Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Vie Feb 28, 2014 1:16 pm.
Últimos temas
» Oliver RobertS
Miér Jul 19, 2017 7:15 pm por Oliver Roberts

» Kaihy Netsuke(W.I.P)
Lun Jul 10, 2017 8:44 am por Kaihy Netsuke

» ASTER 「Afiliación Élite」
Jue Jul 06, 2017 7:42 am por Invitado

» Very Good Night... [Priv. Girm Jr.]
Miér Jul 05, 2017 10:12 am por Misogi Kumagawa

» Problemas de direcciones [Priv. Harley Quinn]
Miér Jul 05, 2017 10:03 am por Silver / Albert Froste

» Cierre de Temas
Sáb Jul 01, 2017 8:33 am por Rugi

» Ichizoku Kurashu (Afiliación Normal)
Vie Jun 30, 2017 4:51 pm por Invitado

» Stray Dogs {Normal - Cambio de botón}
Jue Jun 22, 2017 11:10 pm por Invitado

» Llamarada [ Misión ]
Jue Jun 08, 2017 8:53 am por Rugi

Crear foroUnderworld warDetermination (Undertale)Project Fear.lessBálderook University
El skin y tablas del foro han sido tomados de The Captain Knows Best y modificados para su uso en este foro. Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores. La ambientación, grupos, sistemas y descripciones narrativas son propiedad del staff de este foro. Soul Eater pertenece a Atsushi Ohkubo, SQUARE ENIX, TV TOKYO, MEDIA FACTORY, BONES, DENTSU.

Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Mar Mayo 20, 2014 10:47 pm

Camino a través de las grandes puertas que daba entrada al shibusen, cerró los ojos y los abrió de nuevo, sabía que en algún lugar había dejado el móvil, pero no podría deducir a ciencia cierta donde era que estaba, llevaba toda la mañana buscándolo, el último lugar donde lo había utilizado había sido allí y sin aquel móvil no podía vivir. Sonaría ridículo, pero era la realidad, allí estaban un montón de archivos que no se atrevía a borrar, así mismo un montón de códigos para restringir los accesos y controladores a distancia, aquel maniaco de la tecnología se sentía como un técnico sin arma, un globo sin aire o un desierto si arena, todo aquello le estaba frustrando hasta el punto de pensar aquellas estupideces.

¡Agh! ¿Por qué a mí? ¡Maldición!

Se tumbó en las escaleras que daban paso hacia la siguiente planta sin importarle si allí estorbaba o no, ya podrían hacerse a un lado si lo que querían era pasar por allí, por el momento el pelinegro se sentía confundido, molesto y algo impotente, el no tener su teléfono consigo le resultaba una joda tremenda. Se quedó allí refunfuñando, molesto, enojado y esperando por descargar todos esos sentimientos de angustia que le causaban la sola perdida de su teléfono celular. La rabia le pudo más haciéndolo levantar, miro hacia el techo ¿Cómo demonios lo había podido perder? Coloco los brazos sobre sus piernas y después de ello recostó el rostro en estos. Largo un suspiro de frustración y volvió a levantarse, a una velocidad que le hizo entorpecer cuando otro pasaba frente suyo. Cayó de culo al suelo sin notar si el otro también había caído. Claro lo que le faltaba, seguro aquel le echaría bronca y eso era lo que menos quería en aquel momento, pelear.

Oye, amigo, lo siento. Fue totalmente mi culpa, no vi por donde iba.

Comento rápidamente colocándose de pie, sin dirigir aun la vista hacia el otro, aquello era malo, no solo porque aquello le quitaría tiempo de búsqueda, si no porque noto que se estaba alterando lo cual le hacía más jodida la situación. Volvió a largar un frustrado suspiro. Esperando por cualquier cosa que el otro fuera a ir a decir, aun con la prisa que llevaba no se sentía capaz de dejar a alguien con la palabra en la boca, era allí cuando maldecía sus muy buenos modales.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Wasserfall Leiter el Mar Mayo 27, 2014 12:39 pm

Que día de mierda. En serio. Había sido un completo desastre de principio a fin, Primeramente me levanté por la mañana solo para darme cuenta de que me había pasado de tiempo al dormir, por lo que salí tarde para llegar a tiempo clases. Luego del descuidado aviso del profesor, continué mi peculiar día fallando en una evaluación escrita, por lo que aquella era la primera nota mala que tendría en la prestigiada institución. Seguidamente, me tocaron mis entrenamientos particulares pero, por interponerme entre un conflicto entre unos recién llegados y los clásicos tipos chulos que se paseaban por los pasillos en vez de entrar a clases, no sólo llegué tarde al entrenamiento, sino que también recibí una amable sanción por mal comportamiento y destrucción parcial del colegio. -Bah.- Al menos había podido patearle el trasero a esos infelices intento de pandilla que se metían con los novatos -a costa de algunos propios golpes recibidos, claro-, y de esa forma desquitarme un poco por haber sufrido un día del asco. Aunque claro, al llegar tarde al entrenamiento el muy jodido profesor que me daba las clases decidió darme el doble de trabajo de la rutina por mi incompetencia, dándome una lección entre palabras de insultos y tal. Suspiré mientras fruncía el ceño al recordar el hecho. Ciertamente, ahora mismo, lo único que quería era ir a mi cuarto compartido, e intentar relajarme un poco.

Pero como no, a veces las cosas no salen como uno lo espera y lo que se supone debe ser un viaje tranquilo y sin molestias de un punto a otro, se convierte en una caída por las escaleras. Digna de ser grabada por una cámara y subida a internet. La cosa es que, al bajar por la última escalera dentro del edificio, para poder encarar hacia la salida, me encontré el paso obstaculizado por un muchacho sentado a mitad del mismo. Naturalmente, desvíe un poco mi trayecto para evitarle en silencio, después de todo no tenía más ganas de perder el tiempo. Pero, oh gracias chico desconocido, el muy desgraciado comenzó a hacer una serie de movimientos un tanto erráticos, como si se levantara para después volver a sentarse y, nuevamente, ¿levantarse de nuevo?. ¿Pero qué mierda tenía en la cabeza? Como era de esperarse, choqué contra joven de cabellos azabache. Intenté estabilizarme ayudándome con mi mano apoyada en la pared, pero repentinamente sentí una punzada de dolor en la muñeca. Genial, los rastros de mi pelea y el entrenamiento de desgaste que le siguió, terminaron por lastimarme más de lo que creía. En fin, ya resignado, me dejé caer cruzándome de brazos, dando una imagen un poco cómica pero bastante dolorosa para mi. Había que caer con estilo, escuché alguna vez decir a uno de los profesores. Luego de rodar por los escalones, llegué al pie de las escaleras sintiendo como mi cuerpo ardía por los golpes. No era tanto el daño de la caída en sí, sino el daño sufrido a los golpes que ya había recibido. Estando de espaldas al suelo, me permití sonreír levemente, con notorio nerviosismo. En serio estaba que reventaba del puto fastidio. -Lo que necesitaba, era lo último de la lista.- Tome una postura sentada, en el suelo, observando por unos momentos mi cuerpo maltrecho. Tenía varios moretones, las manos lastimadas por el entrenamiento, y ahora mismo sentía un dolor naciente en mi espalda. Pude percibir las palabras del obstáculo, tal para disculparse o burlarse, pero no podría haberles prestado mayor atención. -¿Qué te hace pensar volverte obstáculo viviente en la escalera es una buena idea? ¿O me estás vacilando?- pregunté, ahora levantándome con algo de dificultad, pero mirando con fiereza al de cabellos azabache. Podía sentir cada golpe y herida que había acumulado durante el día, a parte del enorme cansancio.

-¡Aquí estás, compañero!- Mi mirada se desvió del individuo al que incordié con palabras, para enfocarse en quien parecía haberme hablado con cierto sarcasmo en su tono de voz. Al dar mis ojos con ellos, maldecí internamente al reconocerle, no solo a quien me había hablado, sino también a sus compañeros. Eran tres, el supuesto líder unos pasos al frente de su escolta. Los tres vestían una sudadera negra cuya capucha ocultaba parte de sus rostros, aunque no en su totalidad. Igualmente, los tres vestían unos pantalones camuflados y botas negras. Si era impresión lo que querían causar lo lograban, aunque seguramente no de la forma que querían, ya que causaba cierta gracia ver a tres tipos vestidos de la misma forma. Además, los tres tenían algunos rastros de polvo y podría jurar que pequeños vidrios aún estaban en la ropa del supuesto líder de ese intento de pandilla, luego de yo mismo haber usado su cabeza como ariete para romper una ventana. Lo que igualmente noté, fue a uno de los dos de atrás jugando -o eso suponía- con un móvil bastante nuevo. Robado, seguramente. En fin, ¿quiénes eran estos tipos? Pues, los mismos a los que había dado la paliza antes, como no. -Necesitamos hablar contigo, amigo. A solas ¿si es posible?-  Retiró la capucha de su cabeza, observando al chico/obstáculo, y dirigiéndole una amistosa sonrisa. Lo más gracioso es que tenía vendas cubriendo su cabeza, donde se asoma algún que otro mechón de cabello rubio, al estar colocada de forma un poco apurada. Volví a suspirar de nuevo, girando mi cuerpo para estar de frente a los recién llegados. Eres lo que haces, supongo...
avatar
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Puntos : 110
Localización : Shibusen, Death City~
Ver perfil de usuario

Wasserfall Leiter
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Mar Mayo 27, 2014 3:49 pm

Escucho y cuando los otros llegaron creyó que ya estaría libre de aquel chico, listo para salir de allí y seguir buscando el móvil. Pero claro aquello no era lo que parecía pues aquellos chicos no lucían como sus amigos, pero más allá de eso, ellos tenían unas pintas bastantes peculiares y graciosas, por lo cual no pudo evitar soltar una risa contenida. Seguramente se trataba de abusones del colegio, en sus años de estudiante había escuchado de ellos pero nunca se había visto víctima, claro tampoco es que se los hubiera permitido. Además de que el chico frente suyo tampoco lucia como alguien a quienes los brabucones atacarían, a menos que perteneciera a ellos o que se hubiera metido en su camino. Aun así aquello no era asunto suyo.

Hubiera dejado pasar aquello, si el mero hecho de saber que serían tres contra uno solo, suspiro resignado, tampoco podría solo meterse en los problemas de otro, pues nunca se puede juzgar a un libro por su portada, este chico podría ser bastante fuerte y arreglárselas sin ayuda. Fue entonces cuando algo llamo su atención. Sus ojos se fijaron en el pequeño artefacto que uno de ellos traía ¿Por qué demonios uno de esos chicos tenía su móvil? Le observo correctamente, no era que fuese precisamente su móvil hasta que en este vio el strike que anterior mente el mismo le había colocado, en el que ponía “Mack” el nombre de su hermano mayor. Le miro con molestia, el que alguien como ellos tuvieran un móvil tan destructivo no era bueno, pero más allá de eso, era su móvil, de su pertenencia, ellos no tenían derecho a hacerse del así como así. Si lo habían encontrado ya podrían haber llamado a alguien para devolverlo.

Lamento entrometerme en un asunto que claramente no me concierne, pero ese móvil es mío, así que estaría agradecido de que lo devolvieran.

Izaak no sonrió, se acercó a paso lento colocando su mano en el hombro del otro mientras daba unos pasos hacia adelante sin cautela, no por nada era un experto en peleas. De ser necesario el llegar a la violencia, aunque eso era último que querría en ese momento, pero una mezcla de alivio se había consumado en él, después de ver su móvil nuevamente, pero si ese chico encontraba la información que allí tenía se metería en unos muy serios problemas. Camino hasta ellos, estirando su mano y soltando el hombro del otro, con una expresión en su rostro que claramente denotaba molestia.

Entrégamelo

Su voz se volvió seria, no con preocupación, o amabilidad como anterior mente, aquello sonaba más bien como si de una amenaza se tratara, sus ojos se fijaban con aburrición en el otro, pero claramente su alma había cambiado, alguien que tuviera una muy buena percepción de almas podría notar que el alma del chico se había vuelto amenazante, aquel chico que siempre lucia como alguien relativamente tranquilo, en aquellos momentos se había vuelto un ser demoniaco, como si aquellos a quienes estuviera observando fueran unas brujas.

En un momento de confusión que los otros tres mostraron se acercó al que sostenía su móvil arrebatándolo de un manotazo y regresando al lado del chico moreno colocándose a su lado, aun escuchando las protestas del joven de capucha que reclamaba la posesión del teléfono. Pero este comenzó a revisarlo sin importarle lo que el otro decía, una vez que observo que todo estaba en orden volvió su vista al otro chico. Por primera vez observándolo bien, lucia bastante cansado y golpeado además de todo, no podía creerse que esos golpes y magulladuras se las hubiera realizado en la pequeña caída de la escalera, de hecho aquella caída de había visto bastante cómica, pero no tan dolorosa.

Suspiro pesadamente, si ellos pensaban pelear, no podría ser bueno para el otro, además de que al parecer no les había gustado el que recuperara su teléfono.

¡Oye! Ese teléfono lo hemos encontrado, así que regrésalo, ahora.

Aquel chico a quien pudo identificar como el líder, pedía, no, ordenaba que les entregase su móvil. Como si creyeran que él lo haría así por las buenas, era obvio que no sabían con quien se estaban metiendo aquellos chicos. Una sonrisa ladina cruzo por su rostro y después les enseño el dedo medio, ahora que había recuperado su teléfono se estaba comportando como un crio, lo cual no era de sorprender, cuando estaba tratando con críos.

¿Eres técnico u arma? Y no creas que te ayudo u algo, es solo que gente como ellos me saca de quicio

Comento Izaak volteándose hacia el otro, aunque parte de sí mismo sabía que hacia ello por ayudar al otro y otra parte de sí mismo, lo hacía por dejar salir toda la frustración que había acumulado al perder el móvil, después de todo sí que era solo un crio.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Wasserfall Leiter el Lun Jun 09, 2014 11:46 am

La situación volvió a tornarse más confusa para mi, cuando aquel chico con el que había tropezado se movió con agilidad y tomo en sus manos el móvil que antes sostenía uno de los encapuchados. Lo más curioso, sin embargo, fue aquella atmósfera amenazante que pareció envolver al molesto muchacho. Según sus palabras, aquel artefacto le pertenecía, y la verdad yo no tuve ninguna objeción, después de todo aquello no era asunto mío. Lo que sí era mi asunto, era el hecho de que tendría que enfrentarme nuevamente a ese trío de pobres diablos. Realmente parecían no conocer sus propios límites, tal vez demasiado estúpidos o creídos para entenderlo. Me sorprendió un poco el ver que el de cabellos azabache no se hubiera retirado aún, una vez recuperado su móvil. De hecho, ahora lo tenía a un lado mío, de frente a los otros tres y haciendo un nada modesto fuck you en respuesta a un reclamo del líder de aquel grupo tan gracioso. A sus últimas palabras, simplemente sonreí, bufando, mientras estiraba los músculos de mis brazos, intentando relajar mi cuerpo lo suficiente como para dejar de sentir aquellas molestias físicas. -No te preocupes, no pensaba agradecerte. Pero al menos puedo coincidir con que el desagrado por gente tan miserable como...- señalé con mi mano a los tres tipos vestidos de igual forma -... esta.- Esas palabras, acompañadas por una sonrisa burlona de mi parte, hicieron terminar por explotar a los tres estúpidos. Siendo sinceros, quería que la cosa terminara cuanto antes.

Los tres intentos de abusadores se lanzaron hacia nosotros con puños elevados y dispuestos a golpear. El que había perdido el móvil a manos de quien estaba a mi lado, se lanzó hacia el mismo dispuesto a recuperarlo a base de fuerza física. No necesitaba ser un profesor de Shibusen para entender que alguien tan poco preparado para el combate como el encapuchado, no sería gran problema para una persona con un alma tan endemoniadamente amenazante. Por mi parte, me dediqué a esperar hasta el último momento para inclinarme hacia abajo y evitar un golpe a mi rostro por parte del supuesto líder. Seguidamente, le empujé con el hombro y parte del brazo, haciendo que cayera al suelo de frente, aprovechando su propio impulso con el cual me había atacado casi ciegamente. El tercero y último, quien fuera el que menos había interactuado con nosotros hasta el momento, pareció pensárselas un poco mejor al ver a sus compañeros reducidos, por lo que se detuvo antes de acercarse lo suficiente como para entrar en la pelea.

Masajeé mi cuello con mi mano derecha, mientras notaba desinteresadamente como el de vendas en la cabeza comenzaba a reincorporarse luego de mi pseudo tacleada, primero arrodillándose y luego poniéndose de pie nuevamente. Comencé a acercarme a él, todavía con la mano en mi cuello, dispuesto a terminarlo para poder seguir con el que se había detenido en su ataque -eso claro, si el chico del móvil no se hubiera encargado ya de él- mi serenidad no se inquieto al verlo apretar su puño, seguramente de frustración. Me detuve, sin embargo, al notar algo más llamativo. -Hijo de puta. ¡Ambos! Ya nos han humillado lo suficiente.- terminó por murmurar, al tiempo que su mano izquierda se perdía en un una luz roja, y en su lugar aparecía una daga de tamaño significativo -Oh, ¿tu primera vez?- Pregunté tranquilo, recordando la enseñanza de que la forma de arma se podía lograr sintiendo ciertas emociones, como miedo, frustración, o simplemente sorpresa. Mientras tanto, el tipo se daba vuelta y nos apuntaba amenazante con aquel filo. Gruñó en respuesta a mi pregunta. Sin embargo, una sonrisa confiada se dibujo en su rostro -Ahora, ¿A quién de los dos mato primero?- No pude evitar sonreír, cerrando los ojos y negando levemente con la cabeza. Yo había sentido la misma confianza al lograr transformarme, pero no era más que eso. De todas formas, me sentía demasiado cansado como para avanzar hasta él y noquearlo... ¿flojo? Puede ser.
avatar
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Puntos : 110
Localización : Shibusen, Death City~
Ver perfil de usuario

Wasserfall Leiter
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Dom Jun 15, 2014 4:54 pm

El encapuchado se lanzo contra mi sin darme tiempo a contestar al chico de los tatuajes, mis labios se curvaron en una sonrisa, estos chicos no sabían que un graduado es más eficaz que un estudiante. Una vez lo tuve delante mío procedí a lo que creí que sería lo mejor, me agache tomando pose de batalla y cuando el encapuchado que se lanzo al azar sin siquiera pensarlo en contra mía, encaje la palma de mi mano contra su quijada con una fuerza que rebasaba la necesaria para noquearlo lo cual conseguí  con eficacia. Mis ojos rápidamente pasaron al otro chico que ya estaba tumbando al que lucía como el líder de una forma igual de sencilla que yo. De hecho lo que el había echo se podría decir que era elegante, pues fisiquita había usado su propia fuerza contra el otro. Levante el rostro para tronar mi cuello, hacia mucho que no tenía una discusión de estudiantes, ni siquiera en mi época las había tenido demasiado, debido a que en esos momentos me concentraba más en poder terminar rápidamente la preparación estudiantil. Así como no tener la desaprobación del Shinigami, lo cual aun ahora me importaba demasiado.

Observe de nuevo al líder, aquel que había tomado su forma de arma al fin, una cuchilla, aquello no podría ser menos molesto, pues con eso si que podría dañarnos, claro si es que era bueno en peleas cuerpo a cuerpo lo cual por obvias razones no era así. Negué con la cabeza, al escuchar sus palabras, este chico me divertía, de verdad creía que podría contra nosotros. A pesar de que el primero estaba lastimado se lo había quitado sin problemas, estos chicos necesitaban entrenar más si querían poder graduarse o si quiera atrapar algunas almas.

Creo que te estás confundiendo chico. Si te retractas en este momento, prometo dejarte ir sin darte una paliza.

Comente mientras tronaba los dedos de mis manos. Y me posicionaba al lado del chico de los tatuajes. Aun así di un pequeño salto; se sentía tan bien poder dejar fluir mis energías como solo hacía en los entrenamientos. Caí detrás del tipo que había dudo en atacar anterior mente, pues en una lucha no puedes ignorar a nadie aun que este parezca inofensivo. Con el pie golpe detrás de sus rodillas haciéndolo caer al suelo, seguido de esto saque un taser plantándolo en el cuello del chico y activándolo de fuerza muy débil. Aquella carga de energía lo único que podría hacer seria apenas dejarlo algo inconsciente. Aquellos chicos definitivamente no eran el tipo de rivales con quienes me divertiría luchando. Solo era una forma de pasar el tiempo. Solté al chico dejándolo caer al suelo sin hacer nada más.

Bueno, creo que ahora si deberías de retractarte.

A pesar de lo que había echo el chico ni se inmuto, más bien parecía como si estuviera totalmente atrapado en la cólera de su impotencia al no poder enfrentarse a nosotros. Aun así sus ojos no se fijaron para nada sobre mí, sino que miro con deleite y casi arrogancia al otro, ahora podíamos saber quien sería su próximo blanco sin decir absolutamente nada, pero yo no pensaba meterme mas, sabía que le podría encargarse de la situación contra un arma primeriza. De hecho cualquiera podría haberse encargado con ese intento de gamberro.

No estén tan confiados, me los voy a cargar a ambos.

Y tras sus palabras hubieran acciones, como un demonio totalmente poseído se lanzo contra el otro chico, pero errores de nuevo en su tipo de lucha, se lanzaba sin pensar, solo tratando de dar estocadas al azar moviendo la mano transformada en hoja de un lado a otro, era obvio que aquel nunca había tenido una pelea real en su vida, ni siquiera se movía de forma correcta, sus pasos eran torpes, en cualquier momento podría ir a parar al suelo por su propia culpa, así como uno fácilmente podría librarse del debido a las obvias estocadas que lanzaba. Arriba, abajo, izquierda, derecha, ese ritmo lento y rutinoso era demasiado predecible.

Vas a perder...
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Wasserfall Leiter el Dom Jun 22, 2014 3:00 pm

La mano que antes estaba en mi cuello intentando reducir la tensión de los músculos, ahora se dirigió a mi brazo igualmente con la misma intención, a base de pequeños masajes. Escuchaba sin inmutarme las amenazas que el bocazas nos dirigía al chico del taser y a mi propia persona. El otro intentaba hacerle entrar en razón, que se disculpara y todo esto se olvidaría. Por mi parte, podía ver aquel odio en los ojos del contrario, y realmente no creía que terminar todo de manera pacífica fuera a funcionar, principalmente porque no daba la sensación de que el supuesto abusivo accedería a tal resolución. Sin embargo, antes de que pudiera analizar nada más, el hostil se lanzó con furia ciega hacia nosotros, específicamente hacia mi. Inmediatamente retrocedí un paso por instinto, dándome tiempo a contemplar sus movimientos. Nada, simplemente ataques erráticos, sin técnica, sin entrenamiento. Esquivé la primera estocada, en vertical, dando un pequeño paso para hacerme a un lado. Igualmente evité la siguiente, de la misma forma, aunque esta vez dando un paso hacia el lado contrario. A la tercera,  comenzaba a cansarme y simplemente di un pequeño salto hacia atrás, evitando el corte. Volvió a acercarse en nada de tiempo, y volvió a lanzar un nuevo ataque, igual a los anteriores, por lo que decidí terminar con el combate. -Tus golpes no tienen la velocidad ni fuerza suficiente...- susurré mientras dirigía mi mano desnuda a detener el filo de su forma de arma. A poco de hacer contacto, mi mano se envolvió en una luz roja, intensa y eléctrica. -... porque no usas todo tu cuerpo. No tienes defensa alguna. Y, sobre todo...- Finalmente, mi mano, ahora recubierta de un guantelete cual armadura, detuvo al filo de la daga sin problemas, sosteniéndola entre mis dedos y asegurándome de sostenerla para no dejarlo escapar. -... eres muy predecible.- Terminé mi pequeño sermón, sonriendo burlonamente y disfrutando un poco de su rostro deformado en la sorpresa. Pude notar que sus labios comenzaban a moverse para, seguramente, responderme algo con su característica cortina de autoconfianza, pero lo evité atraiéndolo con fuerza hacia a mi y, seguidamente, impactando un rodillazo en su descubierto estómago.

La daga desapareció para dejar lugar a su mano, mientras caía de rodillas al suelo. Abrazó su estómago, intentando recuperar el aire, pero decidí aprovecharme y lanzarle un nuevo rodillazo al rostro, que lo dejó tendido en el suelo, inconsciente. Sentí como toda la tensión que me quedaba después de tan asqueroso día, se iba con ese último golpe. Mi propia mano volvió a la normalidad, mientras me giraba para poder ver al chico cabellos azabaches. -Wasserfall Leiter.- Me presenté, sin más, observando a los caídos, allí, en medio del pasillo. Que estúpidos. Volví a dirigir mi mirada hacia el único en pie a parte de mi -Me imagino que cualquiera de los dos podría haberse encargado de esto por sí solo. Te da a pensar sin en realidad los abusivos no somos nosotros.- Comenté, inclinándome para ver el daño que tenía el que recibió la descarga eléctrica. Nada grave, como lo imaginaba -Antes me detuvo un profesor, pero ahora que están derrotados ¿Los dejamos aquí?- pregunté con fingida curiosidad, mientras me estiraba, sintiendo algunos huesos de mi cuerpo tronaban al movimiento. -¿Los llevamos a la enfermería?- Volví a cuestionar. A pesar de todo, eran simples críos con un exceso de confianza, creyendo que podían llevarse al mundo por delante. Yo me había comportado así, un poco, en mis inicios, principalmente para no tener que hacer ninguna amistad. Seguramente por eso me sentía algo responsable.
avatar
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Puntos : 110
Localización : Shibusen, Death City~
Ver perfil de usuario

Wasserfall Leiter
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Dom Jun 22, 2014 5:49 pm

Observe la facilidad con que el otro iba esquivando cada uno de los ataques, como yo había predicho el pequeño gamberro iba a perder, lo cual no resultaba nada nuevo, pero estaba bien, aquel chico aprendería que no debía meterse con cualquier persona, claro estaba lo iba a terminar aprendiendo a las malas, para su desgracia. Algo que en realidad nunca llegue a esperar era que el otro fuera también un arma, debido a la transformación que esta había mostrado solo pude suponer que se trataba de un chico que podría tomar el forma de una armadura, algo que a mi parecer era completamente eficiente en una lucha cuerpo a cuerpo, e inclusive a distancias. Una ayuda única. Escuche su nombre y asentí sonriendo, pues en ningún momento pensé que fuera a presentarse.

Un gusto, yo soy Izaak Doors.

Lleve la mano derecha a mi nuca y rasque de esta de forma nerviosa, si que nos habíamos visto como unos gamberros de pueblo después de todo, pues cualquiera de los dos hubiera podido haberlos derrotado sin la mínima complicación. Además no quería que mi imagen de buen chico se desmoronara tan pronto. Levante a uno de los chicos subiéndolo a mi hombro y al otro contra mi brazo y dorso. Sabía que Wasserfall estaba herido así que no podría permitirle cargar a más de uno de los chicos, además si bien yo había ocasionado una de sus caídas de aquella tarde no se sabía nunca como podría de esta herido el chico.

Yo llevo mi basura, tú lleva la tuya

Comente señalando al chico arma que antes había tratado de pelear al tú por tú con nosotros y comencé a avanzar por los pasillos en dirección a la enfermería caminando a un lado de este chico, pues si bien había tenido una bronca estudiantil, yo ya no era un estudiante, así que no podría ir por ahí peleando con loes estudiantes como si fueran expertos en ello. Como alguna vez el shinigami había mencionado, al parecer en las cuestiones de pelea, yo era especial. Pues desde que había dado mi primer paso, se me había obligado a pelear sin descanso en aquellos viejos entrenamientos. Gire mi cuello haciéndolo tronar, aquellos días se habían vuelto demasiado aburridos, al menos hasta ahora. Al entrar en la enfermería deje caer a los dos chicos con los que cargaba en una de las camas girándome hacia Wass.

Bueno, creo que lo ideal será que tu también te hagas una pequeña revisión, o al menos descanses un rato ¿No lo crees?
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Wasserfall Leiter el Jue Jun 26, 2014 2:53 am

Asentí levemente al escuchar su nombre, no me sería difícil recordarlo, teniendo en cuenta la de pocas de conocidos que tenía en mi vida. Era extraño, pero el batallar, -si es que se le puede llamar así a la paliza que le habíamos dado a estos chicos-, junto a alguien más me daba cierta confianza para con ellos, incluso hasta el punto de presentarme yo mismo, sin necesidad de esperar a que ese paso lo diera el otro como solía suceder. Nuevamente, no es como si tuviera tantos conocidos como para hablar de esta forma, así que da igual.
Regresando al tema entre manos, Izaak decidió responder a mis preguntas simplemente tomando dos de los tres caídos, cargándolos sin problema alguno. En otro momento mi orgullo se hubiera hecho presente con una protesta, pero ahora mismo no estaba con los ánimos, ni condiciones, como para andar jodiendo con asuntos tan idiotas. Sin decir una palabra me incliné y tomé al inconsciente que antes me había atacado. Cargándolo en mi espalda, partí junto a Izaak hacia la enfermería. Aparte de uno que otro bostezo de mi parte, el recorrido transcurrió en completo silencio para ambos, cosa que agradecí, ya que me permitió recolectar un poco mis ideas de lo que había sido este particular día. Al llegar a una de las habitaciones de la zona médica de Shibusen, hice lo mismo que el joven de cabello azabache, y dejé caer a mi carga en una de las otras camas libres.

Al escuchar sus palabras de quedarme a una revisión y tal, solté un suspiro. -No creo estar tan mal como para necesitar atención alguna.- Era mentira. Tenía aquella molestia en el cuello y hombros, e igualmente había empezado a sentir esas punzadas de dolor tan insistentes en mi muñeca, nuevamente. Tal vez me vendría bien uno de esos spray de gel frío para los dolores musculares, o simplemente una bien ajustada venda, pero no quería volverme un quejica, no después de haber estado maldiciendo a cada rato aquel día de mierda que había tenido. Bueno, no tan así, pero se entiende. -Mejor y salgo de aquí rápido, antes que una de esas exageradas enfermeras me vea.- Comenté sonriendo levemente. Cuando recién me había iniciado en Shibusen como un fresco ingresado, lo primero que había hecho fue buscar una de las clases físicas más exigentes que tuviera al alcance y tomar su rutina. Por ello había sido un tipo recurrente en las instalaciones médicas y se podía decir que ya me conocían en el lugar y hasta cuidaban, un poco, en exceso. Un poco entrometida, pero buena gente a fin de cuentas. -Espero que tu celular esté intacto, aunque ya les diste suficiente dolor como devolución.- Agregué con una sonrisa burlona hacia uno de los pobres diablos que estaba en una de las camas.

Entrecerrando los ojos y llevando mi mirada al techo, decidí hablar de nuevo, para expresar lo que de verdad quería decir, a diferencia de las palabras vacías de antes. -Y bueno... gracias por la ayuda.- Recordaba lo dicho sobre que no era para ayudarme y tal, pero me daba igual eso, porque no me gustaba quedar en deuda con los favores. Era un poco tonto, pero era una parte de mi que no podía ignorar, ni siquiera con pequeñeces como esas. -Si alguna vez te ocurre algo parecido pero con tipos que de verdad valgan la pena, puedes contar conmigo, supongo. Solo intenta no hacerme caer por las escaleras antes, Doors.- Terminé de hablar, girando mi cabeza para poder verle, soltando una leve carcajada al final. Sin nada más que añadir, asentí con mi cabeza hacia él en señal de saludo. Llevé mis manos a los bolsillos de mi pantalón y caminé hacia el marco de la puerta, que estaba abierta. Había sido un encuentro bastante particular, pero ameno dentro de lo posible, y tal vez el único punto positivo de aquel día que no había resultado tan malo después de todo.
avatar
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Puntos : 110
Localización : Shibusen, Death City~
Ver perfil de usuario

Wasserfall Leiter
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Jue Jul 03, 2014 11:53 pm

Escucho lo que el otro decía de forma atenta y negando con el rostro de vez en cuando, sus ojos lo enfocaron mejor cuando hizo el ademan de despedida, no solo eso sino que se colocó justo detrás de este tomándolo por el hombro y jalándolo haciendo un poco más de esfuerzo del necesario para poder lastimarlo de forma directa –Es enserio, creo que lo mejor será que te quedes, he notado que estabas lastimado. Y jalando de este, aunque no obligándolo a entrar era decisión del otro el sí entraría o no, solo quería hacerle notar el daño que seguramente el trataba de ocultar. Entro en la enfermería, justo cuando se escuchaban pasos fuera de esta, pero no fue hasta que reconoció las voces que provenían del pasillo que toda la calma de Izaak –Demonios… - se escondió detrás de la puerta escuchando la conversación de los otros ignorando por completo a Wasserfall.

Si, definitivamente estaba por aquí, es raro que el tarde tanto en regresar –Comento una de las voces que reconoció como el director en misiones –Entonces, ¿Dónde está? Sabe que le necesitamos y no podemos estar buscándolo por todos lados –Comento el entrenador oficial del chico. –Dijo que solo iría a buscar su celular que había olvidado, pero sí que ha tardado más de lo normal… ¿Crees que haya escapado? –La voz del directos volvió a interrumpir –No, ese chico siempre es responsable con todo, aunque hace un rato escuche a algunos estudiantes mencionando algo acerca de una pelea, dos chicos contra otros tres o cuatro, más vale que Izaak no se haya metido en aquella batalla o será gravemente penalizado por ello. –Sentencio el entrenador. Izaak trago de forma fuerte y nervioso, si aquellos se enteraban de lo que había pasado seguro que lo terminarían expulsando del programa en el que ahora trabajaba y donde al fin conseguiría mejores misiones que las de ayudar a las jóvenes a sincronizarse con otros técnicos. Una vez que los pasos estuvieron lo suficientemente lejos asomo el rostro observando las espaldas de los dos adultos alejarse.

Avanzo saliendo de la enfermería y mirando al otro… Ese chico definitivamente le iba a ayudar, sonrió de forma algo rara –Wass, me parece que ahora es el momento en que me ayudaras, primero porque no puedo ni quiero ir con esas personas. –Era sencillo el por qué no quería, su alma estaba demasiado editada por la… paliza que habían dado a los otros, y lo descubrirían fácil, además de que su aura traviesa, aquella necesidad de actuar como un niño se había hecho presente en le técnico ya ahora sentía una necesidad de escaparse de los entrenamientos y hacer l vago por todo lo que restaba del día, siempre había sido el chico perfecto, haciendo todo lo que todos esperaban del e incluso esforzándose más que otros, aun cuando sabía que no había necesidad de ello. No quería ser más aquel chico bueno, al menos no por ahora, quería por un momento ser todo lo contrario. –Así que compañero de pelea… Necesito que me ayudes a huir de acá… ¿Qué decís? –Los ojos de Izaak brillaron de forma traviesa, en serio que no se imaginaba a si mismo haciendo aquello, pero aun así sabía que sería más entretenido que estar en aquel lugar por todo el día sometido a rigurosos entrenamientos a los cuales el mismo se sometía cada mañana para no perder la condición de batalla que había ganado desde la infancia.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Wasserfall Leiter el Dom Jul 20, 2014 1:15 pm

Sentí como me sujetaba del hombro con algo de fuerza, y una pequeña descarga de dolor hizo que frunciera el ceño al contacto. Me vi caminando unos pasos, siguiendo el trayecto del otro, hasta que, finalmente cansado, alejé su mano de mi hombro golpeándola desinteresadamente. Le miré, simplemente dándole la razón, pero sin decir una palabra. No sabía si Izaak era el muy perceptivo, o si yo era el fácil de leer a la hora de decir mentiras; seguramente un poco de ambas, pero lo que estaba claro era que me había atrapado. Me senté al filo de la cama que quedaba más cerca de mi, mientras veía como Izaak tomaba una actitud algo sospechosa, pegándose contra la puerta y escuchando la conversación de otras personas que estaban afuera. Levanté una ceja al verlo de aquella manera, ciertamente no parecía ese tipo de persona. Finalmente, en el silencio que se había formado en el cuarto, pude escuchar como las personas que se encontraban en el pasillo comenzaban a caminar, alejándose, y fue entonces cuando tuve el presentimiento de el día no había terminado para mi. Izaak se volteó a verme, con una mirada traviesa. Pestañee un poco confundido, pero sus palabras terminaron por dejarme en claro sus intenciones, su pequeña idea. -Ayudarte a escapar...- repetí entrecerrando los ojos. Con esas personas, podía imaginarme que se refería a quienes antes habían estado hablando en el pasillo. Francamente, había escuchado también algo de su conversación, donde mencionaban al Doors y algo referido a una pelea, una penalización, y un escape. No había prestado demasiado interés, ya que estaba distraído con el cambio de actitud en el otro joven, pero podía hacerme una idea de a lo que se refería.  

-No hay problema.- Contesté con simpleza pero seguridad, encogiéndome de hombros y levantándome, para acercarme a el. Podía sentir de cierta manera su expectativa, hasta emoción, por la posibilidad de hacer un escape, de romper las reglas. Sonreí con malicia, acompañando su por tal idea. -¿a quienes debemos evitar?- pregunté, pasando a un lado de él y abriendo la puerta, para asomarme y voltear a ambos lados del pasillo, buscando con la mirada a alguna persona. Pude notar a una enfermera tan joven como nosotros, apoyada contra la pared, anotando algunas cosas en una libreta que apoya en su mano, justo por el lado en el que debíamos salir. Salir de Shibusen no era la parte difícil; la parte difícil y más entretenida sería el evitar a quienes buscaban al Doors. No podía negar que a parte de poder saldar mi pequeña deuda, la cosa seguramente sería divertida.

Sin embargo, quería agregarle algo de dificultad al asunto, por lo que decidí a hacer algo un poco extraño, pero que conociendo al personal de enfermería, daría resultado. Salí corriendo en dirección a la enfermera, la cual escuchó mis pasos e inmediatamente volteó a verme. Sus ojos se abrieron con sorpresa al verme caer dramáticamente y, como era de esperarse, se lanzó hacia mi con celeridad, soltando su libreta en el proceso. Me levanté y cubrí con mi espalda el escape del muchacho de cabellos azabaches, haciéndole una señal con la mano para que corriera al final del pasillo, mientras distraía a la enfermera haciendo leves movimientos de dolor. -¿¡Estás bien!? Por Shinigami-sama, estás super herido...- me habló ella, con preocupación, mientras sacaba un pequeño pañuelo para limpiar mi rostro. Una vez noté a Izaak cruzar el pasillo, tomé por los hombros a la enfermera, bastante más pequeña que yo. -Gracias por tu preocupación, pero debo seguir.- Dije de manera sobreactuada, mirándola con seriedad. Ella pareció querer decir algo, notándose la confusión y nerviosismo en su rostro, pero inmediatamente al terminar de hablar comencé a correr hacia donde estaba Doors para continuar con el escape, dejándola atrás a ella, y a sus gritos. -¿¡Qu-qué haces!? ¡Espera!- Reí levemente. Creo que me estaba divirtiendo más de la cuenta con esto. Pero era una manera de relajarme luego de tanto lío que había tenido, supongo. De todas formas ¿Que más nos esperaba?
avatar
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Puntos : 110
Localización : Shibusen, Death City~
Ver perfil de usuario

Wasserfall Leiter
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Dom Jul 27, 2014 5:58 pm

Observo a Wasserfall, en definitiva no era la mejor persona del mundo al aceptar y obligar que le ayudara, pero no podía hacer más, de verdad que no quería pasar un momento más en aquellos lugares. Observo las maniobras del otro estaba claro que había que quitarse a la enfermera primero, por unos momentos se pensó en hacer que el otro se quedara ahí, pero su instinto de supervivencia le pudo más y hecho a correr mientras que Wass distraía a la pobre chica, quien puso un rostro lleno de preocupación y algo similar a la molestia al observar a el otro correr en mi dirección. Me detuve y observe el pasillo, por un lado, para mi muy mala suerte estaban los profesores que me estaban buscando. Por aquel que hacia las misiones no había problema, el verdadero dolor de cabeza era su entrenador que no le dejaba descansar ni por un momento, aun cuando cada uno se encontrara en un lado diferente del mundo.

Se giró hacia Wass, nuevamente tendría que abusar de la amabilidad del chico, mientras señalaba a los adultos se llevó el pulgar al cuello como explicando que aquellos dos eran quienes le atraparían, lo único que se le ocurría a Izaak era ir por el otro lado del pasillo, pero no podría hacerlo sin que se percataran de su presencia. – Vale esto te pondrá en serios problemas si te atrapan, pero… Mira –Señalo en dirección a su entrenador, este traía en el cuello un silbato, Izaak no tenía ni idea de para que le usara o porque lo protegía tanta, pero sabía que era valioso para el- Así que, corres hacia ellos, tomas el silbato, huyes y nos encontramos a la vuelta del pasillo, ellos no corren muy rápido, menos porque ambos vienen de zapatos hoy! –No estaba muy seguro de que el plan funcionara, pero era obvio que si lo hacía, podría huir, si no ambos serian atrapados y reprendidos.

Observo de nueva cuenta a Wass, preguntando con la mirada si lo haría, tal vez el tenía un plan mejor donde no tendría que terminar siendo uno de los prófugos así como ya lo era él. Aunque tenía que admitir que aquella situación le estaba divirtiendo más de lo que cualquiera creería. Se recargo en la pared dando alguna que otra mirada a los contrarios, cuando sintió su teléfono vibrar. Ahí en la pantalla reflejaba el contacto del entrenador, sin más ignoro el teléfono hasta que dejo de sonar para después apagarlo, después de esto se llevaría una buena regañiza, pero al menos podría decir que lo había disfrutado, después de todo el chico ejemplar que era se quitaría la máscara por un solo día. - ¿Y bien, que haremos? –Unas últimas palabras a Wass, esperando la respuesta afirmativa de este, o un mejor plan, pues el mismo no estaba convencido de lo que harían a continuación para evitar ser atrapados.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Wasserfall Leiter el Lun Oct 20, 2014 2:22 pm

Al llegar al lado de Izaak, me detuve observar lo mismo que él parecía analizar en el siguiente pasillo. Resulta que allí estaban esos adultos, de los cuales mi compañero ahora estaba escapando. Reí mentalmente ante la mala suerte del muchacho, pero luego recordé mi propia fortuna y todo lo que había acontecido durante el día, y mi pequeña risa mental se mitigó en un amargo suspiro. Escuché la voz de el de cabellos azabaches, y dirigí mi mirada hacia donde me indicaba, en efecto captando con mi vista el pequeño silbato. El resto del plan, sin embargo, me hizo voltear para verle a la vez que levantaba una ceja, bastante poco convencido de que fuera a resultar. -¿En serio?- Noté con mi mirada como el par de adultos se volteaban y comenzaban a caminar hacia nuestra dirección, por lo que rapidamente me resguardé detrás de la pared. No había mucho más tiempo, y no tenía la suficiente energía como para idear un plan nuevo, por lo que me preparé para mi pequeña carrera. Dándole la espalda al muchacho, solté un nuevo suspiro. -Empieza a correr, Doors.- Sin más comencé a hacer lo mismo, avanzando con velocidad por el pasillo, directo al portador del silbato. El par no pareció sospechar de mi hasta que estuve encima de ellos. Con mi cuerpo me llevé por delante al entrenador, a la vez que mi mano izquierda atrapaba el pequeño instrumento y, jalando con la suficiente fuerza, rompía la tira con la que colgaba del cuello de aquel hombre. -¡Mi culpa!- Exclamé con soltura, sin detenerme, solo continuando con mi carrera hasta la siguiente vuelta de pasillo.

-Eso fue fa-...- -Ese mocoso-... ¡Mi silbato!- Mierda. Ignorando el agotamiento de mi cuerpo, aumenté mi velocidad mientras escuchaba los furiosos llamados del entrenador a mis espaldas. Al observar hacia atrás por un breve instante, noté que a pesar de tener zapatos y tal, como había dicho Izaak, el hombre era considerablemente rápido. Volviendo mi mirada hacia el frente, la siguiente vuelta de pasillo me llevaría a donde debía estar Doors, lo cual, ahora que pensaba las cosas con mayor detenimiento, no era tan buena idea. El tipo iba a verlo. Afortunadamente, al girar por el pasillo, el sonido de las campanas, anunciando el fin de una nueva jornada de clases, resonaron por toda la Academia. Inmediatamente, cientos de estudiantes comenzaron a abandonar sus aulas y talleres, como de costumbre con aquella ansiedad y revuelo que solo aparecía en los jóvenes aburridos con las clases. Choqué con algunos estudiantes, pero seguramente el entranador estaría teniendo sus propios problemas con la "marea" de jóvenes ¿No?
Al llegar al punto de encuentro, disminuí mi corrida a un simple caminar rápido, mientras miraba hacia atrás una vez más para ver si el entrenador aún estaba en mi búsqueda. -Bah, claro que no me iba a alcanzar. Soy rápido.- Comenté con arrogancia, mientras devolvía mi mirada al frente para ver si Izaak ya estaba por allí. Entre tanto estudiante, hasta a mi costaba divisar algo concreto.
avatar
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Puntos : 110
Localización : Shibusen, Death City~
Ver perfil de usuario

Wasserfall Leiter
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Dom Ago 02, 2015 1:35 pm

Una vez que Wasserfall hecho a correr, Izaak hizo lo mismo. Se dio vuelta por donde habían llegado, todo lo que tenía que hacer era llegar al otro lado del pasillo tarea poco difícil hasta que se percató de que uno de los encapuchados iba junto con un profesor a un lado haciendo rostro de víctima. Maldición, ese maldito se hizo la víctima. el rostro de Izaak palideció, se puso los visores y la capucha, con surte escaparía de aquellos sin que le notaran en ningún momento. Avanzo a paso un poco más tranquilo y dio una vuelta rápida en el pasillo a donde se tenían que encontrar, claro hasta que escucho. -¡Hey! Tú el de la capucha, detente un momento, necesitamos hablar.

Izaak se detuvo un momento a pensar, ¿Sería mejor dar la vuelta ahora? Pero no estaba en condiciones de hacerlo, Wasserfall ya había echado a andar con el plan que habían hecho. Así que sin pensarlo dos veces comenzó a correr nuevamente, con todo lo que podía corrió entre pasillos para despistar al profesor, lo último que quería era que los encontraran a ambos y los castigaran por la paliza monumental que le habían hecho pasar a los encapuchados. Pero su carrera no duro tanto, pues las campanas del recinto comenzaron a sonar con fuerza finalizando las clases nuevamente y todos los alumnos comenzaron a salir de sus respectivas clases con el apuro normal. Una oleada de personas corrían por todos lados riendo, jugando. Para Izaak ese momento fue perfecto, comenzando a mezclarse entre la gente se sacó los visores y comenzó a correr a donde había quedado con Wass.

Le busco con la vista, pero era demasiado difícil verle entre toda la gente que había en aquel momento, era como si nunca terminaran de pasar las personas. Hasta que al fin lo vio, ahí parado al parecer también lo buscaba, comenzó a caminar a paso rápido, podía escuchar a todos hablando, nadie les prestaba atención así que no serían atrapados tan fácil, cuando estaba por llegar a él pudo observar al entrenador caminando esquivando a algunos chicos, más bien chocando, apresuro aún más el paso hasta llegar a Wass.

-Hey, sabes será mejor si corremos en este momento. Porque alguien está a punto de alcanzarnos.- le comento a Wass para después señalar hacia atrás. Una vez que se hubo cerciorado de que a el mismo no le seguían comenzó a caminar hacia la entrada de la escuela, lo mejor era que se fueran de ahí lo más pronto posible, o serian reprendidos por un montón de personas. Se colocó la capucha de manera discreta y comenzó a caminar junto con los estudiantes que aún quedaban a su alrededor, dentro de menos de dos minutos todos habrían salido de ahí y entonces el escape se les dificultaría a un más. -El último en salir, será atrapado. dijo con suavidad pero en tono de broma y comenzó a hacerse paso entre la marea de gente que se había formado delante.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Wasserfall Leiter el Mar Ago 04, 2015 12:06 pm

Para mi fortuna no tuve que buscar por mucho tiempo entre la enorme cantidad de estudiantes, ya que Izaak me encontró a mi y me dispuse a seguirle con el mismo apuro que él parecía tener. Por lo que me había dicho, ahora no solamente teníamos a esos profesores de antes atrás. Me percaté de que ajustaba su capucha para poder ocultar su rostro. Por mi parte la chaqueta azul y blanca que llevaba puesta no tenía tal lujo, así que lo único que pude hacer fue esconder un poco más mi rostro entre el cuello de mi ropa. Supongo que ahora no solo le buscarían a él, es decir, acababa de robarle a un profesor... Qué día.

Mientras nos mezclábamos con los alumnos que se dirigían a las puertas de entrada del establecimiento, dirigí una disimulada mirada a nuestras espaldas, para ver si alguien estaba en nuestra búsqueda. En efecto, pude encontrarme fácilmente con el entrenador de Doors, debido a su destacable porte físico, quien seguía haciéndose camino entre algunos estudiantes que le estorbaban. También encontré al hombre que acompañaba a dicho entrenador, creo que el encargado de las misiones. Aparte de ellos, no encontré nada más sospechoso, pero estaba seguro de que había más individuos buscando a mi compañero de escape y posiblemente a mi propia persona... así era esto de ir contra la corriente.

Devolví mi mirada hacia el frente y pude ver la enorme puerta abierta de la entrada. Ya nos faltaban unos pocos metros y podríamos salir de allí. Solté un suspiro que no sabía estaba conteniendo, mientras miraba de reojo al Doors -Tal vez ninguno de los dos tenga que ser atrapado.- Exclamé con confianza, en respuesta a lo último que me había dicho. Era verdad, con suerte ninguno tendría que enfrentar represalias o dar explicaciones. Al menos no por ese día. Al siguiente día me encargaría de llevar el dichoso silbato a algún lugar como objetos perdidos o, mejor aún, presentarlo a alguno de los directivos para que lo devolviera. Realmente tal vez lo devolvería personalmente e intentaría explicarme, inventando alguna excusa tal vez. Pero por ahora lo que importaba es que éramos libres. No tenía ganas de lidiar con más problemas ese día. Estaba demasiado hecho mierda como para hacerlo. Sin embargo, tenía que aceptar que había sido sumamente divertido el estar escapando y actuando como unos reclusos en fuga. Era algo qu-... -¡Wasserfall Leiter! ¡Por fin te encuentro!- Mis ojos se abrieron como platos y por un momento me paralicé. Esa voz... -¡No vas a escapar de mi, chico tatuado, tendrás que venir conmigo a la enfermería!- Miré hacia atrás, de donde provenían los gritos que habían llamado la atención de la mayoría de los que transitaban el pasillo, y mis ojos se encontraron con los de una pequeña y malhumorada enfermera, que llevaba en sus manos un botiquín de primeros auxilios y que caminaba con gran prisa directo hacia nosotros. ¡Mierda! ¿Acaso nos había estado siguiendo desde que la dejamos atrás en el pasillo de la enfermería? No podías subestimar la atenta mirada de una enfermera. -Izaak, ahora sí debemos correr.- Mencioné con tranquilidad, aunque todavía impresionado por la insistencia del cuerpo médico de Shibusen, e inmediatamente comencé a correr hacia la salida, huyendo como un maldito cobarde. Con sus gritos seguramente habría llamado la atención de quienes nos buscaban, y ellos posiblemente nos habrían reconocido, así que ahora habría que jugársela.
avatar
Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 07/10/2013
Puntos : 110
Localización : Shibusen, Death City~
Ver perfil de usuario

Wasserfall Leiter
Dos Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Izaak Doors el Miér Ago 05, 2015 4:04 pm

Continuo su camino al lado de Wasserfall, de a momentos levantaba su teléfono un poco solo para mirar detrás suyo si es que aquellos aun le seguían. Al parecer como el había dicho ninguno de los dos tendría que ser detenido, aunque al siguiente día tendría un montón de problemas que arreglar, como el hecho de haber escapado de su entrenador y el sujeto que brindaba más misiones, pero la verdad es que él no estaba de ánimos para hacer nada aquel día. Primero había perdido su teléfono no lo cual lo mantuvo enojado por un buen rato, aunque después todo se volvió más divertido cuando comenzaron a huir, definitivamente este sujeto le agradaba, aunque seguramente lo metió en muchos problemas por ayudarle a escapar. Tal vez lo mejor sería invitarle a comer o algo.

Estaba por ofrecerle ir por algún alimento cuando escucho la voz chillona que recordaba perfectamente. ¿Cómo es que les había seguido el paso por tanto tiempo? Después de todos ambos chicos habían corrido como si sus vidas dependieran de ello, entonces ¿Por qué? Aquella mujer definitivamente se llevaría por completo su respeto, después de todo les había dado alcance cuando los demás maestros no lo lograron. Y escuchado las palabras de Wasserfall lo imito echando a correr con todo lo que tenía, pues no solo la enfermera los había descubierto si no también los demás, como si nada les pudiera detener todos les señalaron al mismo tiempo gritando un unánime “Ahí están” pero claro que Izaak no se detuvo a comprobar quienes eran los que lo habían gritado solo siguió corriendo como si su vida dependiera de ello.

Ahora tenían a la enfermera, el entrenador, el profesor de misiones, y finalmente el profesor presidente del comité disciplinario de la escuela. Aunque Izaak ya no era más un estudiante de la escuela sabía que seguía pidiendo meterse en problemas en la misma, peor aún seria cuando el shinigami se enterara de que había ido por ahí causando uno y otra desastre a su paso, ahora sí que estaría en verdaderos problemas, pero ya podría arreglarlo por el día de mañana por ahora solo tenía que seguir divirtiéndose mientras huía de todos aquellos que le seguían, cada uno con un motivo diferente. Con que alguno de ellos los atrapara entonces correrían la misma suerte.

-Hey ¿qué me dices de escapar de manera un poco menos obvia? O más bien muy obvia –Tal vez era el hecho de que se estaba divirtiendo o bien el hecho de que de verdad no quería tener que lidiar con aquellos el día de hoy, además se había estado sintiendo como si escapara de algún tipo de cárcel, lo cual era una metáfora casi perfecta para aquella situación. -¿Crees que nos sigan hasta las afueras de la escuela? –Estaban por llegar a la entrada principal, cuando unos técnicos que hacían su ronda notaron que estos eran perseguidos por lo cual comenzaron a cerrar la entrada.  

Demonios, ellos no se rinden –se bufo y señalo los muros de la escuela – ¿Crees poder saltar este muro sin dificultad? –pregunto mirando al otro lleno de confianza de el mismo poder hacerlo aunque en realidad no estaba del todo seguro, eran al menos dos o tres metros de alto. Pero era eso o simplemente rendirse en ese momento y dejarse capturar. Todos les veían a ellos correr, algunos les dejaban el paso libre mientras que otros estudiantes se detenían para también tratar de detenerles. Vaya caos se estaba formando, lo cual solo hizo que Izaak se sintiera más emocionado y lleno de energía. – ¿Qué dices vamos por todo? –Pregunto una última vez sonriendo y lleno de emoción.
avatar
Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/04/2014
Puntos : 120
Localización : paperplanes
Ver perfil de usuario

Izaak Doors
Cinco Estrellas

Volver arriba Ir abajo

Re: Tiempo sufficiente [Priv. Wasserfall Leiter]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.