Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Hoy a las 5:08 am por Corvo Attano

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Hoy a las 4:44 am por naicol

» Sunflower [CAMBIO DE BOTÓN - hermanos]
Lun Jul 24, 2017 12:09 pm por Invitado

» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.less
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Terry and Agnes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Terry and Agnes

Mensaje por Terry & Agnes el Dom Mayo 24, 2015 11:26 pm


Terry & Agnes


Datos básicos -  - Datos físicos
× Nombre completo:
Terrance Joey Lovejoy
Agnes Nicole Lovejoy

× Apodo:
Terry, Pumpinkhead (a Terry), Ternes(para referirse a ambos juntos)

× Edad:
9 años

× Raza:
Humanos

× Orientación Sexual:
Heterosexuales

× Genero:
Terry es un chico, Agnes una chica

× Ocupación:
Sobrevivir en las calles

× Nacionalidad:
Irlanda

× Lealtad:
Ellos mismos, con cierta inclinación a las brujas
Terry y Agnes  son un par de gemelos  que a pesar de que en una primera vista no son muy parecidos, al mirárseles  fijamente se puede ver muchos de los rasgos que tienen en común. Tienen la estatura promedio de cualquier niño de su edad, siendo Terry más alto que ella por tan solo 2 centímetros.  Su principal diferencia es el color de su pelo, que a pesar de ser lacio para ambos, el chico lo tiene café mientras el de su hermana es de color negro. Ambos tienen un par de enormes ojos, de color café claro y que con la luz logran verse color avellana. Poseen una nariz pequeña y mejillas sonrosadas ligeramente, notándose más en el chico. Tienen unas cejas muy pobladas, siendo las de Agnes más gruesas que las de su hermano. La niña posee unas pestañas enchinadas desde nacimiento, Rasgo que Terry no posee. En ambos casos las orejas tienen un tamaño mayor al promedio. Tienen un cuerpo delgado y ligero, aun sin desarrollar debido a su corta edad.  La vestimenta que traen es la única que poseen, teniendo mucho cuidado con ella ya que fue regalo de su madre. No se nota rota ni desgastada, por lo que al verlos, no suelen dar la apariencia de un par de chicos de la calle(a pesar de serlo). La vestimenta de Agnes consiste en una chamarra de color menta, con unos cordones para ajustar la capucha color fucsia y estos mismos cordones como ornamento en la parte superior de la bolsa de la chamarra, simulando costuras.  Tiene una falda tableada con dos capas, esta  es de diseño simple, siendo totalmente café. Para cubrir el resto de sus medias trae un par de medias color menta, con diseños de líneas, aunque patrones diferentes, la pierna derecha tiene una línea en espiral blanca, mientras que la otra pierna tiene una serie de anillos blancos con una delgada línea azul dentro de ellos. Tiene un par de zapatos color negro, cuya suela es de color rojo. Siempre trae el cabello atado en una cola de caballo por un cordón de color fucsia, a excepción de dos mechones que se abren a ambos lados de su frente y que caen hasta un poco más debajo de sus orejas. Si llegara a soltar su cabello, en su muñeca utiliza el cordón como una pulsera.  Su cabellera está adornada de rcontados y nunca ha perdido uno. Los broches simulan pequeños dulces y están repartidos en toda su cabellera. Terry por su parte usa una vestimenta un poco más llamativa que su hermana. Usa un pantalón de color café, con una tela un tanto brillosa, el final de los tubos del pantalón es más ancho y de color naranja arriba y amarillo abajo. Que brilla simulando cierta transparencia. Porta un par de zapatos cafés, similares a los de su hermana, pero con la suela de color naranja. Usa una playera blanca, con el dibujo de 3 gomitas en su pecho, sobre esta posee una chamarra color naranja con líneas adornando los brazos en color café. Los puños son color café con una gruesa línea naranja en medio. Su principal accesorio, el cual destaca, es un enorme sombrero con forma de calabaza. Este lo porta en todo momento, como recuerdo de su madre y le molesta que alguien siquiera lo toque. El gorro está hecho con la misma tela brillosa de los tobillos del pantalón, haciendo que refleje la luz. Su cabello suele quedar aplacado por el sombrero,  por lo que en la extraña ocasión que se lo quite se verá aplastado contra su cabeza. Su fleco sobresale del gorro y  cae sobre su frente, tapando levemente su ojo derecho.



Perfil Psicológico

Al ser aun un par de niños, es obvio que su carácter no debería estar totalmente desarrollado, más sin embargo, debido a lo que han sufrido desde tan corta edad, han tenido que ver lo cruel que el el mundo, sin haber podido disfrutar su infancia. Agnes es una niña dulce y amable, pero con un constante miedo, a que la gente pueda lastimarla, suele esconderse tras su hermano esperando su protección ante los peligros. Se sonroja fácilmente y pareciera que siempre está al punto del llanto. Más sin embargo, cuando confía en la persona con la que esta, sonríe más seguido y deja esa apariencia de estar  a punto de llorar, incluso puede llegar a jugar o bromear con la persona. Es una persona de pocas palabras, prefiriendo escuchar a los demás. Toma un carácter serio, si alguien cercano esta cometiendo una equivocación, pues suele ser ella quien le llame la atención. Agnes detesta todo tipo de abuso y más si es para alguien a quien ella quiere, pudiendo reaccionar para defender, sin medir las consecuencias de lo que hace. Suele ocultar su sufrimiento para que Terry piense que ella está bien, guardándose todo lo que siente y que suele salir si  la hacen enojar.Para ella lo más importante es su hermano, ya que junto a él se siente segura y aunque en ocasiones llegue a ser dependiente de él, puede llegar a actuar valientemente por proteger a su hermano llegando al punto de incluso parecer otra persona. Por su lado Terry es un dulce chico, alegre y que procura mantener siempre una sonrisa, intenta ver las cosas positivas y siempre ayudara a quien se lo pida.. Terry es un ser sobreprotector que, al creer que su madre murió por protegerlos, quiere ser capaz de protegerse a sí mismo y a su hermana. Es un niño desconfiado, pensando que cualquier extraño podría hacerle daño a su hermana. Demasiado orgulloso, aunque por su Hermana podría dejar de lado todo. Su principal preocupación es que su hermana sea feliz sin importarle su propio bienestar. Es valiente, pero su orgullo en ocasiones le hace querer enfrentarse a situaciones de las cuales él es incapaz de lidiar solo. Tiene un rencor hacia shibusen por la muerte de su madre, y desconfiara de cualquiera que diga pertenecer a esta institución, su hermana más que odio parece tenerle miedo a la institución. Ambos detestan que se juzgue a alguien sin siquiera conocerlo, tal y como hicieron con su mama.


Historia


¿Qué se puede decir? Un par de adolescentes, enamorados, creyendo ser más maduros de lo que en realidad eran, creyendo que no iba a haber consecuencias de lo que hicieran. Los embarazos en la adolescencia nunca llegan a nada bueno y ambos lo sabían. Tras deslindarse totalmente el, demostrando que tal vez su amor no era lo suficiente, ella quedo totalmente sola. Sin saber que hacer la chica buscó soluciones, tal vez el aborto era la mejor opción, pero al descubrir que serían dos en lugar de uno, se sintió incapaz de ello. Al perder el apoyo de sus padres y quedando completamente sola, lo único que se le ocurrió como solución  fue abandonarlos, tocar el timbre y dejarlos a su suerte en la puerta de algún orfanato,  alejándose corriendo con lágrimas en los ojos y a sabiendas de que estaría en su conciencia para siempre. Pero todo resulto diferente a lo esperado, una mujer que observo toda la escena se acercó, curiosa de saber que había dentro de aquella enredadera de sabanas. Era una pareja de bebés, durmiendo tranquilamente, entrelazando sus dedos. Tal vez no entendía las costumbres humanas pero algo que sabía la mujer, que en realidad era una bruja, era que la chica no hacía bien en dejar sus hijos ahí. La mujer preocupada y sin dudarlo, tomó a ambos niños y desapareció, como si no hubiera pasado nada, como si el timbre que sonó hubiera sido solo una molesta broma. La Bruja, llamada Aijō, voló en dirección a donde se había alejado la chica, la busco y busco cargando a los niños y obviamente sin que la gente notara su presencia. Tras horas de búsqueda sin encontrar a la joven madre, se vio parada con aquellos dos niños. ¿Qué podría hacer? Su madre había desaparecido  ¿Y Qué les esperaba de vuelta al orfanato?, Años esperando que alguien los adopte y probablemente separándolos. Fue cuando la más loca idea cruzo su mente. Le parecía incorrecto, pero al ver aquellos pares de ojos, su corazón se llenaba de alegría, le decían que lo hiciera. Entonces decidió que aquellos pequeños serían los hijos que siempre había deseado, pero que debido a lo problemática que solía ser su vida, jamás cruzo por su mente que se le podía hacer realidad.
Con un chasquido de dedos la bruja regreso a su hogar, una pintoresca casa en el fondo de un bosque. Ahí la bruja crio a los niños como si fueran sus hijos, dándoles el amor que su madre no les dio y que probablemente nunca nadie les hubiera podido dar. Los nombró, emocionada al hacerlo, poniéndoles apellido a pesar de ella ni siquiera tenerlo. La casa estaba realmente escondida, para que nadie pudiera encontrarla. Terry y Agnes crecieron en aquella casa conociendo de memoria el bosque. Salían en ocasiones a visitar otros lugares, pero debido a su naturaleza como bruja lo hacía con total precaución y procurando no ir muy alejados de su bosque. Aijō los educo ella misma, enseñándoles a los pequeños sobre diversos oficios y artes. No solo eso, les explico sobre las ondas de alma y su uso, Ayudándoles a desarrollar asombrosas habilidades, esperando que las usaran si necesitaran defenderse. Pero el pasado de Aijō era un poco más oscuro, a pesar de verse como una tierna madre, en realidad era una de las brujas más poderosas en el mundo. En el pasado había usado su gran poder para poner en alto a las brujas. Peleo a muerte en múltiples ocasiones contra técnicos y armas, saliendo victoriosa con mucha facilidad. Su hermana era la líder de una organización de brujas, que se encargaba de experimentar según en sus palabras: “Para el progreso”. Aijō nunca se interesó en la “ciencia” tanto como su hermana, era más un alma libre, que recorría al mundo simplemente buscando aventuras, sin preocupaciones e incluso abusando de su exceso de poder cuando alguien se atrevía a retarla.
Tras un largo viaje decidió visitar a su hermana, quedándose a dormir en las mismas instalaciones del laboratorio, ya que debía seguir trabajando. En un ataque de curiosidad y mientras su hermana trabajaba, decidió curiosear con lo que su hermana menor hacía en aquella sociedad, husmeando en  los archivos de su hermana donde encontró cosas terribles. Bitácoras y cientos de apuntes acerca de terribles experimentos, los primeros tenían cierta cordura, simples pruebas sobre procesos que incluso ella comprendía, pero al ir avanzando se podía ver como su hermana se había transformado en una Bruja trastornada. Mutilaciones eran poco, cada vez eran cosas más retorcidas y sangrientas, la mitad de todas ellas terminaban en la muerte del espécimen de prueba. Encontró anotaciones sobre proyectos futuros y todos y cada uno de ellos por poco y hacen vomitar a la bruja. Pero había uno que le llamo la atención más que todos, un folder con un 406 anotado en su pestaña. Era el experimento más terrible que había visto, múltiples mutaciones solo para crear un arma perfecta.  Cientos de procesos mágicos y químicos solo para transformarlo en un arma. Lágrimas de coraje comenzaron a caer, cuando leyó que el proceso ya había comenzado, que se habían realizado miles de pruebas sobre el espécimen y que se esperaban incluso muchas más. La gota que derramó el vaso fue leer que aquel espécimen era un pequeño niño, a quien torturaron antes de comenzar el proceso y con quien experimentaron, sin importarles su corta edad, A quien asesinaron y volvieron a crear para moldearlo a su antojo. Como el experimento no “cooperaba” habían decidido encerrarlo en una caja, como si de un animal se tratara.
Akane (como se llamaba su hermana) entro a la habitación, mirando molesta a su hermana por “husmear en sus cosas”. Aun con lágrimas en los ojos Aijō comenzó a reclamarle sobre cómo podía ser tan cruel. Con una sonrisa en su rostro Akane comenzó a explicarle a su hermana sobre por qué hacía todo eso. Parecía disfrutar al hablar de los procesos más sádicos, relamiéndose al recordarlos. No mostraba ni un ápice de culpa. La molestia de Aijō iba en aumento, y cada vez esa discusión se tornaba más y más intensa. Las paredes crujían, el suelo se calentaba e incluso las cosas alrededor comenzaban a flotar. Tras colmar la paciencia de su hermana, Akane la atacó con magia, esquivándolo y contraatacando. El combate entre ambas hermanas se estaba desarrollando, aunque tras unos minutos de rayos de energía volando de un lado a otro Aijō salió victoriosa, con una esfera dirigida a Akane que le arrojo por la ventana. Aijō salió de la oficina y voló por el pasillo hacia el laboratorio. Varias personas, que se dieron cuenta de lo que había sucedido intentaban detenerla pero eran fácilmente derribados por la bruja. Su ira y odio no le hacía pensar en nada más que en su actual propósito, salvar a aquel chico y huir de ese lugar con él. Abrió la puerta del laboratorio de un golpe, asqueándose, al ver las paredes rodeadas de sangre y varia capsulas, con “experimentos” dentro de ella. Derribo a los dos científicos, que no tuvieron tiempo de reaccionar ante el ataque. Se acercó a una celda con un “Danger” escrito arriba. Mientras buscaba la cerradura para liberar a lo que hubiera dentro, alguien tomó su cabello, tirándola hacia atrás. La bruja cayó al piso y levanto la mirada, viendo a un hombre joven, entre unos 20 a 25 años, mirándola sonriente, con una sonrisa que solo recordaba a la de una hiena. La bruja le amenazó, pero aquel hombre solo rio y pateó sus piernas, rompiéndolas. Aijō le atacó, pero la magia simplemente rebotó en el pecho desnudo del chico. Rio aún más fuerte y la ahorco hasta dejarla inconsciente.
Al despertar estaba en un cuarto oscuro, sus muñecas estaban atadas al techo, dejándola colgando y apenas tocando el piso. Estaba completamente desnuda. Su hermana sonrió maliciosamente al verla consiente y se acercó a ella. “¿Por qué no me matas y ya?” Preguntó, recibiendo como respuesta la risa más enferma que jamás había escuchado. “No te dejare ir tan fácil, no después de casi arruinar mi más grande proyecto, mereces ser castigada por eso” al acabar la frase se dispuso a tomar un anzuelo y clavarlo en la piel de su hermana. La mujer soltó un gemido de dolor y naturalmente, la sangre comenzó a correr. Como era obvio no se detuvo y siguió clavando cada uno de esos anzuelos en la piel de su hermana, desgarrando su carne y haciéndola gemir de dolor. Tras un largo rato donde lo único que interrumpía el silencio eran gemidos de dolor y risas, Akane habló. “¿Acaso duele?” dijo riendo escandalosamente y chasqueando los dedos, haciendo que los anzuelos comenzaran a tirar de la piel de la chica. “¿Recuerdas hace años cuando viajábamos juntas por el mundo? Éramos imparables. Juntas logramos respeto, que nos temieran. Nada podía contra nosotras”. Aijō levantó la mirada y abrió la boca para hablar, pero su hermana tiró de los anzuelos de nuevo, haciéndole gemir de dolor impidiéndole hablar. “No es nostalgia si es lo que piensas” Dijó, sonriendo de forma sombría. ”Todos esos poblados que atacamos por retarnos, por creerse superior a nosotros. Todos fueron sometidos gracias a tu enorme poder”. Cada que intentaba hablar, Akane la interrumpía, tirando de los anzuelos. “Todos esos guerreros a los que venciste en su intento de proteger a su gente. Eran gente con potencial, gente perfecta para cada uno de mis experimentos. Suele ser difícil conseguir gente con la cual experimentar, pero tú me los dabas en bandeja de plata. Cada raya en tu racha de victorias era un experimento más para mí. Tal vez no lo notaste, pero no era casualidad, yo sabía con qué espécimen quería experimentar así que solo mandaba a mi bruta hermana a derrotarle por mí. No temía a nadie, ya que sabía que con un par de mentiras me ibas a dar lo que yo quería “Aijō no lo creía, las lágrimas comenzaban a caer por sus ojos hacia el piso, era culpable de todas las atrocidades de su hermana, la había usado y tal como una marioneta había obedecido a cada una de sus órdenes. “Tú peleaste contra los padres de ese chico, tú los derrotaste, tú me entregaste al chico”. Aijō sentía un fuerte dolor, pero no era físico, era un fuerte dolor en el pecho, como si le quemara. Ahora no solo lloraba sino que sollozaba, provocando la risa de su hermana.
Pasaron al menos 10 minutos, donde Akane solo caminaba alrededor de ella, riendo y tirando de los anzuelos. Su hermana permanecía en silencio, mirando hacia el piso. Un gruñido salió de su boca, como si intentara hablar. Akane tiró de los anzuelos para impedirlo, pero esta vez el dolor no paró a su hermana. “Tú me temes”.La bruja comenzó a tirar más fuerte de los anzuelos.”No digas tonte..” Su oración quedo incompleta al mirar a Aijō. ¿Cómo había ocurrido eso? Ella estaba dominando esa situación ¿Por qué la mirada de su hermana la había paralizado? Completamente molesta comenzó a tirar aún más fuerte aunque lo que hacía su hermana era reírse en vez de quejarse “Temes aun de mí, aun cuando me tienes aquí atada” Aijó sonreía, provocando aún más el enojo de su hermana. “Hay algo que nunca supiste de mis poderes, el dolor me alimenta, lo único que ha hecho en esta última hora de tortura es hacerme más poderosa, haz buscado tu ruina” Akane estaba más molesta y tiro de golpe los anzuelos, desprendiéndose de la piel los que eran más superficiales”Volveré para matarte, Perra”. Tras un estallido con el que Akane salió volando contra la pared, Aijó desapareció, enfureciendo a su hermana.
La bruja se había teletransportado a un bosque lejano, donde comenzó a llorar, maldiciendo a su hermana y sobre todo a sí misma. Comenzó a curar todas sus heridas, así como sus piernas rotas. Permaneció escondida en aquel bosque por un mes, esperando a recuperarse totalmente. Tenía pesadillas cada noche sobre lo que había ocurrido. Se lamentaba el haber escapado sin rescatar al chico. Se decía a si misma que tal vez, si lo hubiera intentado lo hubiera logrado. Aunque ciertamente, con todas esas heridas y el chico inmune a la magia, escapar había sido lo más prudente. Tras un mes aislada en aquel bosque decidió comenzar a moverse, lo más probable es que su hermana la estuviera buscando. Y fue cierto, ya que al poco de llegar a algún lugar y mantenerse, aquel chico, el que había rebotado su hechizo le estaba siguiendo. Usualmente al verlo desaparecía hacia algún otro lado, aunque en ocasiones el encuentro era inevitable. El chico era un hombre lobo, que usaba su olfato para localizarla y seguir rastreándola. Había visto muchos hombres lobos en su vida, pero él era distinto. Al transformarse tomaba un tamaño mayor a la mayoría, sus colmillos eran más largos y parecían ser de metal, su brazo izquierdo estaba desproporcionalmente más grande, le faltaban pedazos de pelo por todos lados. Era sin duda un experimento más, solo que parecía estar agradecido de eso. Aunque no podía  hechizarlo, podía herirlo hechizando las cosas a su alrededor para atacarlo, lo que lo mantenía a raya y la ayudaba a escapar.
Si deseaba contraatacar contra su hermana no podía hacerlo con aquel hombre siguiéndola así que finalmente encontró la solución a aquel problema. Entro a un antiguo bosque, poco conocido y poco visitado y ahí, usando el dolor que le había causado su hermana, el que le atormentaba todas las noches, transformo aquel bosque en un lugar inmarcable, como si solo ella pudiera verlo, como si hubiera desaparecido del mapa. Permaneció escondida y tras un mes sin ver a aquel chico, se dio cuenta de que su hechizo había funcionado. Encontró una cabaña en el bosque y tras varias remodelaciones la transformo en su nuevo hogar. Ahora que no tenía al monstruo tras ella debía actuar para rescatar al “406”. Tal fue su sorpresa, que al llegar al lugar ya estaba abandonado, solo había ruinas de lo que había sido liberado, el laboratorio había sido quemado. ¿Dónde estaba ese chico y su hermana? ¿Estarían juntos? ¿Estarían vivos? Debía seguir investigando. Pasó los días siguientes buscando pistas, iba a todos los lugares del mundo buscando el dónde podía haberse ido su hermana, aunque todo fue inútil. Fue en uno de esos viajes donde encontró a Terry y Agnes, transformarse en madre le había dado otros objetivos. Ya no se sentía tan rencorosa ni tan culpable. Criar a sus hijos y mantenerlos seguros se había transformado en su prioridad, más que salvar al chico o vengarse de su hermana.  
Terry y Agnes no habían podido crecer con una madre más amorosa. El lazo que había entre ellos era enorme. Parecían haber estado destinados, para ser una familia perfecta. Les había fabricado incluso su ropa, que aunque algo extraña, los niños la amaban. Aijo ya no tenía pesadillas sobre lo ocurrido, se sentía de cierta manera en Paz. Pero como toda buena historia la felicidad no es eterna. Fue en una noche fría, cuando la bruja se despertó de golpe. Escucho un grito afuera de la cabaña, era imposible, nadie debería estar ahí debido al hechizo. La bruja corrió a ver a sus hijos pero rompieron la puerta de la casa un golpe. Era un chico sosteniendo un enorme martillo que terminaba en un pico , era un técnico y su arma. “Aléjense antes de que los dañe” dijo a aquel par. ”Hoy terminaras tus fechorías y tendremos nuestra alma numero 100”Dijo aquel chico en tono engreído. Los niños alarmados salieron de su habitación, viendo asustados a aquel joven. “¿Que ocurre mamá?” La bruja intentaba volar hacia sus hijos para huir de ellos, pero el par se interponía en su camino. Todo empeoro, cuando aquellos jóvenes atacaron a los niños, pensando que eran invocaciones de la bruja. Intentar derrotar a los jóvenes sin que los niños resultaran dañados sonaba imposible. Atrajo la atención del técnico y el arma, ordenándoles a los niños que corrieran al pueblo y la esperaran ahí. Al alejarse los niños, la bruja podía luchar con total libertad, aunque el par era bueno, no tardó en dominarlos en aquel combate. Los niños habían obedecidos, pero Terry, dudoso de abandonar a su madre convenció a su hermana de regresar. Al volver el técnico yacía en el piso junto al arma. Los niños miraron emocionados y corrieron a su madre. En un intento de seguir luchando, el arma se levantó, transformo su brazo en aquel pico que sobresalía y  salto directo contra la espalda de Terry.”Cuidado” gritó Agnes, haciendo que su hermano volteara y sin saber cómo reaccionar, cerrar los ojos esperando el golpe. Pero el golpe nunca llego, su madre había intentado detenerlo, pero con tan poco tiempo para reaccionar había usado su cuerpo como escudo, atravesándola de la espalda al techo. Escupió sangre, manchando sin desearlo a su hijo.”Muere en nombre de Shibusen”Dijo aquella chica, sonriendo victoriosa. Sintiendo la bruja una tercera presencia, la cual era conocida tomó una última decisión. Hizo un leve movimiento con sus manos, haciendo desaparecer a sus hijos.
La Bruja se separó del arma, y para la sorpresa  de la joven, lleno su puño de energía y la golpeó, noqueándola. Cayó sin energías al piso, derrotar a los jóvenes y teletransportar a los niños había sido agotador. Yacía acostada sin poder hacer nada y mirando hacia el estrellado cielo. Una figura comenzó a descender, riéndose. Reconocería esa maldita risa, era su hermana. Ella la había ubicado y había engañado a aquellos chicos. Sus hijos habían sanado su dolor interno, habían debilitado aquel hechizo sobre el bosque, habían llevado a Akane hacia ellos. “Es una lástima no haber conocido a mis sobrinos” Dijo burlona. ”Los aleje antes que los pudieras dañar, estarán a salvo, no me importa ya nada”.La bruja invoco 5 espadas, girándolas sobre su hermana. “¿Así que haz decidido matarme?”Dijo con una sonrisa”No cometeré el mismo error” Dijo mirando algo sorprendida como aun teniéndola a sus pies, seguía peleando”Debe ser frustrante para ti, que no me volveré uno más en tus experimentos, sabes que si me das 5 minutos huiré de ti de nuevo. Aun me temes, soy por mucho mejor que tu” Al momento de terminar la frase, las espadas cayeron sobre todo su cuerpo, atravesando su corazón. Usando aquel último dolor, con su último suspiro, susurro un último hechizo. Sus queridos hijos estarían protegidos, el contacto de su piel con la de los niños seria dañino para ella.
Los gemelos habían llegado a una ciudad, pintoresca pero desconocida para ellos. Al centro había un enorme castillo. Ambos chicos lloraban, abrazados el uno del otro bajo el cielo nocturno. Cayeron dormidos, agotados de tanto llorar, en la peor noche de su vida, en un oscuro callejón de Death City. Pasaron los días, esperaban que su madre se apareciera, diciendo que estaba bien, pero tras un mes cada vez sus esperanzas eran nulas. Tras varios días descubrieron que Shibusen,de donde venían los asesinos de su madre y el enorme castillo al centro de la ciudad eran el mismo. ¿Por qué su madre los había enviado a aquel lugar? No entendían nada, lo único que veían en ellos eran asesinos.  Asesinos que no les importaba matar una bruja con tal de cumplir una misión. Comenzó a crecer un temor hacia ellos, una enorme desconfianza, que de cierta manera se transformó en rencor en el chico.
Viven como pueden, piden sobras en los restaurantes de la ciudad, hacen pequeños trabajos para conseguir dinero. Intentan sobrevivir hasta el día que su madre aparezca y les diga “todo va a estar bien”. Ellos saben que eso nunca pasara, pero fingir esperanza es lo único que los alienta.


Habilidades

× Expanded Soul Debido al entrenamiento que tuvieron con su madre, han expandido su alma, adquiriendo habilidades sorprendentes. Terry es capaz de generar campos de fuerza, a su vez si genera varios a su alrededor crea una armadura que le permite pelear(pero que su uso prolongado le hace descontrolarse), Agnes es capaz de controlar el agua en sus tres estados, aunque mayormente en estado líquido.


× Educacion en Casa Su madre les enzeño sobre muchos oficios y artes que les sirven como manualidades y en ocaciones lo usan para adquirir algunas monedas. Va desde lo aprendido en la escuela común, hasta cosas como Pintura o Costura.

× Twin Link:En situaciones críticas pueden sentir si el otro esta en peligro, al igual si se concentran pueden llegar a compartir pensamientos. Aunque estos vienen mas en forma de presentimientos o como si pensaran lo mismo.




Familia -  -  -  -  -  -Otros datos
× Padre:
xDesconocido
× Madre:
xDesconocido
X Aijo (Madre adoptiva) Fallecida
× Hermanos:

× Otros familiares:
XAkane(Tía Materna)
× Terry es zurdo, algo que por alguna razón le averguenza.
X Agnes le tiene una enorme fobia a los sapos.
XSuelen tener sueños compartidos aunque ninguno de los dos lo sabe.
× Las esponjas me dan galletas. Muerte al aguacate. Soy Admin me se las reglas. Doy Asco me tarde un año casi.
xTerry- Gloyd Orangeboar-Wreck-It Ralph
xAgnes- Vanellope Von Schweetz-Wreck-It Ralph

© Creado por Theta Sigma    .
avatar
Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 09/06/2014
Puntos : 0
Ver perfil de usuario

Terry & Agnes
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Terry and Agnes

Mensaje por Ruri Togashi el Lun Mayo 25, 2015 1:08 am


Te pongo la imagen de arriba luego, lo juro, tengo sueño (?)

_________________
♥ ♥ ♥
I'm the Queen!!!:

Gracias Basky <3
Aguante el #TeamBal (?):

avatar
Mensajes : 303
Fecha de inscripción : 07/07/2013
Puntos : 688
Ver perfil de usuario

Ruri Togashi
Sin Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.