Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Ayer a las 3:29 am por Grim Jr

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Ayer a las 2:57 am por Harley Quinn

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.lessBálderook University
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Olor a corrupción || Privado: Sebastián Michaelis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Olor a corrupción || Privado: Sebastián Michaelis

Mensaje por Tsuki el Dom Jun 21, 2015 2:09 pm

La luna se alzaba imponente sobre el cielo, con su sonrisa blanca chorreando sangre, como ya era costumbre en la no menos peculiar ciudad. Era medianoche, y la leve brisa mecía las pocas hojas que le quedaban a los árboles marchitos, y el cascabel que colgaba de su collar tintineaba cuando el viento lo acariciaba. Sus garras masajeaban cuidadosamente la tierra muerta del cementerio, sentía una extraña sensación que ella solía atribuir casi siempre al ambiente de muerte que esas tierras supuestamente sagradas poseían. Sagradas, si realmete fueran tal cosa, ella no habría podido siquiera acercarse, ¿Quién había inventado tal estupidez? Mira si los humanos de hoy en día se creen cualquier cosa que les digan, siempre así de ineptos e ignorantes. Tsuki había salido de la casa por la tarde, como era ya una costumbre, pues normalmente volvía tarde en la noche y se echaba a dormir ni bien llegaba, para al otro día hacer exactamente lo mismo. Lo que, según se había enterado, era al fin y al cabo lo que solían hacer los gatos, y aunque ella lo hacía por mera inercia, no es como si se fuese a quejar.

Subió a una lápida de un salto, acomodándose pulcramente sobre la misma, sintiendo la leve brisa agitar su pelaje. Levantó la barbilla para captar cualquier olor extraño, pero solo logró obtener el olor amargo del cementerio, que si bien no era nada que le resultara insoportable, tampoco le agradaba demasiado. Pero… Había algo más. Si, otro aroma, pero no un aroma totalmente físico, era difícil de explicar. Era como el olor a miedo, pero a su vez era todo menos temor. De hecho, carecía de tal cosa. Uh, en cualquier caso, no era algo normal, o al menos en todo el tiempo que llevaba Tsuki con sus visitas nocturnas al cementerio, jamás lo había detectado. Decidió hacer caso omiso a eso y miró hacia un costado, hasta que divisó un árbol enorme. Estaba marchito y de verdad era muy grande, pero… a Tsuki le sonaba de otro lado, estaba segura de que había visto ese árbol antes en una situación específica.

Sus pensamientos se vieron disipados al escuchar un sonido, como pasos, muy leves y que ella lograba escuchar solo gracias a sus oídos felinos. Maulló con voz ronca, de forma fuerte y en tono algo amenazante. No confiaba en los cementerios, al menos no a esa hora, pues vamos, nada bueno podría pasar si te encontrabas a alguien ahí a medianoche.

_________________


Do you call yourself a fucking hurricane like me?
Pointing fingers cause you'll never take the blame like me?

_____________
Hablo #ff0066
Narro
"Pienso"
_____________

when you can be a god?:

Regalos!:


GRACIAS LAIR DE NUEVO ♥ (link)
Y gracias a todas las personitas que me felicitaron y sdfadaa
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 19/11/2013
Puntos : 14
Edad : 16
Localización : Vigilandote desde las sombras, por cierto, bonitas sábanas
Ver perfil de usuario

Tsuki
Cinco Estrellas Elite

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a corrupción || Privado: Sebastián Michaelis

Mensaje por Sebastian Michaelis el Sáb Jun 27, 2015 6:16 pm

Él era un ser nocturno, un ser que en las noches abría sus alas y salía a cazar. Junto con búho que en esos momentos ululaba perdido sobre algunas de las marchitas y acabadas ramas del bosque, él había salido esa noche con el único placer de disfrutar del frio aire nocturno, de la tranquilidad de aquella área, el cementerio, su lugar favorito de entre todos. No podía dar un motivo por el cual fuera su lugar favorito, ¿La tranquilidad? ¿El silencio? Aquel era un lugar respetado sin duda, que acaballaba toda alegría, que borraba toda esperanza. Una sagrada tierra de reposo en donde lo único que quedaba era el reinado de la muerte.

Bueno, a menos aquella era una tierra sagrada antes de que diera el primer paso dentro de ella. Al momento en que sus pies tocaron el suelo de aquel cementerio, fue como si el mismo reconociera su existencia y lo repudiara. Como si el aire se volviera más oscuro, el suelo marchitara la poca vida que le quedaba y la piedra talladas que daban forma a las lapidas envejecieran de golpe décadas con solo pasar cerca suyo. Los cuervos graznaron y el pobre búho que antes descansara perdido entre los árboles, elevara vuelo para huir de llegada, negándose a verlo, o a estar cerca de él.

La elegante figura del mayordomo se abría paso entre la oscuridad de la noche, traspasando las puertas del cementerio. Sus pasos eran lentos y silenciosos en la tierra húmeda que era el suelo del cementerio. Las lapidas parecían doblarse de forma antinatural cuando se acercaba a ellas, como si trataran de apartarse, como si el espíritu de aquellos que descansaban bajo tierra quisieran alejarse. Su sonrisa era suave, divertida y picara mientras caminaba. ¿A qué se debía el motivo de aquella misteriosa sonrisa? El motivo era que no estaba solo… Podía sentir otra alma.

Avanzo lentamente, con total calma, como si tuviera todo el tiempo del mundo, y posiblemente así era. Con sus años, su longevidad, el tiempo, las prisas, todo eso había perdido el significado para él, disponiendo de todo el tiempo que deseara para hacer lo que quisiera, andando a sus anchas por todo el mundo, consumiendo almas, devorando vidas, cegándolas, destruyendo familias, amistados, pueblos, ciudades, todo lo que no le interesara o estorbara. ¿Sería que aquella noche pudiera probar una buena alma después de tanto tiempo?


-Hum… ¿Tu….?

Finalmente había llegado hasta aquella alma que había sentido, mirando con sorpresa a un pequeño gato morado. Sus ojos atentos y curiosos, algo sorprendidos, admirando al pequeño ser. Su cuerpo se movió por sí solo, avanzando, sus ojos rojos, mismos que habían llevado a la locura a tantos seres humanos durante centenares de años, fijos en la pequeña minina de morados cabellos. Llega delante de ella, extendiendo sus manos hacia la pequeña felina, sonriéndole con dulzura, sus ojos observándola como un pequeño tesoro digno de ser admirado y cuidado, la perfección con vida, aquel pequeño ser peludo de agudos sentidos y afiladas garras.

-Ven pequeña… No te hare daño…
avatar
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 17/02/2014
Puntos : 10
Ver perfil de usuario

Sebastian Michaelis
Cuatro Estrellas Elite

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a corrupción || Privado: Sebastián Michaelis

Mensaje por Tsuki el Sáb Jul 04, 2015 4:03 pm

Esperaba de todo menos un hombre bien vestido, incluso peinado y con apariencia totalmente elegante. Bueno, era ciertamente curioso, y hasta pareció sorprendido por encontrarse con lo que se había encontrado, y por su expresión, Tsuki asumió que habría detectado su presencia antes. La gata lo miró de arriba a abajo. Era alto, mucho más alto de lo que era ella en su forma humana(Lo más humano posible) y además, más prolijo, por mucho ciertamente. Se agazapó levemente en su lugar, preparada para saltarle a la cara o para irse corriendo rápidamente como alma que lleva el diablo. Y es que le resultaba totalmente extraño que se viera tan… fascinado. Había conocido a gente amante de los gatos, pero incluso así, estos se habían espantado con la apariencia que ésta traía.

¿Quién eres? ¿Qué quieres? —Preguntó bruscamente mientras se inclinaba hacia atrás para esquivar la mano del… otro. —¿Que eres? Hueles muy extraño —Y así era, con el tiempo tuvo que acostumbrarse a guiarse por el olfato y distinguir a quién acercarse, a quién no. Pero esta vez le costaba mucho decir que es lo que había que hacer en ese caso. El olor a miedo era inconfundible, pero definitivamente no era un miedo proveniente del individuo al que tenía enfrente, también detectaba sangre, y corrupción. Y también rosas y aire fresco, no entendía el porqué de aquello pero tampoco se iba a molestar en tratar de averiguarlo.

Bueno, seamos realistas, una de las razones por las cuáles Tsuki iba a los cementerios a altas horas de la noche, era porque nadie en su sano juicio y con algo de cordura se atreverá a acercarse a un gato con una apariencia como la de ella, pero a veces se olvidaba de que había excepciones tales como gente increíblemente idiota o directamente gente sin cordura existente. Bueno, considerando que esta era la tercera vez que le pasaba, ya no sabía que pensar.

_________________


Do you call yourself a fucking hurricane like me?
Pointing fingers cause you'll never take the blame like me?

_____________
Hablo #ff0066
Narro
"Pienso"
_____________

when you can be a god?:

Regalos!:


GRACIAS LAIR DE NUEVO ♥ (link)
Y gracias a todas las personitas que me felicitaron y sdfadaa
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 19/11/2013
Puntos : 14
Edad : 16
Localización : Vigilandote desde las sombras, por cierto, bonitas sábanas
Ver perfil de usuario

Tsuki
Cinco Estrellas Elite

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a corrupción || Privado: Sebastián Michaelis

Mensaje por Sebastian Michaelis el Sáb Sep 12, 2015 12:15 am

¿Por qué venía a los cementerios? Su calma, su tranquilidad, su oscuridad e impasibilidad. Posiblemente era una combinación de ello, pero igual de otra cosa. El olor a muerte, la sensación de la fatalidad, la oscuridad de la absoluta perdición. Todo eso llenaba de forma natural los cementerios, nacía desde la tierra abandonada y abonada con cadáveres y se esparcía por el aire. ¿Le gustaba esa sensación? ¿Sentirse rodeado de muerte y perdición? En realidad no lo sentía, pero lo enmascara. En aquella ciudad rodeada de la energía del dios de los muertos, del todo poderoso Shinigami, en esa ciudad donde abundaban las armas y los técnicos y una bruja podía ser sentirá a decenas de kilómetros, ese lugar en específico era aquel en donde él podía descansar, como un punto de calma en medio de la tormenta, como un punto de maldad permanente y natural en medio del orden que representaba esa ciudad. La propia muerte y oscuridad que parecía emanar de cada poro del cuerpo del mayordomo, era suprimida y camuflada por la que llenaba el cementerio de forma natural. En ese lugar el pasaba desapercibido, se podría tranquilizar, aunque aun así debía reprimirse a sí mismo. Si el no reprimía la propia locura y corrupción que nacía desde su interior como una bomba a punto de explotar, si el dejaba salir toda aquella concentración de locura en su interior, posiblemente la ciudad se vería sumida en el la inestabilidad y en el caos, caería en la más pura y absoluta de las demencias…

Por suerte no era el caso, el control del mayordomo era perfecto, su caparazón, aquella mascara que portaba de una perpetua y dulce sonrisa, con ojos amables y caritativos, llevaba siglos perfeccionada, conteniendo al demonio que en su interior habitaba, la cual permanecía imperturbable a pesar de ver a la pequeña minina alejarse. Su sonrisa era amable y hasta cariñosa, como la de un padre mirando a su pequeña hija. Aunque en sus ojos se notaba la admiración, casi fascinación por la presencia felina. Sus pequeñas orejas puntiagudas, su elegante y oscura nariz, sus cortas pero punzantes garras. Era como tallada a mano por un habilidoso escultor y refinada por un apasionado artista.


-Me llamo Sebastian Michaelis… Y soy solo un mayordomo...

No mostraba sorpresa por oírla hablar, como si fuera lo más normal del mundo escuchar a una pequeña y purpura felina parcheada y cicatrizada pronunciar palabras en la labia humana. Sus años no eran en balde, ya eran pocas las cosas que podían sorprenderle, o causar en él alguna impresión verdadera. Para el, ver a una gatilla parlante era algo normal, aceptable. Podría escuchar a los arboles agrietados e inertes que llenaban el cementerio hablar en lenguas celtas y el solamente se pondría a platicar con ellos. La sorpresa no era una emoción que el mostrara, no era una emoción que él se pudiera permitir mostrar, ni que quisiera poseer. La sorpresa era un signo de debilidad, de inexperiencia y falta de preparación, él no era nada de eso, él era un símbolo de estoicidad, de perpetuidad, un ser poderoso y completo que representaba la perfección en casi todo sentido.

-¿Uhm…? Ya lo he dicho, soy un simple mayordomo… Tranquila, te puedes acercar, no te hare ningún daño

Su sonrisa seguía afable, mientras se hincaba en el suelo con una sola rodilla. No parecía importarle manchar su inmaculado traje de la tierra, polvo y lodo que llenaría el cementerio en toda su extensión, al menos parecía que no le importaba si con eso podía tener un instante de contacto con la minina ser. El igual podía sentir algo curioso en ella, un aura única que le rodeaba. Los ojos rojos de Sebastian lanzan un destello, un destello que parecía escanear cada tumba del cementerio, cada árbol marchito, cada gusano bajo tierra y a la misma felina, en un instante, tan rápido como un flash y mucho más que un parpadeo. Era como si sus ojos pudiera verlo todo en aquel lugar, como si nada escapara de su atención, como si aunque Tsuki escapara, el pudiera saber dónde estuviera. Esos ojos que habían visto de todo, parecía que ahora veían todo, una sensación inquietante que había roto la voluntad de más de uno que se había atrevido a sostenerle la mirada por mucho tiempo.

-Dime… ¿Cómo te llamas? ¿Qué trajo a tan elegante criatura a un lugar abandonado como este…?
avatar
Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 17/02/2014
Puntos : 10
Ver perfil de usuario

Sebastian Michaelis
Cuatro Estrellas Elite

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a corrupción || Privado: Sebastián Michaelis

Mensaje por Tsuki el Miér Ago 03, 2016 12:50 pm

La demonio no era estúpida, y en particular sus experiencias previas le decían que si alguien se presentaba como ‘solo un mayordomo’ no era algo que creerse a la primera. Si bien el aspecto de la propia Tsuki sería propio de una criatura que frecuentaba los cementerios si es que no habitaba directamente allí, como no era el caso, la apariencia del hombre que estaba enfrente suyo en ese momento era todo menos algo normal que encontrarte ahí, aunque todavía cabía la posibilidad de que estuviera visitando a alguien. Sinceramente, lo dudaba.

Sebastian, huh… —Repitió en voz baja, casi como si tratara de recordarlo con ese método, aunque era un nombre común—. Ya veo.

Dijo subiendo un poco más la voz, estirando un poco más el cuello del cual colgaba el collar al que ya se había acostumbrado.  Siguió analizando con su un tanto peculiar(Si no se tratara de un gato púrpura) mirada bicolor, moviendo la nariz para asegurarse de que no se le estaba escapando ningún olor alarmante. Con el tiempo se había acostumbrado a usar los sentidos que le otorgaba ese cuerpo, esos que tanto había rechazado en un principio y con los que tuvo que aprender a convivir al darse cuenta de que ya no podía librarse de los problemas destruyendolos de un solo golpe. Eran ciertamente útiles, oír más de lo normal y detectar los olores con suma claridad, sin mencionar poder ver en la oscuridad. Lo único que constantemente le molestaba era el mismo hecho de estar encerrada en ese cuerpo, si bien tenía sus ventajas, en oposición tenía desventajas. Por ejemplo, ser un constante blanco para perros los que si la atrapaban la sacudían como un trapo y la dejaban con suficientes heridas para ponerla de peor humor que de costumbre, lo cual no era ni difícil ni era recomendable.

Movió las orejas con desconfianza, moviéndose muy lentamente como si aún dudara de aquél individuo que se había presentado al cementerio tan peculiarmente. Si bien tendía a ser un poco imprudente respecto a esos encuentros, esta vez un escalofrío le recorría la espalda cada vez que se le ocurría mirar a los ojos al pelinegro, pero aún así no desviaba la mirada, no iba a ceder. Cualquier diría que si quería matar ya la hubiera matado, pero el mundo no funcionaba así. Había criaturas manipuladoras, que hacían lo que fuese por convencerte de que no te harían daño, para luego hacerlo. A pesar de ello, la gata se acercó lenta y cuidadosamente, parándose cada tanto, siempre en una posición agazapada.

Puedes llamarme Tsuki—Respondió, dejando claro que ese no era realmente su nombre, pero que tampoco lo revelaría—. Que hago aquí no es de tu incumbencia.

Se había acercado finalmente, pero quería dejar las cosas claras, por lo que las garras de sus cuatro patas estaban fuera, solo en caso de necesitarlas, y sacudía la cola con fiereza, quería que se notara que estaba a la defensiva, incluso aunque tenía una molestia en el pecho que le decía que lo más seguro es que no tuviera oportunidad, contra sea lo que fuera aquel ser. Más allá de su actitud orgullosa, muchas situaciones le recordaban que estaba en desventaja respecto a lo que ella estaba acostumbrada.

¿Y a ti?—Devolvió la pregunta, más por rutina que por verdadera curiosidad.

_________________


Do you call yourself a fucking hurricane like me?
Pointing fingers cause you'll never take the blame like me?

_____________
Hablo #ff0066
Narro
"Pienso"
_____________

when you can be a god?:

Regalos!:


GRACIAS LAIR DE NUEVO ♥ (link)
Y gracias a todas las personitas que me felicitaron y sdfadaa
avatar
Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 19/11/2013
Puntos : 14
Edad : 16
Localización : Vigilandote desde las sombras, por cierto, bonitas sábanas
Ver perfil de usuario

Tsuki
Cinco Estrellas Elite

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a corrupción || Privado: Sebastián Michaelis

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.