Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Miér Sep 13, 2017 3:33 pm por Misogi Kumagawa

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Miér Sep 13, 2017 3:13 pm por Silver / Albert Froste

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.lessBálderook University
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alice Baskerville el Lun Nov 02, 2015 6:48 pm

Fue capaz de escucharla al chico casi burlarse por su apariencia, es decir, si, sabía que la ropa le quedaba bastante grande pero tampoco es para que se anduviese riendo en su cara, por muy tierno que le pareciese el chico no iba perdonar una burla hacia su persona, por ello inflo levemente las mejillas mientras andaba, se lo dejaría pasar solo por esta vez, solo porque realmente se había divertido jugando con él en la lluvia y porque le había prestado ropa siendo que ella no le había pedido y bueno.... Lo había hecho sin siquiera dudarlo por un segundo, podía perdonarle que se riera de su actual apariencia, aunque para ser sincera se sentía bastante cómoda, quizás si volvía a comprarse ropa compraría unas tallas más grande, al menos para estar en la cama o los días libres.... Se estaba desviando del tema principal y ese era el llegar a la cafetería antes de que se llenase y comprar algo de beber.

-No lo sé, cualquier cosa que sirva para pasar un poco el frío sirve- Musito en respuesta a la pregunta, pero si era sincera las bebidas amargas no eran lo suyo, prefería las cosas dulces en ese tema, un chocolate caliente sonaba bastante bien para la de ojos amatista, por ello no dudó en presionar el botón en cuanto lo estuvo frente a ella «Chocolate, chocolate, chocolate, chocolate» inconscientemente sonrió mientras mantenía el tarareo del chico aun en la cabeza, claro que al notar que aun no marcaba alguno lo observo curiosa, sorprendiendose a cierto punto de aquella mirada que ahora poseía el chico, solía tener una cara de idiota que no se la quitaba nadie pero ahora se encontraba serio, casi podía llegar a dudar que era un idiota y de hecho se preocupo un poco, lo conocia hacia practicamente nada pero algo le decía que ese tipo de expresiones en el de cabellos celestes no era común, aunque para su desgracia o suerte antes de que pudiese poner una mano sobre su hombro para cuestionarle que le ocurría, el chico volvió a la normalidad, haciendo que retrayese su mano devuelta a la normalidad ¿Había sido imaginación suya? Lo dudaba, pero algo le decía que era mejor no indagar al respecto porque de hecho presentía que quizás no quería saber la respuesta -También prefiero las bebidas dulces, al menos las calientes- Sonrió devuelta al chico antes de pagar las bebidas y dirigirse a una mesa junto con él, sinceramente todo había sido bastante raro, pero el hecho de haber conocido al menor no le desagradaba, de hecho era la segunda persona a la que no le había desagradado conocer, porque realmente él parecía no ser igual a los humanos, era sincero y bastante ¿Adorable? En ese punto de vista realmente se estaba preocupando, ya estaba pensando como una anciana por culpa del contrario.

«Jamás creí que diría esto pero realmente los años me están pesando» Una mueca se formo en su rostro antes de tomar un sorbo del líquido, claro que ante el cuestionamiento dejo de hacerlo para observarlo, para ser sincera no se esperaba ser bombardeada por tantas preguntas provenientes contrario, demasiadas para que pudiese responderlas con tranquilidad y por ello simplemente suspiro despacio para comenzar a responderlas cuando él terminó de lanzarlas -No lo sé. Si quieres ve a buscarlo, por mi no hay problema- Dudo responder al resto de las preguntas pues.... ¿Cómo se supone que se lo iba a contar? "No, me lo encontré subiendo las escaleras del Shibusen con un traje de santa, lo trate de viejo loco y cuando llego a la entrada lo patee por tratarme de cobarde" Definitivamente era algo que no le gustaría oír por donde se le viese, por lo mismo suspiró despacio -Pues.... Fue pura casualidad, me lo encontré en la escalera del Shibusen- No mentía al menos no técnicamente porque así se habían conocido, solo se ahorraba los detalles, nada que fuese del todo relevante después de todo contar toda la historia era innecesario, claro que cuando lo vio quemarse se levantó para ir a pedir un vaso de agua y volver, tendiendoselo al chico.

-Lo sé, está caliente, por algo las compramos- Rió despacio antes de negar con la cabeza, algo le decía que no había caso con quien estaba frente a ella, pero eso no era algo que le molestaba, de hecho seguía pareciendole alguien agradable y bueno, el segundo término ya estaba más que dicho, por ello cerró los ojos antes de darle nuevamente una probada a su bebida, disfrutando de ese extremadamente raro momento, porque tenían que ser sinceros, la chica jamás había estado así con otra persona gracias a su "especial" personalidad «Es agradable» pensó antes de que la pequeña sonrisa volviese a formarse en su rostro, quizás el lograr esa sensación en ella era "cosa de familia".
avatar
Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Puntos : 301
Ver perfil de usuario

Alice Baskerville
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Zerick Jericho el Vie Nov 20, 2015 9:07 pm

-¿Cómo estuvieron sus clases, señores? Las mías fueron un infierno, estos críos de ahora…- Comenté con tono entre cansado y de pesar mientras miraba al resto del profesorado a mi alrededor con ojos igualmente decaídos, como si la rutina ya hubiera hecho estragos en mi estado de ánimo. Y no estaba muy lejos de la realidad, apenas si llevaba dos días en el trabajo y ya me sentía medio abatido por el peso de la rutina. -¿Zerick, qué haces aquí?- Escuché la voz de un colega, por lo que alcé mi mirada y la enfoqué en el mismo, desajustando un poco mi corbata mientras caminaba a la máquina de café. -Estoy tomando mi merecido descanso antes de que comience mi siguiente clase, tal como lo haces tú, Bob.- Contesté con gracia fingida mientras tomaba uno de los vasos descartables y lo llenaba de aquel preciado líquido caliente. Nada como un buen café negro y amargo para recargar baterías y poder continuar el día. -Por Shinigami, esta cosa es asquerosa…- Susurré con cierto desagrado pero por lo bajo para no ser escuchado, se supone que esta clase de bebida es la que tomaba un trabajador que llevaba años en la usanza de la labor diaria, ¿No? Con razón eran tan amargados. Pero bueno, tenía que ponerme en el papel. -Zerick, acompañame afuera.- Volvió a hablarme Bob, soltando un pesado suspiro mientras caminaba hacia la puerta. Le seguí asintiendo levemente con la cabeza mientras dejaba de camino el vaso en la enorme mesa de la sala de reuniones del profesorado. Sí, ahí es donde me encontraba ahora mismo. Bueno, no ahora porque acababa de salir con mi colega al pasillo. -Mira, Zerick, hiciste un buen trabajo como ayudante de la clase, a pesar de que debes hacerlo solo porque es parte de tu castigo. Así que, por tu bien te lo digo, no lo arruines con una nueva broma o uno de tus jueguitos, y sí, me estoy refiriendo a que te hagas pasar por profesor y te coles en la sala de reuniones.- Su mirada que se había mostrado compasiva al principio se deformó en un leve ceño fruncido al llegar a las últimas palabras, a lo que solo pude responder con una pequeña sonrisa. -Pero, Bob-…- Me detuvo con un gesto de su mano antes de darme la espalda, encarando nuevamente al interior de la sala con los demás profesores. -No me llames Bob, soy tu profesor, el que te dio el castigo. Por hoy ya terminaron tus labores extracurriculares, pero te toca mañana a la misma hora, no lo olvides.- Sin más ingresó y cerró la puerta frente a mi. Rodé los ojos y comencé a caminar en dirección a la salida. Que poco sentido del humor tenían algunas personas. Aunque bueno, teniendo en cuenta lo que había hecho para que me castigara supongo que era una actitud normal frente a un busca problemas como yo…

¡Hey, al menos había terminado por hoy! Había tenido que quedarme un par de horas extra solo para ir con el profesor y servir de ayudante para los de clases inferiores y especialmente el alumnado perteneciente a la clase NOT, y así iba a tener que ser de ahora en adelante hasta que terminara mi castigo. Escondí mis manos en los bolsillos de mi pantalón mientras caminaba por los extrañamente casi vacíos pasillos del Shibusen. Realmente no era tan extraño porque sabía que varias de las clases ya habían terminado. Noté, gracias a los enormes ventanales de los pasillos, como afuera se había liberado una fuerte lluvia, prácticamente parecía que el cielo se estaba cayendo. No que me molestara, el sonido de la lluvia salpicando contra el ventanal o simplemente cayendo sobre el tejado era demasiado agradable. Pero bueno, nieve, lluvia, esta ciudad en medio del desierto sí que lo tenía todo y no era algo que a estas alturas me sorprendiera, habiendo estado bajo la lluvia incluso en las afueras de la ciudad en una ocasión anterior.

Ahora, al llegar a un cruce de pasillos me encontré con cierta decisión que tomar. Continuar hacia la salida y volver al apartamento donde posiblemente estaría Alan, o… comer algo. Esa mañana había salido antes que el de cabellos celestes y tampoco había desayunado. Ni siquiera había probado bocado durante todo ese tiempo, todo parte del castigo que también incluía cumplir estrictos horarios y cierto comportamiento para no empeorar mi situación. -Hm, definitivamente cafetería.- Me encogí de hombros mientras desviaba mi recorrido en el siguiente pasillo en dirección al mencionado lugar. Cual fue mi sorpresa cuando al ingresar a la zona en cuestión mis ojos dieron con la inconfundible cabellera de mi hermano, el mismo estando sentado en una de las mesas. Sonreí levemente, pues realmente había creído que a estas alturas sus clases habrían terminado y se habría retirado, pero no parecía ser el caso. Me acerqué caminando sin tomar en cuenta a la compañía que parecía tener, que al parece le había acercado un vaso de agua. Ya que me estaba dando la espalda sería bueno darle un pequeño susto, ¿No? Por lo que fui lo más cuidadoso y sigiloso posible mientras acortaba la distancia, incluso estando un poco inclinado para hacer mi presencia mucho menos perceptible. -¡Gooolden boy!- Grité una vez estuve lo suficientemente cerca para mover su brazo izquierdo como si de alguien en busca de atención me tratara, para rápidamente moverme antes de que volteara y sentarme a su derecha, mirándole mientras sonreía ampliamente. -¿Me estabas esperando, Bro?- Lo dije ya en un tono de voz normal, dejando de lado el susto mientras apoyaba uno de mis brazos en la mesa y seguidamente dejaba descansar mi mejilla en la palma de mi mano, sin dejar de mirarle. -Me había olvidado de decirte pero me castigaron ayer y ahora tendré que cumplir horario extra ayudando como tutor y cosas así, además de cumplir un horario más estricto.- Hablaba tranquilamente, como si te tratara de una gracia o algo normal, pues la sonrisa en mi rostro no se había borrado en todo el rato. Pero bueno, estaba feliz de verle por allí, aunque una vez mis ojos se movieron al otro ocupante de la mesa mi sonrisa se borró y a cambio apareció una expresión de genuina sorpresa. -¿Diosa?- Pregunté inconscientemente antes de negar con la cabeza de devolver una expresión tranquila a mi rostro, moviendo mi cabeza de mi hermano a la chica con la que me había encontrado en las escaleras de Shibusen en aquel día nevado. -¿Se conocen?- Por otro lado, mis ojos escudriñaron la apariencia de la de ojos amatistas por un momento, y por unos segundos podría haber jurado que me quedé en alguna especie de trance o algo parecido, ¿Esa era mi ropa? ¿E-en Alice? Bien… no estaba seguro pero, esa parecía ser mi sudadera y… Le quedaba bien. Tragué saliva volviendo al mundo real y desvié mi mirada. Bueno, ahora que ya lo había visto todo, ¡Podía morir feliz!
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alan White el Sáb Nov 21, 2015 12:08 pm

Asintió tranquilo a lo que Alice le contaba sin dejar de mirarla y de a ratos desviar la vista hacia la entrada del comedor para ver si localizaba a su hermano, no es que le importase mucho que estuviera ahí, pero mataría por ver su cara cuando descubriera que había prestado su ropa a una chica, después de todo el chico odiaba que otros llevaran sus cosas, incluyendo al de cabellos azules. Volvió a dirigir su mirada a Alice y le sonrío. Su hermano siempre iba por ahí haciendo amigos a diestra y siniestra, pero generalmente cuando sus amistades implicaban las escaleras del shibusen no podía confiar del todo, al menos no después de los múltiples incidentes por los que habían pasado estando ahí mismo.

Y no lo iré a buscar, estoy cansado de jugar en la lluvia y el solo se pondrá todo… -pero no pudo terminar su frase acerca de lo cansado seria si Zerick se aparecía por ahí, porque estaría saltando por todos lados, a pesar de que Alan siempre había tenido demasiada energía el rubio le superaba y con creces, y en ese momento lo podría tomar con la guardia baja, porque Alan no estaba en óptimas condiciones. Y ahora es cuando comenzaría a pagar las consecuencias, la voz de su hermano sonó detrás de si causando que Alan sintiera escalofríos y sudara frio, se giró rápidamente pero su hermano no estaba ahí, solo para girarse hacia el otro asiento donde el mismo se encontraba a quien saludo con una sonrisa en el rostro y golpeándole sin fuerza el hombro.

Nope, no te esperaba, estaba tomando una bebida con… -pero antes de decir nada su hermano ya estaba hablando de nuevo al parecer sin percatarse de la presencia de la chica. Pero haciendo que Alan se olvidara por un momento de ella también debido al enojo que comenzó a crecer en su interior, se levantó de la silla por un momento para golpear la cabeza de su hermano con la fuerza restante de sus energías y después frunció el ceño cruzando los brazos. -¿Cómo es posible que te hayan castigado de nuevo? –pregunto tratando de sonar maduro, algo que no logro del todo. Iba a decir algo más cuando escucho a su hermano decir aquello, ¿acababa de llamar diosa a Alice? Después se giró hacia la chica mirándola un poco horrorizado ¿había hecho que una diosa le pagara la bebida? -¡Una diosa! ¡Lamento mi descaro por obligarla a pagar mi bebida! –Exclamo mirándola y después tomo a Zerick por los hombros empujándole hacia ella. –Toma a este hermano mío como sacrificio por mis pecados. Comento mirándole de reojo y al mismo tiempo a Zerick quien se encontraba con una expresión sumamente extraña y estaba seguro de que no la había visto nunca antes.

Alan asintió mirando a su hermano quien seguía con esa extraña expresión. –Zerick… ¿Qué te pasa? Luces como tonto con esa cara y sonrisa. –comento pasando una mano por el frente del rostro de su hermano y después termino dándole una colleja con fuerza en la cabeza al notar que el mismo no reaccionaba. –Y no, recién nos conocimos hoy. –comento un sonriente Alan mientras colocaba los codos en la mesa y recargaba el rostro su sus manos comenzando a sentirse un  poco incómodo por culpa de su hermano y su mirada de tonto ¿Qué le estaba pasando?
avatar
Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 08/06/2014
Puntos : 290
Localización : Por aquí o por allá
Ver perfil de usuario

Alan White
Cuatro Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alice Baskerville el Lun Nov 23, 2015 9:47 am

Cuando escucho que no iría a buscar a su hermano alzó una ceja claramente curiosa, es decir, parecían realmente buenos hermanos ¿Por qué no ir a buscarlo? le parecía un tanto ilógico, pero claro, estaba cansado por la lluvia, ella también lo estaba, ir a buscarlo significaba más trabajo y por ello lo mejor era simplemente disfrutar de aquel descanso, además, sabia de sobra lo energético que era el rubio, habían ido de una competencia tras otra cuando se conocieron y con la sola idea suspiro despacio, realmente quizás lo mejor era simplemente disfrutar del chocolate caliente mientras durara, después de todo el menor pronto se iría a clases ¿No? Era una lástima verdaderamente, se había divertido bastante jugando con él, aunque se cuestionaba como se suponía que debía devolverle la ropa, es decir, si, posiblemente en un rato tendría un cambio, pero por el momento no tenía salvación al respecto  «Puedo preguntar su clase y se la devuelvo lavada» Si, aunque no lo pareciera la chica tenía un poco de modales, después de todo había vivido en el Inglaterra antiguo, su madre era toda una dama, podía ser que su hermana se hubiese llevado claramente todo el aspecto femenino, Alice poseía un poco de clase, después de todo su tío también la había criado bien.

Iba a preguntar justamente cuando fue capaz de escuchar la voz del rubio de ojos sangre y por lo mismo se giró para observarlo curiosa, notando que corría hacia ellos como una colegiala enamorada que saludaba a su sempai, curioso, muy curioso y quiso reír, de hecho río por lo bajo pero se guardo la carcajada que iba a soltar, pues aparentemente no había notado su presencia, disfrutaría de eso mientras durara, aunque realmente quisiera burlarse de él se lo aguantaría, prefería ver como acontecían las cosas, por lo mismo escuchaba tranquilamente la conversación mientras tomaba un poco de chocolate caliente, por algún extraño motivo no le sorprendió el hecho que el chico fuera castigado por algo, por como lo había conocido suponía que era muy común esas clases de cosas, se veía como el típico caso de niño problema, posiblemente lo volvería a hacer sin importar que supiese que iban a castigarlo nuevamente, realmente era algo fácil de notar, simple causa-efecto, pero lo que no se espero fue el golpe que le dio el menor y del que no pudo reprimir que una pequeña carcajada escapara de sus labios nuevamente, es decir, el chico amable que conoció en el pasillo que no parecía capaz de matar ni a una mosca había golpeado al rubio con bastante fuerza por ser castigado ¿No estaba actuando como una madre? Bueno, ahora sabía que el peliceleste hacia el papel de Sempai y madre, lo anotaría para luego molestar al otro chico.

«Debí grabar eso, justo el momento preciso en el que idiota amable golpeaba al idiota masoquista.... Momento... Es un masoquista.... ¿Realmente estaba siendo castigado?» Sus pensamientos la estaban absorbiendo hasta que escucho el apodo que el rubio le había colocado y por ello volvió a elevar la mirada antes de saludarlo con la mano casualmente, tampoco es como si estuviese haciendo algo malo o similares, había sido mera casualidad el conocer al menor, claro que al escucharlo no pudo evitar alzar una ceja, estaba malinterpretando demasiado el apodo que el contrario le había dado el rubio, pero antes de que pudiese decir algo para explicar lo que pasaba le... ¿regalo a su hermano? Oh bueno eso era nuevo, claro que una sonrisa burlona se formó en su rostro, una que casi parecía de maldad, porque venga, se trataba del de ojos sangre, era imposible que se mantuviese en silencio con aquello, ya se había mantenido demasiado al margen -Estas perdonado, Alan, tranquilo- Le sonrió con bastante normalidad al chico aunque luego se giró hacia donde estaba el contrario -¿Escuchaste eso, bastardo? Ahora eres mío, prometo cuidarte bien- Bromeo antes de reír más alto de lo que tenía planeado, realmente aquella situación se había vuelto bastante divertida, al menos para la de ojos amatistas que realmente no perdería la oportunidad de molestarlo y bueno, de divertirse de paso, claro que al escuchar nuevamente al chico de cabellos celestes alzo una ceja, realmente no veía el porqué de sus palabras, el chico frente a ella siempre tenía cara de tonto, (Al menos desde su punto de vista) «Quizás esta impactado de verme aquí, es decir, suelo no venir demasiado al Shibusen, realmente, además no nos habíamos visto desde que nos conocimos» Realmente le restó importancia al asunto y simplemente se reacomodo en su propio asiento para tomar otro sorbo de chocolate caliente, realmente el menor prácticamente ya estaba respondiendo toda las preguntas -¿Algún problema con que lo conozca?- Alzó una ceja un tanto curiosa, bueno, si era un poco raro que casualmente conociera al hermano de él, pero bueno, así eran las cosas, claro que se cruzó de brazos mientras se inclinaba hacia atrás con la silla, cruzando su piernas al mismo tiempo -Eres mío, no tienes derecho a quejarte si conozco a tu hermano- Sonrió de lado, si, podría joder con eso un tiempo, bueno, bastante, pero así era la chica, no había nada que hacer, pero al recordar el cuestionamiento de Alan lo observo aún más fijamente que antes, como si buscase a que se estaba refiriendo.

-Y... Realmente tu hermano tiene razón, tienes cara de idiota, más que la de costumbres ¿Te sientes bien? Quizás eso del castigo te hizo mal- Musito ¿Un tanto preocupada? No, claro que no, ella no se preocuparía por algo tan trivial como el estado de salud del chico, además solo tenía la cara de idiota, no es como si de la nada tuviese fiebre o algo similar, quien posiblemente la tendría seria con quien había estado jugando bajo la lluvia, y quizás ella de paso, después de todo ya era la segunda vez que lo hacía en el día, pero no se arrepentía, hacia demasiado tiempo que no podía divertirse de esa manera con otra persona, no iba a perder una oportunidad como esa, aunque quizás en un futuro si el chico realmente se enfermaba se sentiría un poco culpable… Podía ir a visitarlo de ser así, aunque claro, no era del todo su culpa, después de todo el había seguido su juego ¿No? Estaba divagando demasiado y por ello simplemente volvió a fijar su atención al otro chico, observándolo fijamente mientras esperaba su respuesta.
avatar
Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Puntos : 301
Ver perfil de usuario

Alice Baskerville
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Zerick Jericho el Miér Nov 25, 2015 1:52 am

Bajé la cabeza tanto por el golpe como por el reclamo/regaño de mi hermano ,¡Pero realmente no era mi culpa! Los malditos profesores parecían haber evolucionado una vez más y eran capaces de predecir algunas de mis bromas. Aún así preferí no contestar nada pues sabía que el de cabello celeste solo estaba preocupado por mi desempeño escolar. De hecho era divertido ver esa faceta de mi hermano que no muchas veces mostraba. Sin embargo no duró mucho pues al siguiente momento decidió, ¿Ofrecerme? Solo para salvarse de la posible ira de la de largo cabello castaño. Miré a Alan totalmente incrédulo de que me vendiera tan fácil, antes de escuchar las palabras de quien ahora era aparentemente mi dueña, haciendo que devolviera mi atención a ella. No solo tenía una sonrisa que no me inspiraba nada de seguridad sino que también soltó una risa que prometía cosas malas. Me habría dado un poco de miedo de no ser porque seguía admirando lo bien que le quedaba mi ropa. -Brother nunca pensé que te deshacerías tan fácilmente de mi.- Mencioné mirando de reojo a mi hermano antes de que una confiada sonrisa se formara en mi rostro, encogiéndome de hombros mientras cerraba los ojos. -Pero bueno, es un honor pertenecerle a la grandiosa Alice Baskerville, aunque no creo que pueda soportarme mucho tiempo.- Fue entonces que la pregunta de la chica que llevaba algunas de mis ropas me hizo parpadear con algo de duda. -Hm, sí, tengo problemas con eso, pero… -Me incliné sobre la mesa para mirarla con la misma sonrisa confiada de antes y los ojos entrecerrados. -… Ya que no tengo el derecho de quejarme no puedo decírtelo, ¿Verdad?- Bien, estaba claro que ella se estaba aprovechando de la situación pero no iba a quedarme callado y dejarme ganar tan fácilmente. Volví a acomodarme bien en la silla, observando a mi hermano y notando que él también estaba usando esa muda de ropa que guardaba por si las dudas. -Fijo que… ¿Se mojaron con la lluvia?- Intenté adivinar, sin poder evitar devolver mi mirada nuevamente a la chica y, como no, nuevamente perderme en alguna clase de trance, como si estuviera embobado con la vista que se me presentaba.

… Hasta que sentí un golpe en mi cabeza. -¡H-hey!- Llevé ambas a manos al lugar dañado, mirando de reojo a Alan quien me imaginaba había sido el causante del golpe, ¿Por qué había hecho eso? ¡Fue rudo! Iba a reclamarle hasta que escuché su pregunta y sus palabras de que lucía como un tonto. Incluso se veía preocupado o tal vez solo incómodo de que estuviera así, lo que me hizo caer en cuenta de lo que había pasado. Oh no, otra vez me estaba pasando, ¿Acaso no tenía una forma de controlarlo? Reí un poco nervioso sintiendo como mi corazón latia un poco más rápido de lo normal, solo un poco, y sin saber exactamente qué contestarle al de cabellos celestes.
Por mi parte ya había entendido, al menos en cierta medida, qué era lo que me pasaba con la chica de fuerte carácter e hipnotizante mirada, pero aún así ni siquiera podía comenzar a ponerlo en palabras, era demasiado nuevo para mi en ese sentido y sabía que no podría explicarlo sin volverlo todo un lío sin sentido. Incluso aunque tuviera las palabras correctas probablemente mi hermano no me entendería, él no era muy avispado en lo que a esos temas se refería, por lo que, por el momento al menos, me lo guardaría hasta que diera con una mejor oportunidad. -No, tranquilo Alan, no me pasa nada malo.- Aseguré, plasmando una sonrisa en mi rostro y volviendo a una actitud relajada, solo para escuchar las siguientes palabras de quien era la causa de estos quebraderos de cabeza, por lo que llevé nuevamente mi atención hacia ella, solo que pegando mi mirada en el hombro de la misma, evitando verla directamente a los ojos. No podía darme el lujo de seguir cayendo en ese extraño trance, ¡Es como si fuera el hechizo de una bruja! -¿Preocupada, Diosa?- Contesté con una pregunta propia, aunque más en broma que otra cosa. -Estoy bien, miren… La verdad tengo hambre porque no he probado bocado durante todo el día. Por eso había venido a la cafetería en primer lugar y me los encontré a ustedes.- Me levanté del asiento rapidamente, apoyando ambas manos en la mesa. Era fácil para mi evitar contestar cuestionamientos como esos, después de todo no mentía al decir que tenía hambre. -¿Supongo que ya comieron?- Miré de reojo las tazas con chocolate caliente y supuse que así había sido.

-Bueno, yo iré a pedir algo~- Sin más que agregar aparte la silla con un toque de mi pie y comencé a caminar, entrelazando los dedos de mis manos detrás de mi cabeza para descansarla allí. Caminé con esa postura dejando al par una vez más solos en la mesa. Buena salvada, Jericho, siempre que te vieras acorralado era mejor huir que afrontar las preguntas y dudas, ¿No?
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alan White el Miér Nov 25, 2015 2:24 pm

Alan sabía que desconocía un montón de cosas, un montón de temas e incluso sabía que a veces solía ser demasiado torpe y hasta poco intuitivo y en ese preciso momento se sentía bastante torpe. Ladeo el rostro mirando hacia ambos chicos. Los dos lucían de alguna manera… incomodos, pero no como Alan que sentía que no tenía que estar ahí, no era más como una especie de confianza entre ellos, pero claro el mismo desecho la idea casi de inmediato. Sonrió asintiendo a lo que Alice decía sobre que estaba perdonado y después miro a su hermano quien no parecía estar inconforme con su nueva dueña, a pesar de que esperaba que el mismo armara un escándalo por el solo hecho de ofrecerlo como regalo a otra persona.

Alan asintió cuando Zerick hizo el comentario de la lluvia y después señalo a Alice. –SIP es justo lo que paso, y como tu ropa no me queda a mí porque eres un poco más bajito tuve que darle a Alice tu ropa. –comento haciendo ahora obvio para todos que la ropa que ahora llevaba Alice era en realidad de Zerick. –Porque no sería amable que yo me cambiara y ella se quedara vestida con la ropa mojada. Además hoy no creo jugarte ninguna broma por lo cual no tendrás que cambiarte de ropa. –comento sonriendo a su hermano de manera amable, una sonrisa que talvez solo Alan podría mostrar.

Después de golpear a su hermano y este quejarse Alan frunció el ceño. –No te quejes, es tu culpa, me pones incomodo mirando así a Alice. –soltó Alan de la nada, el después de todo no tenía tacto para las palabras mucho menos sabría que su hermano de echo tenía una especie de fijación por la chica, porque Alan nunca había notado cuando alguien se fijaba en él, mucho menos el que su hermano si fijara en alguien, Alan solo sabía una cosa, Zerick estaba raro, eso era lo más seguro. Pero la sonrisa de su hermano hizo que Alan agitara la cabeza y mejor se volteara a buscar en Alice la razón por la que Zerick le miraba ¿estaría molesto porque le había prestado su ropa a otra persona? Seguramente, Zerick solía ser bastante egoísta y celoso a veces. Tenían que mejorar esa actitud en el chico.

Cuando su hermano se puso de pie dispuesto a ir por algo de comer Alan levanto la mirada alejándola de Alice y mirando al rubio. -¡Queremos carne! –dijo gritando por ambos a pesar de que Alice no había dicho nada, lo había hecho porque el mismo tenía hambre, después de todo tanto jugueteo bajo la lluvia lo había dejado exhausto y hambriento, después saco su billetera lanzándola con tal exactitud que cayó en la mano de Zerick sin problemas. Anqué nadie debería de sorprenderse por eso, Alan después de todo era un gran deportista. Volvió a tomar asiento frente a Alice y le sonrió amable como había estado haciendo durante todo el tiempo que estuvieron juntos. –Bueno… disculpa a mi hermano, a veces suele ser un poco egoísta. –dijo cruzándose de brazos y recargándose en el respaldo de la silla y mirando a la chica con una mirada curiosa aun en busca de lo que sea que Zerick le veía tanto que se quedaba tan embobado con la chica.  
avatar
Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 08/06/2014
Puntos : 290
Localización : Por aquí o por allá
Ver perfil de usuario

Alan White
Cuatro Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alice Baskerville el Sáb Nov 28, 2015 4:05 pm

Oh bien, a medida que escuchaba al rubio alzaba una de sus ceja, al parecer realmente le gustaba meterse con su orgullo, porque sino no abriría la boca para decir eso ¿Qué no podría soportarlo? ¿Quién se creía que era? Ella perfectamente podría hacerlo, ya lo había hecho antes, podría seguir haciéndolo sin ningún problema ahora y lo sabía, pero no, y lo seguía haciendo, por ello afilo la mirada antes de bufar con un tanto de fuerza, demonios, la estaba retando, lo sabía, le estaba picando el orgullo, eso era algo demasiado típico de él, desde que lo había conocido lo hacía y no iba caer en su juego otra vez -Ya te gustaría que te dejara libre, bastardo, pero ahora eres mío- Aquello lo siseo por lo bajo, de tal manera que solo pudiese escucharlo el de ojos sangres, claro que luego formo una mueca, le desagradaba demasiado que hiciese eso ¡Le daba curiosidad saber porque rayos tenía un problema con eso! Pero ella misma había dicho que no podía quejarse, por lo mismo prefirió morderse la lengua para evitar aquello, simplemente se reacomodo en su propio asiento bufando despacio nuevamente en el proceso, cerrando los ojos de paso, bien, tenía que controlar sus impulsos o seria el contrario quien "ganaría" el encuentro, y bueno, con lo orgullosa que era no podía permitirse aquello, así que simplemente dejo que fuera el menor quien hablara con el chico sobre lo que habían hecho antes, aunque al escuchar que estaba usando la ropa del susodicho abrió los ojos un poco sorprendida, eso claramente no lo sabia, tampoco es que le importara mucho, después de todo ella había planeado tomar las ropas de él prestadas antes de que se las pasase el de cabellos celestes, pero con razón el olor se le había hecho familiar y... ¿Agradable? No, claro que no, solo había sido un error, ella no lo había sentido de esa manera, no, no, y no, no le iba a dar más vueltas al asunto, por lo que prefirió volver la atención a ellos, no obstante volvió a bufar antes de dibujar una sonrisa ladeada en el rostro, no debía dejarse ganar por el chico.

-¿Preocupada? Pues sí, después de todo eres mío ahora, y si te sientes mal o algo así es mi deber llevarte al veterinario para que te revise ¿No?- Lo dijo con clara burla en su tono de voz, aunque fue capaz de notar que el chico no la miraba directamente y aquello sin duda le molesto un poco ¿Por qué no la mirada? Es decir, no recordaba haber hecho algo malo para que la evitara en ese tema, aunque al escuchar la respuesta de Alan frunció levemente el ceño ¿Ponía cara de idiota cuando la miraba? Bien otra cosa extraña para agregar a la lista, como si Zerick ya no lo fuese lo suficiente por sí mismo «Posiblemente le molesta que este aquí con su hermano», con esa idea en la cabeza suspiro despacio, quizás pensaba que iba a ser cruel con él o algo así.... complejo de hermano sobreprotector posiblemente -Hey si tienes un problema con mi presencia solo di-- Y no alcanzo a terminar pues dijo que solo "Tenía hambre" Cosa que la chica de mirada amatista no pudo tragarse, no le creía y por lo mismo frunció el ceño, luego cuando volviera lo cuestionaría, eso era seguro, porque ¡nadie dejaba con la duda a Alice Baskerville! ¡Menos le mentía en sus narices! Si había algo que le desagradaba es que no le dijesen las cosas de frente.

O eso fue hasta que vio el súper lanzamiento del chico y lo escucho decir "Queremos carne" ¿Había escuchado una frase más hermosa que esa? Lo dudaba, realmente el de cabellos celeste parecía un ángel caído del cielo ¿Quien más compraría carne para ambos por voluntad propia? Nadie que ella conociera -¡Carne!- Musito en voz alta mientras elevaba los brazos con una amplia sonrisa en el rostro, casi infantil, y es que si había algo con lo que se podía ganar el cariño de la castaña era la comida, claro que cuando lo escucho disculparse por la actitud de él contrario negó despacio con la cabeza -No tienes tu que disculparte por él, además ¿Egoísta? Es un idiota, no hay duda de eso.... Pero no he notado egoísmo en él- Aquello lo susurro por lo bajo, bueno, tampoco podía decir mucho, apenas si lo había conocido en la entrada del Shibusen y podía decir que era un idiota, con mala suerte y con un gran ego, pero no sabría si decir que realmente era egoísta, porque no había sido capaz de ver eso en él...  «Solo estuve con él un par de horas, el idiota amable es su hermano, si dice eso es por algo ¿No?» Cerro los ojos ante aquel pensamiento antes de volver a hablar, dedicándole una leve sonrisa de autosuficiencia, esa que solía tener en el rostro la mayor parte del tiempo -Además, si su actitud me molestase a tal punto que tuvieses que disculparte no lo hubiera aceptado como ofrenda ¿No crees?- Justamente abrió los ojos en ese momento, bastante segura de sus palabras y es que era verdad, si realmente tuviese que disculparse por la actitud del contrario significaría que a ella le molestaba mucho y de haber sido así hubiese dicho algo como "Ugh, no, gracias, no lo quiero" o se hubiese ido de allí. pero no, ella solo lo había aceptado para molestarlo porque sabia como era su actitud.

«Solo es un gran idiota pero nada que no pueda soportar»
avatar
Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Puntos : 301
Ver perfil de usuario

Alice Baskerville
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Zerick Jericho el Sáb Dic 19, 2015 8:14 pm

Abrí un poco más los ojos al escuchar el grito de Alan, por lo que extendí un poco mi mano esperando que cierto objeto cayera en el mismo y, como no, así resultó. Comencé a jugar con la billetera arrojándola hacia arriba y atrapándola con la misma mano. -¿Puedo invitarme también, no Bro?- Susurré, sonriendo levemente mientras finalmente llegaba a la línea de comida, mirando todo los platillos de cerca y teniendo en cuenta el pedido de los otros dos. Algunas veces me preocupaba lo amable que llegaba a ser mi hermano porque, sí, podía resultar la persona más agradable del mundo, pero eso no quitaba que existieran personas que simplemente se acercarían a él solo para aprovecharse de eso. Mi ceño se arrugó un poco ante ese pensamiento y, al realizar los pedidos, agradecí y pagué todo con mi propio dinero, guardando la billetera de mi hermano. Sabía que no era el caso con la de ojos amatistas, pero no podía decir que fuera lo mismo con los demás, incluso dentro del propio Shibusen. De todas formas, mientras Zerick Jericho fuera el hermano de Alan White, eso jamás ocurriría.

-Aquí tienen, señorita, señor~ ¡Dos del especial de carne para ustedes!- Les ofrecí una ladina sonrisa mientras dejaba los platillos y demás utilidades frente a cada uno, antes de caminar nuevamente hacia mi lugar al lado de Alan, dejando de paso la cartera encima de su cabeza en perfecto equilibrio, para finalmente sentarme con mi propio platillo entre manos. Una deliciosa mini pizza para mi. Mis ojos brillaron al ver la comida y rápidamente corté una rebanada para comenzar a comer, olvidando los modales que me habían enseñado en el orfanato. Pero había tenido un día ocupado, era justo que me permitieran esa falta de modales solo por el momento. De todas formas mi atención se vio desviada durante la comida hacia los otros integrantes de la mesa. Si había escuchado bien no solo mi hermano parecía emocionado con la idea de comer carne sino también la chica de cabello castaño. Había escuchado su exclamación, incluso me había picado curiosidad y al verla pude notar su euforia. Ciertamente me resultaba algo interesante y hasta me hacía pensar que tal vez debería tenerlo en cuenta. Solo por si acaso, después de todo, sabía más de los disgustos de la misma que de aquellas cosas que le gustaban, cosa que no era demasiado buena. Por ejemplo, sabía que no le gustaba demasiado el Shibusen y, de hecho, eso le hizo devolver su mirada nuevamente a la de ojos amatistas. Para mi fortuna esta vez no me quedé embobado ante la imagen una Alice Baskerville vestida con mi propia ropa, y pude contenerme sin tener que desviar la mirada o parecido, después de todo, no quería mostrar debilidad frente a ella cuando parecía que otra vez estábamos en una especie de competencia, ¿Verdad, Jericho? No, claro que no. -¿Ya no tienen clases?- Pregunté, apartando mi mirada de la mencionada estudiante de Shibusen para pasar a mirar a mi hermano, el cual durante todo el encuentro me había parecido mucho más tranquilo que de costumbre, como si estuviera cansado o solo desanimado. Hm, ¿Tal vez todavía estaba decepcionado conmigo por que me había metido en otro castigo? O tal vez… ¡¿Tal vez no quería que yo estuviera ahí?! Oh por Shinigami, se-seguramente era eso. Él mismo había dicho que se sentía incómodo por la forma en que miraba a Alice. Y, después de todo, yo había llegado de la nada solo para interrumpirlos cuando parecían tener un buen momento juntos. Ese último pensamiento me hizo bajar la mirada, justo a lo que quedaba de mi comida. No era algo malo que ellos se conocieran, de hecho era algo genial, entonces no tenía por qué molestarme, en lo absoluto. Y no es como si mi hermano fuera capaz de comprender esa clase de sentimientos, no todavía. Pero… -No significa que no pueda sentirlos…- Dije por lo bajo, apenas un susurro audible solo para mi persona, todavía mirando a mi plato de comida a medio acabar. Abrí mis ojos de sobremanera finalmente cayendo en ese punto. No, no, definitivamente no. No podía dejar que esto se convirtiera en alguna clase de drama romántico y estudiantil y… ¿Familiar? ¡Era mi hermano!

O tal vez yo estaba pensando demasiado las cosas. Esto definitivamente no iba con mi persona, tenía que calmarme, ¿Así es como te ponía fijar tu atención en alguien más, te volvías un caos de la nada y sin aparente razón? ¿Y qué demonios con este malestar que estaba sintiendo hacia mi hermano? No era posible, no podía ponerme celoso, no de él. Esto estaba mal. Me levanté rápidamente de mi asiento tal y como había hecho antes para poder huir de cualquier pregunta, empujando la silla y mirando a ambos individuos con una sonrisa. Una amplia sonrisa plasmada en mi rostro, a pesar de que mi alma estaba en estos momentos flotando en un océano tormentoso de emociones sin un rumbo aparente. -¡Acabo de rocordar algo! Tengo que ir a un lugar…- ¿A dónde? Bajé mi mirada nuevamente, todavía con aquella sonrisa dibujada, como si la misma se tratara de una fachada y nada más. Finalmente volví a alzar mi rostro y aquella sonrisa seguía ahí. -¡¿Qué es eso?! ¡La delegada está peleando con la cocinera!- Señalé hacia un lugar cualquiera para desviar su atención antes de tomar el pedazo de pizza que quedaba en mi plato con una de mis manos y lo llevé a mi boca. Lamentablemente era muy grande para que todo entrara y por lo mismo la mitad quedó fuera dando una imagen más bien estúpida. Pero no importaba, gracias a mi brillante distracción podría huir sin problemas de allí. Tenía que repensar las cosas un poco mejor. Tal vez sí debía hablar con Alan con respecto a lo que me pasaba.
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alan White el Dom Dic 27, 2015 10:13 am

Al escuchar las palabras de Alice sonrió con maldad y después la observo con algo de curiosidad. –tal vez solo querías tener a alguien a quien torturar. –comento tratando de pensar como su hermano o algo similar, después de todo Alan era un poco distraído pero no idiota. Había comenzado a notar cierta complicidad entre los otros dos, y aunque claro el jamás lo definiría como amor, porque el mismo no sabía de eso, si se hacía a la idea de que tal vez los otros dos eran más que simples amigos, tal vez se lo pasaban por ahí haciendo maldades a las personas. Negó con el rostro y después se recargo sobre el asiento mirando a su hermano, el de verdad que lucía un poco raro aquel día y no estaba seguro del que era, pero seguro su mismo hermano se lo diría después.

Cuando este regreso abrió los ojos con verdadera ilusión, su imagen podría parecer la de un infante en toda regla. Ni si quiera espero a que los otros dos comenzaran a comer, solo tomo el plato y comenzó a devorar las piezas de carne que había frente suyo a gran velocidad. Mientras comía sentía como iba recobrando las energías que había usado bajo la lluvia, aunque sí que sentía un poco de frio, un estornudo salió por parte del peliazul pero se cubrió la boca antes del mismo. Y siguió comiendo como si no lo hubiera hecho en años. -¡Dios! Esto esta delicioso. –comento sonriendo y después levanto la vista a su hermano. –No, a mí me han echado del salón por no llegar a tiempo… me quede dormido y eso. –comento evadiendo el tema acerca de su pesadilla por su hermano. Observo a su hermano, este lucia de alguna manera en trance, paso una mano por frente al mismo sin ver reacción aparente por el rubio y después escucho esas palabras. ¿Quién sentía que? Levanto una ceja confusa y con un gran bocado en la boca estuvo a punto de preguntar acerca de eso, cuando el otro comenzó a actuar aún más extrañamente.

Cuando Zerick se puso de pie, Alan pudo notarlo, lo sabía porque sus almas estaban conectadas entre sí, no eran un compañero y arma, pero sabía cuándo su hermano estaba mal, cuando está en caos, porque el ya había sentido esa inestabilidad en Zerick antes; ¿Por qué sonríe? Aquella sonrisa no predicaba nada bueno, sus ojos no reflejaban felicidad en absoluto, por lo cual se puso de pie junto con el mismo y girando el rostro hacia donde el indicaba de forma inconsciente, pero al momento girando hacia Zerick cuando este emprendía su huida tomándolo por la camiseta y haciendo uso de la fuerza que había recobrado para jalar y hacerle caer sobre la silla de un sentón. -¿A dónde es que tienes que ir con tanta prisa? Ni siquiera pensabas despedirte, tus modales hermano, no olvides tus modales. –comento mirando a Zerick con una sonrisa amable, una sonrisa similar a la que le  había dado cuando le dijo que todo estaría mejor y que encontrarían a Eli. Dio un golpe en el hombro de Zerick tratando de transmitir el sentimiento de que todo estaba bien.

Se giró hacia Alice con una sonrisa y expresión de disculpa, mientras colocaba ambas manos en los hombros de Zerick apretando dolorosamente en el mismo. –Disculpa a este maleducado hermano mío, siempre se olvida de ser un poco más agradable. –comento mirando a su hermano. – ¿Verdad hermano? –pregunto con cierta expresión de molestia y después lo empujo cerca de Alice. –venga quédate un momento con tu nueva dueña mientras voy por algunos refrescos. –comento antes de alejarse un poco de los otros dos con cierta expresión infantil en el rostro. Por algún motivo había sentido que era mejor dejarlos solos por un momento, aunque no estaba del todo seguro del porque había surgido esa idea en su mente, siempre prefería seguir sus instintos.
avatar
Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 08/06/2014
Puntos : 290
Localización : Por aquí o por allá
Ver perfil de usuario

Alan White
Cuatro Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alice Baskerville el Dom Dic 27, 2015 8:14 pm

Ante las palabras de quien estaba frente a ella no pudo evitar reír, tenia un gran punto, realmente el tener a quien torturar era divertido, pero para ser sincera la idea que más le divertía era el torturar especialmente al rubio, después de todo él había sido quien se metió con su orgullo y tampoco iba a negar que quizás sentía un poco más de confianza con el contrario, al punto que estaba segura que de llegar a torturarlo él se la devolvería de alguna u otra manera, porque su extraña relación hasta el momento se basaba en eso, era molestarse ida y vuelta, picar el orgullo del otro para poder divertirse, por lo mismo le guiño el ojo al chico antes de negar despacio con la cabeza, aveces sentía que se estaba siendo demasiado despreocupada con ese par de hermanos, es decir, aquel chico de cabellos celestes era un amor de persona, de eso no había duda y el rubio de alguna u otra manera logro pasar sus defensas al punto que realmente era divertido poder estar con él, era extraño considerando que gran parte del ultimo tiempo había estado viviendo marginada de los humanos por claro miedo a ser “asesinada”.

-No es mi culpa que tu hermano sea Masoquista y le vaya ser torturado- Musitó por lo bajo antes de que el rubio llegase, demasiado al limite y por lo mismo no había ninguna posibilidad que el otro le respondiese, y de hecho posiblemente ambos lo dejaron de lado en cuanto tuvieron el trozo de carne frente a ellos y es que no sé podía decir que Alice era una señorita, si, en antaño pudo haber tenido modales como tales pero el tiempo cambiaba muchas cosas y todo eso lo dejo completamente de lado hacia años y había pasado a simplemente ella, la impulsiva, comilona y nada educada Alice Baskerville, la cual realmente no estaba comendo sino que ella estaba devoraba el alimento, claro que ante la pregunta elevo la mirada con un pequeño -Gran- trozo de carne en la boca, lo cual posiblemente podría dar una imagen bastante graciosa de la misma, sin olvidar que estaba un tanto manchada por su descuido en como comía -Pues…. Creo que no tengo nada, además de tener algo realmente no me importa- Se encogió de hombros antes de seguir en su misión de terminar toda la comida frente a ella, claro que aquel plan quedo a medias nuevamente por culpa del de ojos sangres, porque le fue simplemente imposible no mirarlo cuando dijo que debía hacer algo, lo notaba raro, demasiado, con solo conocerlo un par de horas podía notarlo, mas no alcanzo a decir nada pues por mero impulso se giro hacia hacia el lugar señalado por el chico, pero tampoco es como si hubiese tardado mucho en girarse de nuevo hacia él y al notar que quería huir se levanto ella también de golpe dispuesta a seguirlo ¿La sorpresa? Simple, las acciones del aparente mayor de ambos la dejo en aquella posición, pues rápidamente había neutralizado al rubio y dejado en el asiento.

«Es… Aterrador…. Por ello siempre me dijeron que no debía juzgar un libro por su portada» Pensó al momento al que asentía por sus palabras mientras tomaba asiento otra vez, casi automáticamente, porque después de todo ¿Qué podía decirle? Nada, absolutamente nada, de hecho ni siquiera le había dado mucho tiempo para ello, pues lo dejo a su lado y se él se alejo para "ir a comprar bebidas", de hecho solo pudo suspirar antes de observar de reojo al culpable de que su aparente calma y buen momento se viese “arruinado” ¿Qué le pasaba? No podía entenderlo, realmente aveces el técnico la superaba por mucho «Quizás le molesta que este aquí» Por algún extraño motivo ante esa simple idea sintió una punzada en el pecho y por lo mismo desvió la mirada hacia el suelo antes de dirigirle la palabra al chico antes de que él pudiese hacerlo, haciendo uso de todo su valor para poder pronunciar las palabras luego del pequeño e incomodo silencio que se había formado entre ellos por la salida de escena del tercer integrante.

-¿Cual es tu problema?- Musitó despacio, pero lo suficientemente alto para que el contrario fuese capaz de escucharla, la idea tampoco era que no entendiese nada de lo  que dijera -Si tienes un maldito problema con que este aquí simplemente dímelo, me molesta que prefieras huir del tema antes de enfrentarlo, se lo suficientemente macho y dime a la maldita cara que no me quieres aquí y listo- Pronunciar aquello de cierta manera le había dolido, pero jamas lo admitiría en voz alta y es que era la primera  vez que realmente creía que “simpatizaba” con alguien pero aparentemente el no la quería cerca ¿Había cambiado de idea en aquel tiempo que no se habían visto? Muy posible «Duele…. Esto me pasa por confiar en humanos» Gruño antes de levantarse y revisar uno de los bolsillos y dejar el dinero sobre la mesa, no quería seguir allí, de hecho no quería seguir allí porque no quería que el contrario confirmara sus sospechas con respecto al porque de su reacción, en un punto quizás le aterraba ser a tal punto rechazada por él -Dale las gracias a tu hermano por la comida…. Mañana dejare la ropa frente a tu casillero, no te preocupes, estará limpia y prometo no volver a cruzarme en tu camino, eres libre, felicidades- Aquello ultimo lo dijo con más desdén y resentimiento del que tenia planeado usar y es que no podía terminar de entender el porque de aquella opresión en su pecho, era molesto y no le gustaba para nada -Gracias por nada, supongo- Giro sobre si misma antes de comenzar a alejarse de allí, dejando la carne a medio comer y por primera vez en su vida aquel hecho no le molestaba ni nada similar, era peor lo que sentía por culpa del contrario «Siempre supe que no debía acercarme, hasta nunca, idiota».
avatar
Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Puntos : 301
Ver perfil de usuario

Alice Baskerville
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Zerick Jericho el Lun Dic 28, 2015 3:12 pm

Creo que me había equivocado. Un poco, o tal vez demasiado. Primeramente mi escape se vio frustrado por Alan, quien me neutralizó con una facilidad que no me esperaba. Realmente no había contado con que el contrario fuera lo suficientemente rápido de reflejos como para siquiera intentar detenerme, pero lo había logrado. Sentí la fuerza tras su movimiento al hacerme sentar en la silla, lo cual me hizo soltar una pequeña exclamación de dolor e igualmente sorpresa por su inesperada acción. Rápidamente alcé mi mirada todavía comiendo lo que quedaba de mi bocado, el cual colgaba de mi boca, en dirección al de cabellos azules. Sin embargo, no tuve el valor de reclamar o responder nada ante sus palabras. Sin embargo lo que más me afectó fue ver aquella sonrisa en el rostro del contrario. Repentinamente mi alma, la cual podía sentir se había estado moviendo inquieta en mi interior debido al conflicto de emociones, se calmó con tan solo ver aquella sonrisa y que recordaba haber visto solo en un puñado de ocasiones en momentos pasados. Lo único que pude hacer fue asentir en silencio ante lo dicho por el chico, antes de bajar la mirada como si de un niño regañado me tratara, terminando de comer lo que quedaba de la pizza en mi boca. No sé porque se me habían cruzado por la cabeza todos aquellos sentimientos tan negativos y que nada tenían que ver con la bondad de mi hermano. En aquel momento me sentí como un verdadero estúpido. Sentí el doloroso apretón en mis hombros y terminé por entender por completo el mensaje del otro. Mi hermano estaba ahí para mi y sabía que si hablaba con él me apoyaría como siempre lo había hecho. -Sí…- Contesté finalmente, alzando la cabeza solo para encontrarme con la mirada algo molesta de él.

A continuación me vi empujado hacia la causante de mis problemas internos y sentimentales, escuchando como Alan se iba a comprar unas bebidas. Igualmente pude entender ese mensaje, pero a pesar de ello y antes de que pudiera abrir la boca para comenzar a disculparme fue la contraria quien habló primero. En un tono bajo pero que pude escuchar, y sus palabras me hicieron comenzar a preocuparme, pues no había terminado de caer en cuenta de lo que mi actitud tan extraña podría haber causado a la de ojos amatistas. Bueno, algo era cierto y es que ahora iba a saberlo y me iba arrepentir de haber actuado como un imbécil. Dirigí mi mirada hacia ella con una mueca similar a una de pánico mientras escuchaba sus siguientes palabras. No, no, definitivamente lo había malinterpretado a pesar que de cierta forma era entendible. Puede ver como se levantaba soltando el dinero sobre la mesa mientras continuaba hablando, ¿Por qué no podía responderle? Necesitaba explicarle de inmediato que era todo una equivocación, pero antes de que siquiera pudiera ordenar mis ideas para comenzar a hablar ella ya se había despedido y se estaba marchando. Lo peor de todo era que había notado en ella cierto malestar, como si la idea de que no la quisiera cerca le ¿doliera? ¡No! No podía ser, si de verdad la había lastimado entonces podía considerarme oficialmente como el mayor idiota en todo Shibusen. Incluso me había liberado de tener que ser de su propiedad, lo cual solo me hacía sentir aún peor, si eso era posible.

No era necesario decirlo pero al verla retirarse me volví un completo caos. -¡Alice, es-espera!- Intenté detenerla con un grito mientras igualmente me levantaba y comenzaba a seguirla. Sin embargo me detuve luego de dar los primeros dos pasos y me volteé buscando al Golden boy. Creo que le necesitaba, pues esta vez la había jodido en grande y si había alguien que podía complementarme lo suficientemente bien como para arreglar las cosas ese era Alan. Cuando le encontré me acerqué corriendo y le tomé de los brazos, apretándole mientras lo miraba con una gran ansiedad. -Brother, I think I screw up big time.- Curiosamente, siempre comenzaba a hablar en mi lengua materna cuando me encontraba en esa clase de situaciones. -I-I need your help, please. After all of this is done you can kick my ass for being a fuckin' idiot.- Le aseguré, todavía con todo el pánico encima pero inmediatamente armando un plan en mi cabeza que solo podría realizar con la ayuda de el de ojos azules, escaneando con mis ojos a los presentes que todavía se encontraban dentro de la gran cafetería. -¡¿Alguien puede convertirse en una guitarra?!- Pregunté de forma muy random, llamando la atención de todo el mundo, algunos me miraron en blanco por unos segundos antes de seguir con lo suyo, otros negaron con la cabeza. Chasqueé la lengua mientras comenzaba a caminar en dirección a la salida con velocidad. No debería estar demasiado lejos, al menos no si había continuado avanzando al mismo paso con el que había salido. -¡Alan! ¡Consigue un instrumento, cualquiera! No tiene que ser una guitarra y no tienes que saber tocarlo tampoco, de hecho lo mejor sería que no supieras. Cuando lo hagas debes alcanzarnos y… ¿tocar?- Mis palabras habían salido tal vez demasiado rápido pero esperaba que el Golden boy hubiera entendido. Joder, por mi solo tendría que usar las latas de refresco para tocar algún ritmo tonto y ya sería suficiente. Solo quería usar el humor para levantar el ánimo de la de ojos amatistas mientras me disculpaba.

Avancé un trecho no demasiado largo antes de dar con la espalda de quien buscaba. Su largo cabello suelto era más que suficiente para reconocerla, pero el que estuviera usando mis ropas también ayudaba. Rápidamente avancé esquivando como podía a los malditos extras que estorbaban mi camino, sin siquiera disculparme cuando chocaba con uno de ellos. -Alice, por favor, escúchame.- Finalmente la había alcanzado y me había encargado de ponerme frente a ella para detener su paso. Inmediatamente busqué su mirada con la mía propia antes de seguir hablando. -Lo que pasó allí fue un malentendido, yo-… en realidad…- Me sonrojé levemente y desvié la mirada solo por un segundo antes de devolverla a ella, sonriendo como un idiota. -¡Tenía que ir al baño! ¡Pero me daba pena decirlo!- Expliqué, obviamente una broma para que aliviara un poco el humor de la contraria aunque por alguna razón sentí que debía tomar sus hombros con mis manos solo para detener cualquier idea de irse, y eso fue lo que hice, igualmente acercándome a ella para acentuar mis intenciones de no dejarla ir. -Mira, no tengo ningún problema con tu presencia, conque estés cerca de mi o mi hermano. E-en realidad es todo lo contrario.- Igualmente había tomado una actitud más seria, pues ahora sí iba a dejarme de bromas. -Hablo en serio cuando digo que estar contigo y compartir momentos juntos es a-algo importante para mi. No pienses por un segundo que me molestas o igual, porque hay una razón por la que te pedí una oportunidad para conocernos mejor aquel día en la entrada de Shibusen. Y esa idea no ha cambiado desde entonces, de hecho solo he tenido más ganas de verte. A-así, por favor… ¡perdóname por actuar como un imbécil! Soy de tu propiedad, se supone que debes soportarme cuando hago estupideces…- Mencioné, ignorando por completo que había armado una escena en medio de uno de los pasillos de la escuela. No me importaba. -De verdad, si no me perdonas ahora Alan y yo vamos a hacer algo completamente vergonzoso.- Finalicé, notando que mi hermano había llegado tal vez hacía un tiempo sin que yo me diera cuenta.
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alan White el Lun Dic 28, 2015 8:41 pm

Había caminado realmente por bebidas, mintiendo una moneda en las maquinas cuando sintió aquel apretón en su mano ¿Qué estaba pasando? Y cuando se giró para ver qué pasaba, su hermano comenzó a hablarle en su lengua nativa, sus palabras salían tan exaltadas y tan rápidas que de echo si hubiera hablado en español o francés no le habría entendido tan bien como lo hacía con el inglés, agradecía que cada vez que se pusiera así hablara inglés, porque era e idioma que ambos mejor manejaban después de todo.  Así que solo puso las manos en los hombros de Zerick mirándolo a los ojos – ¿Qué demonios hiciste hermano? –pregunto en un marcado tono autoritario, pero nunca escucho la respuesta del otro pues ya andaba gritando más incoherencias. Cuando Zerick se volteo hacia el pidiendo aquello soltó una carcajada pensando que sabía lo que quería, especialmente porque seguro había hecho enojar a Basky. –You're the world's biggest idiot -soltó en su lengua nativa y después salió corriendo al lado contrario que su hermano.

Ahora la verdadera pregunta era… ¿de dónde sacaría un instrumento? y una idea se prendió en su cabeza haciéndole correr hasta su salón de clases esperando que ahí estuviera un compañero suyo y para su suerte ahí estaba. El chico no media más de metro y medio y siempre cargaba con un ukulele, Alan se acercó mirándole con una sonrisa y a continuación pidió el instrumento prestado, el chico se negó en un principio pero después de decir acerca de que conocía a Ruriko Togashi el chico no lo pensó más y le entrego el instrumento a Alan. Así es, después de que habían conocido a la rubia se había dado cuenta de que mencionar su nombre hacia que muchas personas en la escuela se comportaran de alguna manera miedoso, esa chica sí que tenía demasiado poder en aquella escuela; aunque claro sus travesuras los habían metido en más líos que nada.

Corrió buscando entre los pasillos de aquel intrincado laberinto y dando con ellos justo en un momento que seguramente Alan jamás olvidaría. Y ahí estaba su hermano pidiendo disculpas de una manera un tanto… cursi ¿Por qué es que Alan no olvidaría esta escena? Sencillo, porque le hacía recordar las películas de amor que las sobrinas de su vecina le obligaba a ver cada vez que lo invitaban a su casa, porque de alguna manera su hermano en aquellos momentos lucia extremadamente inofensivo y hasta se parecía a los protagonistas de las novelas que la cuidadora del orfanato solía ver. –Oh my god –dijo Alan en un susurro sin poder dejar de ver aquella impactante escena, al menos para él. Poco a poco Alan comenzó a reaccionar como hacia cada vez que presenciaba una escena de ese tipo y por ahora comenzaba a sentirse extremadamente nervioso, sus manos comenzaron a temblar un poco hasta casi tirar el instrumento y un poco de sudor pasó por su frente. No solo su hermano estaba enamorado, si no que el mismo había estado todo el día con su enamorada y ni lo había notado.

Se rasco el rostro nervioso y en cuanto su hermano se percató de que Alan estaba ahí, comenzó a tocar el ukelele, no sabía que más tenía que hacer, el mismo nunca había experimentado dichos sentimientos, pero de algo estaba seguro y eso era que por el bien de su hermano no podía dejarse llevar por los nervios que le causaban las cosas que tuvieran que ver con el amor, simplemente toco una melodía, que más bien parecía que torturaba el instrumento debido a lo mal que tocaba el mismo. Y esperaba porque su hermano comenzara a hacer cualquier cosa que tuviera planeada, trato de mantener la vista fija en el instrumento pues sabía que su rostro ahora mismo debía de estar completamente rojo debido a lo que acababa de descubrir, que a su hermano menor le gustaba Alice. God. Después de ese día tendría que hacerle demasiadas preguntas a su hermano. Aunque no estaba totalmente seguro de resistir aquella platica sin ponerse nervioso de alguna forma, tenía que tenerla ¿no? Por su hermano.
avatar
Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 08/06/2014
Puntos : 290
Localización : Por aquí o por allá
Ver perfil de usuario

Alan White
Cuatro Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alice Baskerville el Sáb Ene 02, 2016 1:36 pm

Se mantenía lo más digna que podía mientras avanzaba por el comedor del lugar, sentía como aquella presión en el pecho no desaparecía y menos aun al escucharlo gritar su nombre, mas no tuvo ni siquiera la mínima intención de girarse, ya le había dado lo que quería ¿No? No podía decirle nada, sentía lastima por no poder ser capaz de despedirse del otro chico correctamente, quizás lo hiciese luego, pero por el momento lo único que deseaba era alejarse lo más rápido de allí, no sabia donde ir del todo, pero necesitaba despejarse un poco, porque si no iba a hacer algo que no deseaba hace, aunque a pesar de que sabia ello y que realmente estaba segura que esto en algún punto iba a ocurrir, no entendía porque se sentía así, era lógico que seria dejada de lado ¿Y no era eso lo mejor? Ella no tenia que acercarse a las personas, menos si se trataba de alumnos del Shibusen, ¿No era realmente esa la solución a todos sus problemas? ¿Entonces porque le dolía tanto si sabia eso? De hecho su cabeza en ese preciso momento estaba hecha un caos, lo peor de todo es que mientras avanzaba por el pasillo sentía como su ojos comenzaban a aguarse, por lo mismo empujaba a cualquiera que se interpusiese en su camino sin importarle realmente de quien se tratase, solo quería llegar a alguna parte segura y ocultarse allí, pero… ¿Había alguna parte segura? ¿Y si mejor mandaba a la reverenda mierda el acuerdo con Shinigami y se iba a de allí? «Patética, estoy siendo patética por algo que debería celebrar, siempre supe que en un punto tendría que alejarme» Un pequeño gruñido escapo de su boca antes de cerrar los ojos para intentar calmarse, no era nada tan terrible, simplemente había dicho que dejaría de ver al par de idiotas…. No era el fin del mundo tampoco, había vivido el suficientemente tiempo sola como para saber que siempre se podía seguir adelante, había dejado muchas personas en el camino ¿Por que lamentarse por ellos siendo que prácticamente no los conocía? Era ridículo, se sentía ridícula pero eso no hacia que dejara de sentir como sus ojos se aguaban más que antes, haciendo que su visión se hiciese media borrosa por ello, no sabia porque pero realmente le estaba afectando lo que había ocurrido hacia apenas unos minutos.

«Frustrante… No soy una niña, no tengo porque ponerme así. Dignidad, Alice, dignidad» Paso su antebrazo por sus ojos intentando que nada escapase de sus ojos, no iba a llorar, se negaba a llorar por algo como eso, ella no era una idiota, ella no se vería afectada por un simple hecho, además, solo había sido “rechazada” por el de ojos sangres, no significaba que el otro chico le tuviese desagrado o algo así, pero había algo que no terminaba por entender ¿Por qué había insistido tanto la primera vez para seguir hablando si luego la iba a tratar así? ¿Donde estaba la diferencia entre él y el resto de los humanos de los que ella había hablado antes? Mordió levemente su labio antes de apartar a un chico que se encontraba hablando en medio pasillo y no la dejaba pasar, había escuchado como la maldecía pero un simple “Jodete” por parte de la chica había bastado para que se quedase para adentro, después de todo era tan expresiva que de inmediato cualquiera que se la topase podría notar que algo no iba bien con ella, pero tampoco es como si dejase que alguien le preguntase al respecto y de hecho si llegaban hacerlo era realmente incierto como reaccionaria la chica y realmente nadie iba a tentar su suerte haciendo aquello, el mal humor de la Bruja era conocido por varios, pues tampoco era como si fuese introvertida, siempre que tenia que responder lo hacia «Siempre le dije a Shinigami que involucrarme con el resto estaba mal, pero no, el maldito tenia que insistir y yo intentarlo, esto es ridículo» Soltó el aire con más pesadez sin detener en ningún momento su andar, llegando a ser capaz de visualizar la salida, no le importaba volver a mojarse, más tarde vendría por su ropa de vuelta, por el momento solo le preocupaba salir de allí lo antes posible.

Claro que su plan de huir se vio irrumpido cuando el único idiota del todo el Shibusen que se interpondría entre la chica y la puerta hizo acto de presencia, claro que la de ojos amatista no estaba para nada feliz con ello ¿Qué se suponía que hacia allí? ¿No debía estar celebrando el hecho de que lo había dejado en paz? No le importaba, ella solo quería irse de allí y por lo mismo gruño antes de intentar acelerar el paso, lastima que él fue más rápido que ella, logrando ponerse en su camino y por lo tanto imposibilitando le el poder pasar -¿Qué diablos quieres, Zerick?- No estaba con ganas de lidiar con él, era la ultima persona que quería ver de hecho, pero no, tenia que aparecer nuevamente y ante su aparente “excusa” apretó los puños antes de volver gruñir con fuerza ¿Realmente le estaba diciendo eso cuando se sentía lastimada? ¿Era una broma? Por que de ser así realmente era una de pésimo gusto, al menos por el momento para ella -No jodas, no estoy para tus malditas bromas- Aquello prácticamente lo escupió con desdén y de hecho tuvo toda la intención de apartarlo para retornar su camino pero nuevamente el se adelantaba a los hechos, impidiéndoselo por el agarre sobre sus hombres «¿Qué diablos quiere? No le basto ya con la opresión en mi pecho ¿Quiere que realmente llore frente a él o algo así? No le daré ese puto gusto» Abrió la boca dispuesta a mandarlo a volar alto, pero aparentemente hoy el contrario iba a ganarle en cualquier cosa, pues se había puesto a hablar antes que ella y claro que logro una pequeña reacción por parte de ella, ¿Por que ahora? ¿Por que le hacia creer que realmente era odiada para luego decirle que estaba equivocada? Casi sentía como si el chico buscase jugar siempre con su cabeza ¿Acaso era divertido? De ser por ello juraba que era capaz de lanzalo por las escaleras del Shibusen, porque ella no estaba para el juego de nadie, si quería jugar con alguien podía elegir a cualquier chica del lugar, de eso estaba completamente segura.

-¿Realmente quieres que me trague todo eso luego de la escena que te mandaste en la cafetería? De verdad prefiero que me digas a la maldita cara que no me quieres lejos a que sigas fingiendo que realmente me quieres dentro de tu vida, yo no te pedí que me dejases entrar en ella- Ahora estaba molesta y herida al mismo tiempo ¿Había alguna mejor combinación que eso? Lo dudaba, realmente por ello luego de aquello mordió su labio con aun más fuerza que antes, llegando a herirse en el proceso, no sabia que pasaba por la cabeza del contrario y aquello la confundía aun más de lo que ya estaba de por si ¿No podía simplemente actuar tal y como se sentía, diciendo las cosas a la cara de paso? Aparentemente no -No te entiendo, Zerick, realmente no lo hago- Murmuro aquello despacio mientras mantenía la mirada en el suelo presionando sus puños, aunque cuando escucho la mención del otro chico elevo el rostro para observarlo, ni siquiera había notado que se encontraba allí por culpa de la discusión que estaba llevando con el de ojos sangre, pero al verlo allí todo ruborizado no pudo evitar sentir ¿Lastima? ¿Pena? ¿Por que estaba de esa manera? Había una posibilidad que se tratase de por el simple hecho de que le avergonzaba tener que hacer el ridículo con su hermano, porque si, el mismo rubio había dicho que harían algo “vergonzoso” pero… ¿No eran hermanos? De ser así se suponía que debía estar acostumbrado a todo eso, entonces… ¿Fiebre? ¿Podíaia enfermarse tan rápido? No estaba segura, nunca se había fijado en eso con respecto a los humanos pero dudaba que todo eso pasase de un minuto a otro ¿Entonces porque?

-Hey Alan…- Antes de que pudiese seguir el de cabellos claros había comenzado a ¿Tocar el instrumento? No estaba segura si denominarlo así porque literalmente estaba torturándolo, no sabia como tocarlo, eso era algo completamente obvio ¿En que diablos estaba pensando el contrario? Por que sabia que esto todo venia de la cabeza del hermano de este, el tema es que no entendía que diablos planeaba hacer, ¿Todo esto era para que ella los perdonara? ¿De verdad era capaz de hacer algo vergonzoso solo para que ella no se enojase y se fuese de allí para no verlo nunca? «Esta loco. Completamente loco» Mordió levemente su labio antes de suspirar y girarse para ver al "idiota masoquista" directamente a los ojos, en un simple y silencioso “Haz lo que sea que vayas a hacer, me quedare si vale realmente la pena”.
avatar
Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Puntos : 301
Ver perfil de usuario

Alice Baskerville
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Zerick Jericho el Lun Feb 22, 2016 4:18 pm

Era imposible no sentirme como el más grande imbécil sobre la tierra luego de finalmente haberla alcanzado y tener la oportunidad de verla con cuidado. No eran solo sus palabras, las cuales de por sí eran lo suficientemente hirientes como para replantearme si de verdad me merecía aquella oportunidad con ella. No, no era solo eso, también estaba su rostro. Siempre había considerado como alguien sumamente observador. Me gustaba analizar a las personas, intentar saber por mis medios como era su estado de ánimo, sus historias, su siguiente movimiento. Era como un ejercicio que practicaba a diario y me ayudaba con mi propia personificación, con mi propio mundo teatral de mostrarme bien en todo momento, de sonreírle al mundo solo esperando que este devolviera la sonrisa. Pero tal como Alan, no había sido efectivo con ella, pues a pesar de que lo había malinterpretado, sí que había percibido mi extraño humor y mis conflictos internos. Y al parecer era lo mismo conmigo. Claro, ella era mucho más expresiva de lo que yo podría ser jamás. Más frontal, más directa, lo había entendido luego de todo el tiempo que había pasado junto a ella no solo el día que nos conocimos sino durante este también. Y por ello es que pude notar que lo que no había sido más que un completo malentendido a ella realmente le había afectado, fuera eso bueno o malo, ¿Por qué algo bueno? Porque tal vez había logrado acercarme más a ella, más de lo que me había imaginado. ¿Y por qué algo malo? Pues podía responder eso solo con verla a los ojos, los cuales tenían una fina capa de cristal que les hacían mucho más brillantes a pesar de notarse algo irritados. Podía también notarlo con sus pequeños gestos, como el mismo que estaba efectuando en ese momento, el morder su labio, llegando al extremo de lastimarse en el proceso, lo cual solo me hizo preocuparme mucho más. Porque tal vez había ido demasiado lejos. ¿Qué otra razón más que una egoísta podía tener yo para intentar conocerla si en el proceso iba a lastimarla de aquella forma?

Tal vez yo estaba equivocado. Tal vez no era bueno para ella como tampoco lo sería para mi el aprovechar esa oportunidad de conocerla. Todo eso incluso se lo podía ver como un gran error, pues no tenía ningún derecho de molestarla y herirla con mis estúpidas acciones y actitudes dignas del peor y más grande villano de una película romántica. Mi decisión tambaleó en ese momento, sintiendo que lo mejor simplemente sería disculparme y retirarme. Dejarla sola y no volver a verla nunca más. Y fue entonces que la tonada del ukulule en manos de mi hermano comenzó a sonar, lo cual me hizo devolver mi mirada al mismo. Y efectivamente allí estaba Alan, tocando sin tener idea de lo que hacía pero dispuesto a hundirse conmigo si con eso lograba alcanzar el perdón de la chica que…

… Que me gustaba. En ese momento mis ojos regresaron con ella. Justo cuando ella parecía hacer lo mismo, mi mirada conectando con sus ojos amatistas, los cuales me dieron la última señal que necesitaba para dejar de lado mi confusión, mi indecisión y mis dudas. Tragué saliva, como para sacarme un nudo que parecía haberse formado en mi garganta. Estaba por empezar cuando, de la nada, me llegó el curioso pensamiento de desajustar mi corbata y sacarla. Lo cual hice inmediatamente, arrojando la misma hacia el grupo que se había formado, sin tomar en cuenta si alguien la tomaba o no. Ladeé mi cabeza hacia un lado y el sonido de mi cuello resonó en el ambiente algo silencioso. Solo algo porque, bueno, el ukulele de mi hermano seguía sonando. Repetí el gesto, solo que al lado contrario, y efectivamente mi cuello volvió a crujir. Bien, estaba listo.

Ya no me quedan lágrimas, mis ojos están secos.
De lo que hice me arrepiento, y aunque tú no me creas lo siento.


Llevé ambas manos a mi rostro e hice el gesto típico de limpiar unas lágrimas inexistentes, a la vez que comenzaba a dar unos pasos hacia ella, pasando a su lado, y rodeándola en un semicírculo para quedar a su lado izquierdo, ahora con ambas manos en mi pecho, expresando la pena que sentía, o eso parecía con el poema que estaba recitando.

Ya no me queda aliento, de mi alma ni el reflejo.
Te prometo que mis actos solo fueron por pendejo.


Dí un par de pasos más para quedar de nuevo frente a ella, teniendo todavía una mano en mi pecho y la otra ahora tomando mi cuello, en referencia a la falta de aliento. En ningún momento dejé de verla a los ojos, solo quería hacerle saber que en ese momento era la única para mi y que nadie más me importaba. Ni los que seguramente se estarían riendo, o los que se burlaran, ni siquiera Alan, solo ella. O claro, y el ukulele, con el cual intentaba llevar la mejor sincronización a pesar de sonar tan fatal como mi poesía. Una pequeña sonrisa de lado se dibujó en mi rostro al expresar la última palabra, pues podría ser la mejor definición que se me podría dar al haberla molestado tan seriamente.

Mis parpados se cerrarán, el pulso se detendrá,
solo si me perdonas, mi corazón a latir volverá.


Antes de recitar ese verso ya me había dejado caer al suelo de espaldas, con una mano cubriendo mis ojos y el otro brazo extendido como si de verdad hubiera perdido mi vida en aquel instante, aunque al terminar inmediatamente cambié a una posición diferente. Llevé una rodilla al suelo y quedé de esa forma en una postura parecida a las que tomaban los novios al pedirle casamiento a su chica. Solo que yo no estaba pidiendo algo como eso, solo quería su perdón. Al menos por el momento, claro.

No quiero que te vayas, que te alejes de mi.
Porque eres mi diosa, mi dueña y no podría vivir sin ti.


Finalmente terminando con aquel acto le ofrecí una enorme sonrisa, tomando una de sus manos y sin intenciones de dejarla ir hasta que escuchara una respuesta. Como había hecho antes, cuando la había interceptado al principio, pero esta vez estaba bastante más animado luego de haber realizado aquello. Y efectivamente al regresar mi atención a mis alrededores podía sentir las risas y ciertas burlas, las cuales no me molestaban. De hecho a algunas las encontraba graciosas igualmente. Porque para sus burlas era obvio que yo quería algo más que el perdón de la de cabellos castaños y ojos amatistas. Y en eso no se equivocaban, de hecho, por eso me resultaba gracioso. Aunque esperaba que ninguno de ellos reconociera que parte del poema que había improvisado venía en unos bombones con forma de corazón... -¡Todavía tengo un número musical! ¡¿Quieren verlo?! ¡Alan prepárate!- Expresé en voz alta aunque sin dejar de mirarla a ella y de cierta forma para hacerlos callar. Un gran NO en conjunto fue mi respuesta por parte del público, que parecía haber tenido suficiente con lo anterior. Tal vez les había hecho sentir vergüenza de tener que compartir clases con alguien tan payaso como yo. Pero al menos había logrado el cometido de silenciarlos. -… Ya los escuchaste. Yo…- Mis ojos por un momento se perdieron en lo que había acontecido minutos antes en la cafetería, en como mi acto tan estúpido había terminado por darle el mensaje equivocado a quien había capturado mi interés durante todo este tiempo. -… De verdad lo siento, nunca quise lastimarte ni nada parecido. Nu-nunca querría hacer eso, no importa que. Te dije que compartir momentos contigo es algo importante para mi, ya lo fue cuando te conocí en la escalera y-…- Me detuve inmediatamente antes de decir algo que no debía decir. No quería decírselo, al menos no todavía. Ni siquiera estaba seguro de poder decírlo, así que solté un pequeño suspiro antes de levantarme. -No quiero arruinar las cosas solo por un malentendido, ni por ninguna otra cosa.- Finalmente cerré mi gran boca y dejé todo en manos de, bueno, ella. Por alguna razón sentí que ahora que tenía esta clase de sensaciones tan profundas y confusas dirigidas a ella, muchas cosas iban a quedar en manos de ella…

… Pero solo si había logrado que me perdonara ahora.
avatar
Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Puntos : 666
Localización : Walking, searching, finding.
Ver perfil de usuario

Zerick Jericho
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Alan White el Vie Mar 18, 2016 12:43 pm

Observaba a su hermano mientras hacia el ridículo, no podía evitar sentirse completamente estúpido en ese momento, aun así sus manos no dejaban de manipular el instrumento de forma desastrosa mientras que su mirada cambiaba del suelo a su hermano consecutivamente no siendo capaz de mirar a ninguna de las personas a su alrededor y ni siquiera a Alice de quien aún no podía adivinar la expresión. Con cada palabra que Zerick decía, Alan sentía más ganas de soltarse a reír, de echo algunos de los bufidos provenían de el al querer aguantar la risa. Sentía las orejas arder y seguramente en ese momento parecía un dulce de moras, o una paleta de esas que vienen con chicle dentro dándole una expresión bastante divertida, además de que el color de su piel tan blanca lo delataba al momento.

Al verlo tomar la mano ajena, después de terminar con todo ese show Alan se sentía un poco más tranquilo, tenía la intención de solo ir a entregar el ukulele cuando escucho los abucheos y risas por parte de los demás estudiantes. Además al escuchar su nombre levanto el rostro nuevamente para mirar a los demás, se encogió de hombros y después levanto el instrumento, pero el rápido rechazo del público fue suficiente para que Alan soltara una sonora carcajada y negara con el rostro, aun no se sentía tranquilo y el hecho de saber que su hermano estaba interesado en una chica era aún algo completamente extraño. Y a pesar de eso se sentía más aliviano, no sentía toda esa presión de que algo se había arruinado.

El escuchar a su hermano, las palabras de este hacían que Alan desviara la mirada a cualquier otro sitio, se sentía totalmente avergonzado por el simple hecho de que su hermano se estuviera por poco confesando, observaba sus zapatillas, golpeteaba al suelo con la punta de la misma, y trataba de no mirarlos fijamente, incluso en las películas románticas que a veces lo obligaban sus vecinas a ver él no podía mirar las escenas de besos y de confesiones, le causaban demasiado nervio el solo escuchar las palabras, pero ahora el ser participe directo como espectador principal, hacía que las manos le sudasen y que no supiera que hacer consigo mismo, tal vez era hora de que se marchara y dejara que su hermano se hiciera cargo de aquel asunto, ya hablarían más tarde en casa, ya volvería a ver en otro momento a Alice, así que con la única intención de marcharse se dio media vuelta sobre sí mismo para ir por donde había llegado, pero una persona con otros seis o siete chicos se lo impidió.

Ahí frente a él estaba el chico a quien había hurtado el ukulele y no parecía la persona más amable del mundo en ese momento. – ¡Tú! –grito el chico mientras lo señalaba y comenzaba a correr hacia él. Alan con un instinto de supervivencia bastante grande volvió a voltear hacia los otros dos, no sabía si Alice le había respondido a Z, pero aquello en ese momento no era lo más importante, sin pensarlo dos veces tomo por la muñeca a ambos y hecho a correr jalando de ellos mientras escuchaba los gritos de fondo del chico exigiendo que se detuviera. El mismo no pensaba que entre Zerick y el no pudieran encargarse de ellos, pero lo cierto es que no quería que mientras ellos echaban la bronca Alice huyera y el pobre de z se queda desolado después. Solo necesitaba perderlos, a su público y dejar a su hermano en un lugar seguro y a solas con la chica que le gustaba, después de todo se lo debía.
avatar
Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 08/06/2014
Puntos : 290
Localización : Por aquí o por allá
Ver perfil de usuario

Alan White
Cuatro Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: If i Ever Feel Better [Priv Bask]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.