había sido suficiente para que ella cubriese su boca con ambas manos antes de asentir despacio. Luego de ello se fue y lo único que pudo escuchar fueron gritos. Sin saber porque comenzó a sollozar, algo no iba bien, pero confiaba en aquel niño, por ello se mantuvo de esa forma hasta que los gritos cesaron. Intento llamar a sus padres, pero nadie fue a su rescate y sin nada más que hacer cerró los ojos, aquello seguramente era una pesadilla de la cual tarde o temprano despertaría Y todo estaría solucionado.

Pero eso no paso, luego de ese suceso fue encontrada por la policía. El matrimonio Clownlay había sido asesinada y dos de sus tres hijos que estaban en el hogar se encontraban desaparecidos ¿Otros familiares? No poseían y contactar a la mayor de la familia había sido simplemente imposible ¿La solución? Anya había terminado siendo llevada a un orfanato donde en tan solo un par de días un matrimonio había posado su mirada sobre ella en cuanto el esposo había sido quien la había sacado de aquel lugar del homicidio ¿Y cómo no hacerlo? Era una pequeña simplemente adorable. Los Dankworth habían sido aquellos que habían decidido aceptar a la pequeña, tomando la decisión de ocultar la verdad a Anya ¿Cómo decirle que sus padres habían sido asesinados y sus hermanos raptados? Tomando en cuenta que aquel caso había sido dejado como “abandonado” debido a la poca evidencia ¿Para qué hacerle daño a quien ahora era su hija? No lo harían y por ello simplemente sonrieron y trataron a la menor como si de su sangre se tratara, pero no era fácil y no sería fácil hasta que un tiempo pasase al menos.

¿Por qué? Porque aun cuando ya había crecido había mantenido dos amigos imaginarios “Aria” y “Chris” o al menos eso creía ella debido a que recordaba borrosamente unas siluetas que debía llamar por ese nombre ¿Qué otra explicación había? Ella era la única hija de los Dankworth o eso creyó hasta que un día buscando fotografías descubrió que no había ninguna de ella con menos de dos años ¿Por qué? ¿Dónde se suponía que estaban aquellos recuerdos de su madre embarazada de ella? Había antes y después, pero no un durante, cosa que la hizo dudar de lo que pasaba allí. Claro que todo tomó sentido un día al encontrar en uno de los cajones de su madre aquello que debió suponer hacía mucho, sus propios papeles de adopción.

«Para cuando la razón entiende lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas.»

Teniendo 17 años de edad no supo cómo reaccionar al respecto. Meramente fue puro shock, ¿No era una Dankworth como siempre pensó que era? No dijo nada en su momento, solamente anotó el lugar de adopción y se dirigió al lugar sin decir nada al respecto “una salida” con amigas que no sabían de su salida. Consiguió la información que necesito de la mujer encargada sin mayores problemas, la cual le había recomendado ir a la policía por información, después de todo uno de los agentes que estaban en el caso había sido quien había adoptado a la menor. Con eso en la cabeza fue a la estación donde pidiendo permiso como hija del jefe del lugar, pudo ir directamente a los archivos, directamente donde decía claramente “Clownlay” y justo debajo de aquellas letras un “abandonado”.

¿Cómo se sintió? Engañada, herida, rabia, tristeza… Todo había terminado siendo un cúmulo de emociones que terminó por estallar en cuanto su “padre” llegó al lugar en un inicio confundido y molesto por el actuar de la menor que finalmente se convirtió en asombro y miedo. Ella ya lo sabía todo y no había vuelta atrás, lo encaró y gritó todo lo que sentía, le dolía, pero aun así lo amaba, el podía no ser su sangre, pero era quien la había cuidado, por ello simplemente prefirió salir del lugar y tomar un poco de aire fresco ¿El problema? El hombre estaba tan asustado de perder a su hija que la tomó del brazo, el cual debido a las emociones de la chica terminó por convertirse en el filo de una guadaña. Se asombró él, más no ella, quien sin dar mayor importancia desapareció del lugar junto a una fotografía de quienes era su verdadera familia y un collar que se encontraba entre las “pruebas”.

«Las casualidades son las cicatrices del destino. No hay casualidades, somos títeres de nuestra inconsciencia.»

Corrió, como si su vida dependiera de ello hasta llegar a un parque lejos de todo lo que era conocido para ella, hasta finalmente derrumbarse en una banca para comenzar a llorar, como nunca antes lo había hecho. O eso fue antes de sentir una cálida mano acariciar sus cabellos ¿Quién rayos era ese chico que parecía modelo? No cuestiono mucho el tema, simplemente se dejó consolar con aquella caricia mientras terminaba por derramar todas las lágrimas que salían luego de saber toda la verdad tras su historia. Luego de ello habló con el contrario contándole su historia, incluyendo el hecho de que uno de sus brazos se había convertido en un arma ¿La sorpresa? El chico ni siquiera se sorprendió por eso, de hecho, decía ser un técnico del Shibusen y se ofreció a ayudarla ¿Aceptar la ayuda de un extraño? ¿Quién sería tan idiota para confiar en un chico que acababa de conocer? Anya, claramente. Fue por ello que decidió quedarse a su lado el tiempo que les fue posible, claro, tuvo que volver a casa a pesar de todo. No podía desconocer a aquellas personas que le habían dado todo durante quince años, pero seguía herida por la mentira, ella jamás los hubiese juzgado o algo similar, de hecho, le agradecía a su padre que la rescatase de aquel lugar, pero ahora tenía un nuevo motivo para seguir adelante. Quería encontrar a aquellas cálidas manos que alguna vez habían tomado las suyas.

Pero cómo de cierta forma todo a lo que Anya se aferraba terminaba por irse, lo mismo pasó con aquel técnico, de un día a otro dejó aquel punto de reunión para no volver sin importar cuanto la menor lo esperase ¿Nuevamente iba a pasar por eso? No, se negaba a ello y por lo mismo cuanto sus padres le ofrecieron ir al Shibusen aceptó sin dudarlo. Asumía que sus hermanos también serían armas ¿Sabría Shinigami sobre ellos? Había una posibilidad, una que no desperdiciaría. Amaba a sus padres adoptivos y luego de dejar aquella mentira de lado volvió a tener el cariño de antes, pero necesitaba encontrar a su verdadera familia. Si estaban vivos necesitaba encontrarlos y también a quien la había ayudado.

Se fue dejando un amargo “hasta pronto” atrás. Volvería, los Dankworth eran sus padres adoptivos, quienes le habían dado todo y tratado como una hija. Quizás era injusto lo que hacía, porque lo más probable es que “Anya Clownlay” muriese el día del asesinato, porque ella no era la misma Anya que hubiese sido si estuviese con sus hermanos y padres biológicos. Pero la reviviría, ella sería Anya Clownlay para encontrar a su familia ¿Egoísta? Quizás, pero no podía dejar de ser una Dankworth, les debía demasiado a sus padres, y eso se lo dejo bastante claro a Shinigami el día que estuvo frente a él.

"Tengo planeado encontrar a cuatro personas, una tarde o temprano llegará aquí, las otras estarán en la mira en cuanto logre que me mande a misiones, encontrare a ese chico y a mi familia sin importar el precio. Hasta entonces le pido que me inscriba como “Anya Clownlay”, por favor".

Curioso discurso para una chica de 17 años, pero Shinigami no dijo nada, solo sonrió antes de asentir, el posiblemente sabia de quienes se trataba, pero se mantendría en silencio, después de todo así era más divertido, por ello actualmente no es raro ver a aquella chica de curioso cabello y hermosos ojos cianes pasear por los pasillos del Shibusen, buscando, solo quiere encontrar a sus personas importantes y no descansará hasta hacerlo.

«No hay segundas oportunidades, excepto para el remordimiento»

Habilidades
× Habilidad Especial: Loading.....

× Percepción de almas
× Conducción de longitud de onda
× Transformación, total o parcial a forma de arma (Gumia/Sable/Guadaña)
× Canta bastante bien, pero no suele hacerlo seguido.
× Es bastante buena en los videojuegos de pelea o aventura.
× Lee bastante rápido.
× Posee una excelente memoria.
× Tiene una habilidad especial para ver el interés amoroso de las personas.
× Cocina bastante bien.
× Sabe tocar el violín.

Datos Extra
× Es una fujoshi de closet.
× También es una Otaku hecha y derecha.
× Su apellido legal es Dankworth, pero intentando encontrar a su hermanos volvió a utilizar Clownlay.
× Su debilidad son las cosas con chocolate (Donas, Pockys, etc)
× Es una shippeadora compulsiva, para ella si se mueve puede ser shippeado.
× Los animales suelen simpatizar con ella
× Tiene una gran imaginación.
× Tiene un gato blanco llamado "Viktor" ya que es el nombre de uno de sus personajes favoritos de anime.
× Suele decir lo que piensa en voz alta.
× Le encantan los peluches de animales y anime.
× Su debilidad en cuanto a videojuegos son los de terror, fútbol y autos.
× Aún no se acostumbra al ser Clownlay, por lo que si la llaman por este puede llegar a no responder.
× No es una buena conductora de ninguna clase de vehículo con ruedas.

×Remember Everything - Five Finger Death Punch
× ONE - CeVIO
© HARDROCK



Última edición por Anya Clownlay el Miér Mar 01, 2017 9:05 pm, editado 8 veces
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Puntos : 80
Localización : In the wonderland~ (?)
Ver perfil de usuario

Anya Clownlay
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: The Shadow of the Wind {Anya ID}

Mensaje por Tsuki el Lun Oct 12, 2015 7:53 pm


Realiza los registros correspondientes.

_________________


Do you call yourself a fucking hurricane like me?
Pointing fingers cause you'll never take the blame like me?

_____________
Hablo #ff0066
Narro
"Pienso"
_____________

when you can be a god?:

Regalos!:


GRACIAS LAIR DE NUEVO ♥ (link)
Y gracias a todas las personitas que me felicitaron y sdfadaa
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 19/11/2013
Puntos : 14
Edad : 16
Localización : Vigilandote desde las sombras, por cierto, bonitas sábanas
Ver perfil de usuario

Tsuki
Cinco Estrellas Elite

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.